Los organismos promotores de la calidad del agua, presentaron un plan de acciones emergentes en pro de que los laguneros beban agua de calidad.

Contra el metaloide

Cámaras y grupos presentan proyecto

Los organismos promotores de la calidad del agua, presentaron un plan de acciones emergentes en pro de que los laguneros beban agua de calidad.

  • 2011-07-17•Comarca y Estados

Gómez Palacio .- Un grupo de organismos empresariales y asociaciones involucrados con el medio ambiente, la naturaleza y el cuidado de la poca agua potable que queda en la Comarca Lagunera, presentarán a las autoridades estatales de Coahuila y Durango, así como de la zona conurbada, su propuesta para evitar que la población beba agua envenenada por altas concentraciones de arsénico, metaloide que afecta severamente la salud ante el consumo continúo.

La reunión entre empresarios y representantes de los organismos ambientalistas, tuvo un reclamo fuerte para exigir la instalación inmediata de los filtros para la remoción de arsénico, seleccionando aquellos pozos con mayor concentración del metaloide y por supuesto que cuenten con el suficiente flujo de líquido para que no se tengan que reemplazar en pocos meses, pero sobretodo, vigilar que el agua libre de este metal, llegue a todos los hogares laguneros.

El área de toxicología de la Universidad Juárez del Estado de Durango, refiere que uno de los graves problemas que se enfrenta es la nula disposición de agua potable en las viviendas, pues el líquido que se distribuye a través de la red general en la mayoría de los casos cuenta con concentraciones del metaloide que dañan la salud por encima de los 0.025 microgramos por litro que establece la norma sanitaria.

“Todos recibimos agua con concentraciones de arsénico superiores a los parámetros que recomienda la Organización Mundial de la Salud, es decir, de 0.010 microgramos por litro”, apuntó el doctor Miguel Valdez.

Los organismos promotores de la calidad del agua, presentaron un plan de acciones emergentes en pro de que los laguneros beban agua de calidad.

Lucero Sánchez

http://impreso.milenio.com/node/8993404

 

Leave a reply