León “no se viene a robar” agua de Jalisco

El proyecto de la presa El Zapotillo, fundamental para surtir a la ciudad de El Bajío

León “no se viene a robar” agua de Jalisco

Director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León apoya inundar Temaca.

·         2011-10-30•Ciudad y Región

Con la construcción de la presa El Zapotillo se inundarían los tres poblados jaliscienses Temacapulín, Acasico y Palmarejo. Foto: Cortesía

Emiliano Rodríguez Briceño, director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León, niega que la ciudad de El Bajío se pretenda robar el agua de Los Altos de Jalisco, señala que el agua del río Verde es vital para esa urbe y que los derechos minoritarios no pueden estar por encima de los de cientos de miles de leoneses.

El funcionario, que fue consultor para la Comisión Estatal de Agua de Jalisco, del Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud participó en la convención anual de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento, para hablar sobre la visión que se tiene en León respecto al embalse que inundará las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo.

Su premisa: es más fácil mover a mil afectados que a un millón y medio de personas hacia donde hay agua.

“Mi punto de vista tiene dos vertientes, uno es el de ser humano: yo creo que necesitamos enfocar el bienestar de la mayoría, no el de las minorías porque León está ubicado en un valle que no tiene posibilidades de extraer agua, está extrayendo agua de otros municipios, la única agua que otros municipios tienen […] ya ha habido conflictos, pero lo peor no es eso, lo peor es que el agua del subsuelo se está agotando y los mantos se están contaminando, o sea, en Purísima del Rincón ya existen pozos con arsénico…”.

En segundo lugar, agrega, “el agua del río Verde nadie la está utilizando, nadie, es un agua que está allá. Si León tuviera donde poner el agua, una barranca donde ponerla, pues la pondría, pero no lo tiene, no hay otro modo, las presas no se construyen al capricho para frenar o molestar a alguien, sino se construyen donde la naturaleza lo permite”.

Como ingeniero, “yo te diría, ‘espérate, tienes que irte por la parte económica y la parte de menor daño’. O sea yo le hago menos daño si muevo a 500 personas que si muevo a millón y medio. Económicamente les puedo dar mejores condiciones a 500 o 600 personas con nuevas casas, con una nueva ubicación, con mejores carreteras, con mejores condiciones, y puedo aprovechar el agua para León”.

Así, añade, “honestamente, no encuentro, fuera de las tradiciones y los muertos, el cementerio, cuál es el conflicto […] no entiendo que un grupo de 500 personas no quieran vivir mejor en otro lugar con mejores prestaciones, con mayores beneficios que en el lugar donde viven simplemente por sus tradiciones, que son muy respetables pero dices ‘oye espérate’, eso también tiene un problema porque todo el tiempo estamos formando tradiciones. No logro entender poner en conflicto a dos estados, a dos millones de habitantes contra la incomodidad entre comillas que puede representar para menos de mil personas un proceso de reubicación en el cual están ganando, no lo logro entender […] a lo mejor yo no soy muy religioso y ellos son muy religiosos pero el carácter humano tiene mucho más que esas cosas”.

—Pero las grandes ciudades no tienen saciedad. Ayer fue Romita, hoy es Temacapulín, mañana se le seguirá acabando el agua a León o a Guadalajara u otra gran ciudad, y va a ser otro pueblo inundado…

—A ver, ¿por qué se ha dado el proceso de urbanización?, eso no lo inventaste tú ni León ni lo inventó Temacapulín, lo que es cierto es que las grandes ciudades siguen creciendo. Yo te diría, yo Emiliano Rodríguez, yo no dejaría que siguieran creciendo. Yo vivo en Querétaro, a mi me gustaría que mi pueblo no siga creciendo, está rebonito como está, no quiero que venga nadie más, pero es lógico. ¿Existen medios en México para evitar que las grandes ciudades crezcan?. ¿Por qué la gente se va a las ciudades? Porque encuentra satisfactores, oportunidades, trabajo, eso es lo que determina el crecimiento de las ciudades […] 90 por ciento de la gente de León no sabe qué es Temacapulín. Saben que las autoridades le tienen que dar agua, y es la exigencia, no es una conciencia de vamos a ver a quien le robamos o vamos a ver a quien le quitamos. Yo estoy de acuerdo que la gente de Temacapulín exijan que le paguen, exijan que le den una nueva población, exija que muevan su cementerio y que lo lleven a donde debe de estar, estoy de acuerdo con eso, con lo que no estoy de acuerdo es con la cerrazón, porque si me dijeras, si la presa se pudiera hacer en otro lugar, ¿crees que nos estuviéramos peleando con Temacapulín?.

A viva voz
No es robo…

•Emiliano Rodríguez Briceño, Director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León: “El proyecto tiene un componente de un 15 o un 20 por ciento de costo adicional para León porque muchas cosas se van a hacer para Jalisco sin que a Jalisco le cuesten, por ejemplo la preparación del tubo para Los Altos de Jalisco lo va a pagar León, entonces no se trata de que le hayan dejado el paquete, sino se dividieron los paquetes y entonces León tiene que pagar un paquete pero pues el estado de Jalisco tiene que encargarse de otro paquete”

“Yo no creo que el estado de Jalisco se haya dejado que lo lleven al baile sin meter las manos, y León tampoco, creo que los dos han defendido sus puntos de vista honestamente y le toca a cada quien, lo que pasa es que cuando ya le tocó a cada quien dices ‘chin, nada mas que mis canicas son muy poquitas’ y cada quien quiere más canicas…”.

San Luis Potosí • Sergio Hernández Márquez

http://impreso.milenio.com/node/9053208

Leave a reply