Levantan restricción para acceder a pozos de agua en Río Sonora

 

La Redacción
16 de octubre de 2014
Estados

MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Especial para atender las consecuencias del derrame de tóxicos de la minera del Grupo México en los ríos Sonora y Bacanuchi levantó la restricción para acceder a los 30 pozos de agua de consumo humano y producción ganadera y agrícola.

En conferencia, representantes de las dependencias federales que integran la Comisión creada por orden presidencial, luego del derrame ocasionado el pasado 6 de agosto por la minera Buenavista del Cobre, subsidiaria de Grupo México, detallaron que el contenido de tóxicos en el cause ya regresó a los límites establecidos en la NOM-127-SSA1-1994, por lo que es apta para el uso y consumo humano.

Así lo anunciaron en un comunicado, pese a los diez casos de dermatitis registrados durante la última semana en la zona del Río Sonora, según el dictamen de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

De acuerdo con la dependencia, se han detectado 36 personas afectadas en su salud, cuatro de ellas con enfermedades gastrointestinales; una requirió de hospitalización. Del total, 20 han recibido indemnización económica.

Los funcionarios agregaron que con el levantamiento a la restricción de los 30 pozos para abastecer agua potable a la población afectada se garantiza 100% el suministro a los habitantes de la cuenca.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que incrementará el número de pipas durante la siguiente semana de 62 a 100 unidades.

Según la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Grupo México informó que ya retiró 100% de los tres mil 186 metros cúbicos de mancha contaminante. No obstante, los pobladores han denunciado que las brigadas de limpieza de la minera sólo llegaron al municipio de Banámichi, a 150 kilómetros del derrame.

A más tardar el próximo lunes 27, la minera deberá entregar un estudio de caracterización del sitio para luego elaborar el programa de remediación.

Según la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), los dictámenes relacionados con el derrame que soportan el daño ambiental inicial en mil 870 millones de pesos.

La suspensión de las zonas de la mina en las que se originaron los derrames continúa sin riesgo de nuevos derrames, aseguró la dependencia.

Cheques de 15 mil pesos

Según los integrantes de la Comisión, hasta este jueves se ha dispuesto de 328 millones de pesos del Fideicomiso Río Sonora, de los cuales 72 millones se han invertido en la reactivación de los comercios y pequeños productores de los siete municipios afectados.

Informaron que “en atención a las demandas de la población”, mañana comenzará la distribución de cheques por 15 mil 350 pesos a 7 mil 800 familias afectadas –cantidad basada en el número de tomas de agua domiciliarias por municipio–como reparación del daño por la falta de agua potable y la afectación a sus actividades comerciales.

Sin embargo, tendrán que registrarse en el organismo operador de agua de su municipio. Cabe recordar que los pobladores exigen el pago de un millón de pesos por habitante y seguro de vida.

La Comisión destacó la creación de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental, que dará atención durante los próximos 15 años a las personas que resulten afectadas.

Agregó que están en proceso de instalación 7 mil 880 tinacos de mil 100 litros cada uno, para almacenamiento de agua potable en cada vivienda afectada. También se realizan trabajos de perforación de 11 nuevos pozos y serán instaladas plantas potabilizadoras de agua especializadas.

En la conferencia participaron delegados federales de las secretarías de Gobernación y Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como de la Profepa, Conagua y Cofepris.

El pasado 6 de agosto, la minera Buenavista del Cobre provocó el derrame de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre acidulado a los Ríos Bacanuchi y Sonora.

Las aguas contaminadas se refugiaron en la presa El Molinito, de donde se benefician unos 25 mil habitantes de siete municipios: Arizpe, Banámichi, Huépac, San Felipe de Jesús, Baviácora, Aconchi y Ures.

El derrame de Grupo México es considerado como el mayor desastre ecológico en la historia de la minería nacional.

http://www.proceso.com.mx/?p=385014

Leave a reply