No basta con dedicarle un día al agua

No basta con dedicarle un día al agua
5 de octubre de 2011, 8:45 am

Darletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Parece una ironía de la vida que el hombre dedique días del calendario para celebrar fechas, sin embargo, en sus expresiones cotidianas no hace la verdadera reverencia a ellas; por ejemplo, este primer sábado de octubre fue el Día Interamericano del Agua y pasó como una jornada frívola en la que la mayoría estuvo ajena al acontecimiento.

La iniciativa de dedicar un Día Interamericano al agua surgió en el XXIII Congreso Interamericano de la Asociación de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, realizado en La Habana, en 1992.

Desde 1993, anualmente, se concibe el día para sensibilizar a los habitantes del continente americano sobre la importancia de conservar el recurso agua, pero en la práctica pasa como un día común, porque no se hace nada para resolver la carencia de agua en algunos sitios, el despilfarro continúa en las calles y también los temores por la contaminación de las fuentes.

Las premisas que sustentan el Día Interamericano del Agua son interesantes, pero se vuelven encartonadas y vacías porque en la concreta ¿qué se hace para resolver los problemas?. Miles de litros de agua se pierden diariamente y parece que a nadie le duele, pero luego cuando el recurso escasea comienzan las lamentaciones y el desespero.

De todas las partes está la irresponsabilidad: por un lado la población porque no optimiza el recurso y muchas veces tiene ante ella grietas por donde se escapa el agua, que pueden resolverlas, al menos temporalmente, y por el otro, las demoras o negligencias de las autoridades estatales, que rectorizan la distribución y control del líquido, a la hora de suprimir salideros o grandes averías.

Cuando se trata de un recurso tan sensible y esencial como es el agua no valen las excusas o justificaciones, hay que hacer hasta la imposible para preservarla y lo que no puede ocurrir es que malbaratemos el líquido del que depende la vida.

Muchas regiones del mundo se han convertido en especie de desiertos donde la palabra más cotizada es AGUA. Aunque hoy las tres cuartas partes del mundo están rodeadas por ella, la que necesita el hombre es muy limitada.

Por eso, le invito a que no se circunscriba a fechas y desde su cotidianidad apueste por defender el líquido que sustenta su vida, no olvide que, como dice el tema del Día Interamericano del Agua este año, el agua no la tenemos tan segura.

http://www.tiempo21.cu/opinion/octubre11/no_basta_dia_agua_111005.htm

 

Leave a reply