Llueve, pero no hay agua

Ciudad Sahagún

Itzamal Gabriela Alpízar, titular del Sistema de Agua Potable de Tlanalapa, refirió que se encuentran en una controversia con la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Foto. El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
17 de julio de 2014

 

Por Gustavo Vargas

Tlanalapa, Hidalgo.- Paró la contingencia. Analizaron el agua en Chiconcuac y es apta para el consumo humano; sin embargo, hay desabasto ya que aún no se repara el pozo afectado por caerle un rayo hace dos semanas y solo proveen el vital líquido donde las pipas pueden acceder.

Itzamal Gabriela Alpízar, titular del Sistema de Agua Potable del municipio, refirió que el aumento de los escurrimientos pluviales registrados durantes las últimas semanas de junio de este año mermó la calidad del agua en el pozo que suministra a dicha localidad.

Al respecto, señaló que se llevaron a cabo los análisis bacteriológicos correspondientes y se determinó a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Hidalgo (COPRISEH) que el líquido cumple con las normas de higiene necesarias.

“Claro, como en todas partes solo mueren el 99.9 por ciento de los parásitos, el resto es eliminado al hervir el agua en casa o al lavar y desinfectar tinacos y seguir las recomendaciones del Sector Salud, referentes al cuidado en la limpieza de frutas y verduras”.

Por lo que refiere al sistema eléctrico, señaló que se encuentran en una controversia con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aunque no especificó cuál.

“Debido a que nos encontramos en diálogos con CFE aún no puedo ofrecer mayor información respecto a lo que estamos acordando; la idea es que la ciudadanía no resulte afectada por más tiempo y que se regularice el abasto de ser posible esta misma semana”.

Señaló que de acuerdo con la evaluación de daños causados por el rayo que cayó en el Pozo número Dos, se determinó que lo único que resultó afectado fue la instalación hecha por la CFE, misma que recorre desde el abastecedor de energía hasta los cables del medidor.

En este sentido, explicó que la reparación podría tener un costo de aproximadamente cincuenta mil pesos que podrían ser pagados en un porcentaje por la recaudación del organismo y otra del presupuesto del Ayuntamiento.

Detalló que la población está siendo abastecida de manera irregular con el Pozo número Tres, aunque reconoció es insuficiente.

“Sí hay desabasto, pero estamos haciendo todo lo posible por solucionar el problema lo antes posible”.

Añadió que hay localidades donde el agua no llega incluso con pipas, ya que los caminos no permiten el acceso de estas unidades, por lo que finalmente pidió la comprensión de la ciudadanía.

http://www.oem.com.mx/elsoldehidalgo/notas/n3468883.htm

Leave a reply