Nuevos dueños del agua

ginder1-620x400

ginder

O sea, que nuestra región, nuestro estado, están perdidos, hundidos ecológicamente, digamos como el Valle (de nombre) de México, pero ya hay alguien que los está salvando.

El primer párrafo de ese comunicado hace surgir un cúmulo de preguntas. Dice: “Con el objetivo de realizar el Plan Rector en Materia de Agua para la Protección, Conservación y Recuperación Ambiental de la Península de Yucatán, en el 2010 el IMTA (Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, que tiene su sede nada menos que en el cercanísimo y muy conocido Jiutepec, Morelos) firmó un convenio de colaboración con el Consejo de Cuenca Península de Yucatán y la Fundación Gonzalo Río Arronte (FGRA) para efectuar un diagnóstico ambiental; identificar retos y problemas prioritarios; proponer líneas, objetivos y acciones estratégicas, así como un conjunto jerarquizado y consensuado de proyectos específicos para el período 2011-2020”.

De la Conagua y sus jefes del Estado de México sabemos, pero ¿de dónde diantres salieron el IMTA y el FGRA? ¿Quién los nombró salvadores de la Península y su codiciada (por ellos) agua? ¿Con quién diseñaron tal salvífico plan rector? ¿Los dueños de la tierra y el agua de Yucatán, que somos los yucatecos, conocemos qué dice el plan, nos preguntaron nuestra opinión, supervisamos las acciones o aprobamos o rechazamos sus resultados?

Pero no hay que ser ingenuos. El citado plan puede esconder objetivos nada beneficiosos para los yucatecos, como puede adivinarse, o temerse, cuando se indica que los tales IMTA y FGRA tienen entre sus objetivos “identificar retos y problemas prioritarios, proponer líneas, objetivos y acciones estratégicas, así como un conjunto jerarquizado y consensuado de proyectos específicos para el período 2011-2020”.

Como ya indicamos en artículos anteriores, cada vez es más evidente que los poderes federales y grupos empresariales del Centro del país codician el agua que atesoran los mantos freáticos de Yucatán y el resto de la Península, sabedores de que en sus propias regiones el vital líquido escasea, y de que en el futuro cercano quien controle el agua tendrá un gran poder y riqueza. Por eso surgen grupos, incluso con el apoyo de la Conagua que dirige el ex alcalde de Huixquilucan (Estado de México) David Korenfeld Federman, que buscan adelantarse a las jugadas por la posesión de ese bien, como los tales IMTA y FGRA que, sin el consenso de los habitantes locales, se atribuyen por encima de todos el derecho de dar “seguimiento a las acciones ejecutadas por las distintas instancias locales, municipales, estatales, federales y de la sociedad civil organizada”.

Conagua y esas organizaciones tienen un “plan estratégico” “que considera el agua como elemento central”. Y su objetivo es el control total, pues ya “se supervisa que la transferencia de tecnologías apropiadas en materia de agua en los tres estados de la Península que ejecutan organizaciones civiles en zonas rurales marginadas cumplan con la metodología de transferencia propuesta por el IMTA (¿quién le dio autorización y cuándo?)”.

Los excesos de control centralista se ven apabullantes, y a nadie en el estado parecen importarle.
Si quiere ver el comunicado completo vaya a http://www.iagua.es/noticias/mexico/14/06/10/avanza-la-recuperacion-ambiental-de-la-peninsula-de-yucatan-50705.

http://www.laverdadyucatan.com/nuevos-duenos-del-agua/347749/

Leave a reply

Softplug.net