Le niegan el agua

aniegan

Autoridades instalan un hidrante frente a su casa, pero a él le quitan derecho de contar con el vital líquido; acusan a inspector de favoritismo

aniegan

Por: FRANCISCO DÍAZ

Cada tercer día Juan Arnulfo recorre 8 millas de distancia para acarrear agua en este contenedor que montó en su camioneta. FOTOS: FRANCISCO DÍAZ / EL MAÑANA

14/09/2014

LAREDO, TX.- Tan cerca y tan lejos…esta frase se puede aplicar a la perfección para Juan Arnulfo González y su familia quienes tienen una toma de agua y hasta un hidrante afuera de su casa, pero no cuentan con el servicio y tienen que viajar 8 millas cada tercer día para acarrearla.

González vive en la subdivisión Pueblo Nuevo, unas 10 millas al este de Laredo por la carretera 359 y mientras su familia tiene que racionar el agua para bañarse en condiciones del tercer mundo, a menos de 15 minutos de distancia los residentes de Lakeside tienen albercas, jacuzzis y hasta sistemas de riego automático para sus jardines.

“Estamos muy desesperados porque no nos permiten conectarnos al agua porque no cumplimos con requisitos que exige el estado, sin embargo veo que esta ley no se aplica igual para otras personas”, dijo el molesto colono.

Su casa, ubicada en 126 Alvarado, es el hogar de González, de su esposa, de su hija, su yerno y una nieta desde hace 10 años, tiempo que jamás han podido disfrutar de agua a sus anchas, que salga de las llaves en el baño o en el fregadero de las vasijas.

“Es muy triste ver cómo otros vecinos ya tienen el servicio y disfrutan el agua en sus hogares mientras yo tengo que acudir cada tercer día a llenar un tanque de 500 galones a ocho millas de distancia de mi casa sólo para las necesidades más elementales, jamás podemos disfrutarla sin pensar que se acabará”, indicó.

González tiene una camioneta equipada con un contenedor donde pone el agua de una toma que instaló el gobierno del condado en el centro comunitario Larga Vista.

“El costo es barato porque apenas pagamos 2.50 dólares por los 500 galones pero lo que si cuesta es la gasolina para viajar cada tercer día además de las molestias de hacer fila y acarrearla”, mencionó.

TRABAS LEGALES

González señaló que cuando llegaron las tuberías de agua y drenaje a Pueblo Nuevo hace aproximadamente tres años, todos los colonos se llenaron de alegría y de optimismo porque el ansiado sueño de tener agua ya se iba a cumplir.

Las autoridades del condado, a través del Departamento de Planificación, comenzaron a revisar las propiedades para verificar que se cumplieran las leyes del estado de Texas, en especial que los lotes estén a nombre de quienes hicieran los contratos y que no hubieran más de dos viviendas en un terreno.

“La primera traba que tuvimos fue que la propiedad no estaba a nombre de nosotros pero eso se arregló y pensábamos que podíamos hacer un contrato”, dijo.

Sin embargo, el optimismo se convirtió en amargura cuando un inspector, identificado como Rafael Vidaurri, quien labora para el Departamento de Planificación de Webb, le indicó que no cumplía con la ley.

“Me hizo tumbar y desarmar una pequeña trailita que tenía, sólo dejé una bodega para poner cosas y una sombra pero ni así hemos podido aprobar la inspección de este señor, yo no quiero el agua gratis, quiero pagar para tenerla pero no me dejan”, refirió.

Mencionó que en la misma subdivisión de Pueblo Nuevo hay vecinos que tienen de dos a tres casas en un mismo predio y a ellos sí se les permitió instalar el servicio de agua.

“Creo que no están midiendo a todos con la misma vara y esto es injusto, mientras mi familia no puede tener agua porque me aplican una ley muy estricta, otros sí gozan del servicio violando la misma ley”, afirmó.

González exigió a las autoridades del condado que le respeten su derecho a tener agua como la tienen otros vecinos.

“Lo único que pido es una oportunidad para poder cumplir pero de una manera justa y equitativa, sin favoritismos, quiero que en las llaves de mi casa salga agua y mi familia la pueda disfrutar”, dijo.

CASO PARECIDO

Jaime Cantú también vive en Pueblo Nuevo y la situación de él es parecida a la de González pero las trabas que tiene son para recibir el servicio de luz.

“El señor Vidaurri no da el permiso para poner la luz porque dice que yo tengo dos terrenos y en los dos debo poner el agua y el drenaje, sin embargo hay otros vecinos que están en la misma situación y a ellos no se les exigió lo mismo”, lamentó.

Cantú, quien en Gomez 139, dijo que pagó mil 158 dólares para tener agua en su casa y para tener luz debe pagar mil 341 más.

“Ahora lo importante no es el pago sino tener el servicio porque es muy duro soportar el calor sin un aire y luego viene el invierno, sólo pido que me permitan el mismo beneficio que se les dio a otros y que el trato sea parejo”, aseguró.

Tanto para el caso de González como para el de Cantú se buscó a Rafael Vidaurri en la oficina de Planificación del condado de Webb y esta persona dijo que él no estaba autorizado para dar información y que esto sólo la directora Rhonda Tiffin podía hacerlo, pero estaba fuera de la ciudad.

El señor Vidaurri no da el permiso para poner la luz porque dice que yo tengo dos terrenos y en los dos debo poner el agua y el drenaje”.

Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

http://elmanana.com.mx/noticia/44271/Le-niegan-el-agua.html

Leave a reply

Softplug.net