Legisladores y campesinos se unen para evitar la privatización del agua

 

Quien intente convertirla en mercancía enfrentará una lucha social y legal: Cocyp

Legisladores y campesinos se unen para evitar la privatización del agua

Ceder el manejo del líquido demuestra la incapacidad del gobierno, asegura José Jacobo Femat

Matilde Pérez U.

 

Periódico La Jornada
Miércoles 3 de julio de 2013, p. 16

Impediremos la privatización del agua; es un recurso natural, no una mercancía, sostuvieron Valentín González Bautista, integrante de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados, y José Jacobo Femat, presidente de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp).

González Bautista comentó que la postura del gobierno de privatizar el agua demuestra la incapacidad de la autoridad para enfrentar el grave problema del líquido, su saneamiento y equitativa distribución para garantizar que los mexicanos tengan acceso al recurso, en pureza y en cantidad, que le garantice el derecho establecido en el artículo 4 de la Constitución.

El también dirigente de la Unión General de Organizaciones Campesinas de México insistió en que la concesión o intervención en el manejo del agua por la iniciativa privada no resuelve el problema de escasez, potabilización, desperdicio, pérdida en las redes, ni garantiza renovación de plantas y actualización tecnológica. Quien tenga en mente privatizar el agua se va a enfrentar a un reclamo social y a una lucha legal, subrayó.

José Jacobo Femat, presidente de la Cocyp, también rechazó la postura del gobierno de transformar los organismos operadores en una figura empresarial administrada por prácticas corporativas (La Jornada, 28 de junio). Destacó que otorgar concesiones hasta por 30 años a empresas privadas atenta contra el futuro de la vida humana y pone en riesgo la producción de alimentos.

Advirtió que también llevará a la quiebra a millones de pequeños y medianos agricultores, afectaría la producción de alimentos y provocará graves problemas de confrontación social. Las actividades productivas agrícolas, pecuarias y acuícolas demandan grandes volúmenes de agua; lo que se requiere es mejorar, modernizar y ampliar de inmediato la infraestructura de riego, optimizar el uso del agua e inversiones en tecnología para elevar los rendimientos por hectárea.

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) asentó que el reto de México y los países centroamericanos es abastecer de agua potable a sus respectivas poblaciones. En México, 15 millones de personas, la mayoría habitantes de zonas rurales, no tienen agua potable en sus domicilios.

  • PENAS NIETO, GOBIERNO ENTREGUISTA..

http://www.jornada.unam.mx/2013/07/03/politica/016n1pol

Leave a reply