Les llega el recibo…pero no el agua

Les llega el recibo…pero no el agua

Cecilia Barrón / Netzahualcoyotl Ceballos

28-04-2011

 

MAZATLÁN.- La falta de agua potable en colonias del norte de la ciudad ha obligado a tomar ciertas medidas emergentes…
Algunos vecinos aseguraron tener que "escapar" a otros asentamientos, con familiares o amigos, para poder asearse, usar el excusado y enjuagar la ropa.
La mayoría coincidió de que el recibo de la Jumapam llega puntual y cargado, pero el agua potable ni sus luces.
El desabasto de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán obedece a fallas en el sistema de tuberías; la última fuga se reportó la tarde noche del martes, a las puertas de la Colonia Mazatlán 2, pero perjudicando a toda la zona norte del puerto.
"Tenemos 15 días sin agua, me levanto a las seis de la mañana para juntar lo poco que cae, pero tengo que irme a lavar ropa con mi mamá", dijo una vecina del Fraccionamiento Terranova.
La familia Gallegos Sandoval debe interrumpir su sueño y levantarse a las 4:00 horas para llenar cubetas con agua, pues sólo a esa hora hay servicio de agua potable en Terranova.
Desde hace un año, esta familia ha estado con este problema. Dicen que se cooperan los vecinos para comprar una pipa de este líquido vital, misma que les dura apenas cuatro días y sólo para actividades indispensables en el hogar.
Los Gallegos Sandoval adquieren de cuatro a cinco garrafones diarios a 10 pesos cada uno.
"Hace una semana, no teníamos absolutamente nada de agua, ni siquiera en la madrugada llegaba, estos días hemos tenido que robarle cubetas con agua al vecino para que alcance" confesó uno de los cinco miembros de ese domicilio.
En el Fraccionamiento Real Pacífico igualmente hubo quienes se quejaron de la falta de agua potable, sobretodo aquellos que no cuentan con aljibe o cisterna en sus domicilios.
Un señor puso el ejemplo: abrió la llave de agua de su casa, que no escupió una sola gota.
La familia Murillo Palomares, vecina de ese fraccionamiento, expresó su malestar.
"Tuvimos visitas estos días, y con la pena de tener que estar cuidando al extremo el agua y levantándonos de tres a siete de la mañana para poder llenar cubetas".
La señora Murillo confesó que desde que adquirió la casa en la que vive ha tenido escasez de agua, dijo que ni con los tinacos es suficiente.
Lo mismo ocurre en los fraccionamientos Puesto del Sol y Prados del Sol, Valles del Ejido, Alarcón, Arboledas, aquellos asentamientos plantados más allá del Libramiento Luis Donaldo Colosio.
"No hay agua, no tenemos nada… pero eso sí, el recibo nos sigue llegando igual, pagamos 190 pesos. A todo el mundo le llega lo mismo de siempre", expresó una vecina de la Colonia López Mateos, donde también escasea el servicio.
Otra familia de la López Mateos, los Olmedo, se despiertan a la media noche para conseguir llenar algunos recipientes y poder utilizarlos para lo más necesario durante el día, cuidan al máximo el agua que obtienen e incluso la reciclan.
En su desesperación por abastecerse de este líquido, se compran pipas entre los colonos, donde cada uno aporta hasta 500 pesos.

http://www.noroeste.com.mx/publicaciones.php?id=682443

Leave a reply