Mayor parte del agua tratada irá al desagüe

Mayor parte del agua tratada irá al desagüe

Los artefactos para purificar el agua, sólo abarcarán a la población de la zona urbana. El único volumen de agua sin arsénico que se necesita es la que se usa para beber y cocinar.

 

El agua purificada terminará en autolavados o en áreas verdes. Foto : Archivo

Torreón.- En el marco del Día Mundial del Agua, el grupo Encuentro Ciudadano Lagunero, habla sobre las tres principales tareas que tienen para el aprovechamiento del agua, en donde la primera asignación es el modelo de desarrollo de La Laguna, después el cuidado de La Cuenca y para finalizar, la participación ciudadana.

Ambientalistas como Francisco Valdés Perezgasga, forman parte de esta asociación, quien aseguró que las deficiencias humanas que contribuyen a la contaminación y la escasez del agua son producto del modelo de desarrollo agroindustrial implementado en la región Lagunera que obedece a patrones basados en la maximización de la ganancia sin importar los costos ecológicos o sociales para lograrlo.

Ante esta situación, el problema del arsénico no pudo quedarse atrás, sobre todo en una fecha tan importante como la que está por llevarse a cabo este martes, en donde en todo el mundo, se hablará sobre este recurso natural que poco a poco se ha ido desgastando hasta llegar a la realidad en la que se encuentra en esta región.

Entre las actividades que han desarrollado como agrupación, han hecho la reflexión sobre la purificación del agua para uso urbano en la ciudad, en donde consideran que los filtros y el subsidio que se ha otorgado para tratar de solucionar este problema, no es conveniente para todos, ya que los artefactos que servirán para purificar este líquido, sólo abarcará a la urbe, dejando a un lado a aquellas comunidades rurales.

Gonzalo García Vargas, integrante de este movimiento, señaló que ante este problema, la sociedad lagunera ha demandado una atención más puntual de las autoridades sanitarias y las administradoras del agua para evitar la extracción desequilibrada de los acuíferos.

Ante estas solicitudes, explicó, ya se han tomado algunas medidas a corto plazo, en donde la Conagua y otras autoridades, han propuesto instalar filtros contiguos a los pozos profundos para eliminar el arsénico, la cual bombean del sistema de distribución domiciliario.

“La principal desventaja, es su costo de operación. Además de la instalación de bombas, tanques y válvulas, el costo de cambiar el material filtrante, es el más costoso”.

Señaló que si aún es tardado la entrega de estos siete filtros, se puede esperar lo mismo para los restantes.

“Cada vez se determina que más pozos están contaminados por arriba de la norma, además que prácticamente toda el agua de consumo humano de las redes rurales están por encima de la norma”.

Desde hace años, afirmó García Vargas, los miembros del Encuentro Ciudadano Lagunero han propuesto que esta medida es un gasto sin sentido, ya que no es lógico purificar el agua que se destinará al lavado de automóviles, para desagüe de los sanitarios, lavar la ropa.

El único volumen de agua sin arsénico que se necesita, dijo, es la que se utiliza para beber y cocinar alimentos, que es un promedio de cinco litros por persona.

“La idea es que se instalen los sistema de purificación de agua adecuados, pero que ésta no se distribuya en la red general de agua potable”.

Karla Lobato Huerta

http://www.milenio.com/node/673884

 

 

 

 

 

Leave a reply