Ningún riesgo de desabasto de agua para la ciudad: SIAPA

Ningún riesgo de desabasto de agua para la ciudad: SIAPA

  • El presidente de Consejo de Administración defiene las alternativas venideras

El próximo Gobierno del Estado priorizará las demandas de sus habitantes, sobre la infraestructura que afecte su modo de vida

GUADALAJARA, JALISCO (31/ENE/2013) .- La marcha atrás a los dos proyectos hídricos que se venían cocinando para abastecer de agua a la ciudad de Guadalajara (la cortina alta de la Presa El Zapotillo y el segundo Acueducto Chapala-Guadalajara) en poco afectará a la metrópoli. El Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), en voz de su presidente de Consejo de Administración, Francisco Ayón López, defiende que las alternativas para irrigación del líquido vendrán “pronto”.

El discurso se mantiene sin cambios: el próximo Gobierno del Estado priorizará las demandas de sus habitantes, sobre la infraestructura que afecte su modo de vida. Y dado que el contar con agua potable es una necesidad universal, las autoridades que entrarán en funciones el próximo 1 de marzo abordarán esta tarea con una arista prioritaria que, a decir de Ayón López, se cristalizará en el corto y mediano plazo.

Asegura, sin duda alguna, que el retroceso en la apuesta a esas dos macro proyectos “de ninguna manera pondrá en riesgo” el abasto para la ciudad. De hecho, declara a este medio que al final de la administración de Aristóteles Sandoval, la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) tendrá garantía y opciones de abasto.

“Estoy cierto de que el gobernador electo de Jalisco tiene conocimiento de la situación a que se enfrenta y la que tenemos al futuro. También estoy cierto del compromiso del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de ayudarnos con la situación de la infraestructura hidráulica de la ciudad”.

En torno al lapso de vida útil y eficiente del primer Acueducto Chapala-Guadalajara, la autoridad máxima de la paramunicipal defiende que éste aún no termina. Sobre todo porque el organismo metropolitano ha adquirido equipo de soporte (anillos y cápsulas) que servirían para atender cualquier fisura que se presente en la infraestructura, agilizando los tiempos de reparación a cinco días, cuando previo a la compra del equipo (con un gasto exacto de dos millones 111 mil pesos) la demora llevaría “hasta cuatro meses”.

Pero los planes de rehabilitación al primer ducto de traslado no paran ahí. Francisco Ayón López destaca la eventual adquisición de forros de relleno, lo que permitiría atender afectaciones al ducto desde su interior (impulsadas con aire a presión); es decir, sin necesidad de escarbar hasta llegar a la infraestructura. Una tecnología que aplica en varias latitudes.

El proceso, explica, iría así: primero se envía un “robot”, que en realidad es una cámara pequeña, para verificar las condiciones del acueducto desde su interior, y al constatar las zonas afectadas (sea por incrustaciones, fisuras, hongos o vegetación creciente) se “limpian” también por dentro. Acto seguido se coloca el forro que se impulsará con presión de aire, y éste lo “resanará” por dentro, dejando una capa “impermeabilizante”.

Ello incrementará su vida útil por varios años, pero aclara que será un proceso que se realice en un futuro próximo.

EL INFORMADOR / ISAACK DE LOZA

Compartir:

 

CRÉDITOS:

Informador Redacción / EFMO Hoy 14:00 hrs

http://www.informador.com.mx/jalisco/2013/434022/6/ningun-riesgo-de-desabasto-de-agua-para-la-ciudad-siapa.htm

 

Leave a reply