Nueva Ley de Agua

Luis Gerardo Romo Fonseca

Nueva Ley de Agua

El Sol de Zacatecas

18 de febrero de 2011

 


  En la actualidad, somos testigos de los severos impactos del deterioro ecológico a causa de una forma irracional y depredadora de nuestros recursos naturales. Esta situación representa una responsabilidad compartida sin duda, pero el beneficio (relativo) ha sido para unos cuantos e implicado un alto costo para todos. En consecuencia, estamos ante la apremiante necesidad de tomar conciencia de la gravedad del daño y actuar en consecuencia. Como sociedad, no tenemos otra opción más que construir una alternativa humanista del desarrollo y lograr un cambio de paradigma en la relación con el medio ambiente; en el cuidado y distribución de sus recursos y en el combate al cambio climático. El reconocimiento de la necesidad de modificar los patrones de producción y de consumo prevalecientes a nivel global y el tránsito hacia un modelo económico verdaderamente sustentable, es el único camino posible de futuro como especie.

El cuidado del medio ambiente implica la utilización racional de los recursos naturales, y dentro de ellos, el agua representa el bien más preciado por su característica de medio indispensable para la vida; su sustento mismo. Sin embargo, el agua no sólo es esencial para la supervivencia biológica, sino que es una condición necesaria del desarrollo y base de una economía moral en el conjunto de la estructura social.

Sin embrago, hasta la fecha, la gestión de los recursos hídricos en nuestro país -y Zacatecas no es la excepción-, se encuentra en un proceso en el cual, todavía no transitamos de un enfoque sectorial, centralista, poco participativo y con instituciones relativamente débiles en diversos aspectos, a un enfoque multisectorial, integral, participativo, democrático y descentralizado, teniendo como eje la participación ciudadana, la profesionalización de los organismos e instituciones y la implantación de políticas hídricas de largo plazo.

En atención a esta problemática, por mi parte he planteado la necesidad de legislar en materia de medio ambiente y, particularmente, en el tema del agua: como pilar de un esquema amplio de protección ecológica y de desarrollo social. Por tal motivo, el martes pasado presenté la Iniciativa de Ley de Aguas para el Estado de Zacatecas y sus Municipios, cuyo objetivo es generar un conjunto de instrumentos jurídicos acordes con los principios DE LA NUEVA CULTURA DEL AGUA, así como la vinculación de todos los elementos que conforman la gestión integral de los recursos hídricos -desde el campo biofísico y ecológico con la realidad socio-económica- de manera armónica.

Esta Iniciativa fomentará la cultura del buen uso y saneamiento del agua a partir del cumplimiento de obligaciones de la normatividad referente su cuidado; lo que no ocurre en la actualidad, ya que hay deficiencias en la explotación de los mantos acuíferos -tanto para consumo humano como agrícola- y en los sistemas de agua potable.

Además, esta Ley de Aguas está diseñada para mejorar los ámbitos político-administrativos del estado a partir de cambios normativos que permitan la implementación futura de planes de gestión, innovaciones institucionales, el establecimiento de mecanismos de concertación más efectivos con la participación del conjunto de los actores sociales. Así mismo, define las competencias del estado de Zacatecas sobre el agua y establece líneas directrices de ineludible cumplimiento por parte de todos los poderes públicos.

También establece mecanismos democráticos de participación en los que las decisiones de cómo se obtiene, se distribuye y se usa el agua, competa a las comunidades y en general a las y los ciudadanos. Dichos mecanismos están diseñados para empoderar al ciudadano en la gestión de los recursos hídricos, así como para impulsar la participación ciudadana en todos los niveles y que la ciudadanía haga suya la gestión integral del agua. Precisamente, uno de los ejes de esta Ley radica en la concertación, considerada como un elemento esencial para la toma de decisiones.

No debemos olvidar que la realización y ejercicio del derecho humano a disponer del agua, es la garantía de nuestro futuro como especie; y requisito fundamental para el ejercicio de todos los demás derechos.

Finalmente, en otro orden de ideas, no quiero dejar pasar la oportunidad de expresar mi reconocimiento al gobernador por su buen gesto de haber atendido mi solicitud para que el gabinete de seguridad comparezca ante el Congreso del Estado. Con mucha anterioridad he venido insistiendo en la necesidad de ello, con objeto de que los diputados conozcamos a detalle las estrategias del gobierno del estado; y poder acompañarlo desde el Poder Legislativo en esta cruzada contra el crimen. Las y los zacatecanos esperamos que el gobierno tenga la voluntad de escuchar a la sociedad y a todos los actores políticos; que tome en consideración la amplitud de opiniones y propuestas contra el crimen organizado. Sin duda, de esta manera conjunta y a partir de acciones puntuales y bien definidas, es que podremos dar una respuesta contundente a la delincuencia; y sacar adelante a Zacatecas.

* Diputado local

 

http://www.oem.com.mx/elsoldezacatecas/notas/n1971392.htm

 

Leave a reply