Obligan a la cultura del ahorro de agua

Obligan a la cultura del ahorro de agua

Rogelio Arellano/ La Voz de Michoacán

Uruapan, Mich.- La disminución de un 40 por ciento en los volúmenes de agua en los diez manatiales y dos pozos profundos de los que se abastece la red de agua potable obliga a conductas ciudadanas responsables, sobre todo en la próxima temporada de estiaje en que se deberá racionalizar el vital líquido.

Lo anterior al margen de que inspectores de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Uruapan (CAPASU) mantendrá la dinámica de emitir multas a quienes sean sorprendidos desperdiciando ese líquido, acciones que durante el presente año han arrojado amonestaciones para al menos 100 domicilios.

Precisó que durante las últimas dos décadas los niveles de los manantiales se han reducido en un 40 por ciento, situación que se agrava en los periodos de secas, mientras que el consumo aumenta, lo que trae como consecuencia problemas de escasez en las colonias que se ubican en la parte alta de la ciudad, señaló Aldo Macías Alejandres, titular de este organismo descentralizado.

Indicó que a menor agua se requiere reforzar los mecanismos de los centros de bombeo para estar en condiciones de bombear el agua a cerca del 30 por ciento de las colonias de la localidad.

Detalló que con este fin, durante el año pasado se realizó una inversión superior a los 5 millones de pesos, en la rehabilitación total del sistema de bombeo “El Pescadito”, que se ubica al interior del parque nacional y con ello se mejoró el suministro del agua en las colonias de la parte de alta de la ciudad y esto se reflejó en una disminución de cerca del 70 por ciento en el número de reportes por escasez de agua, en comparación con los reportes recibidos durante el año 2009.

Dijo, que adicional a las acciones que la Capasu y para cumplir con el abastecimiento del agua a la población, es importante sembrar entre la población una cultura por el buen uso y cuidado del agua, por ello el Espacio de Cultura del Agua, mediante talleres, pláticas, recorridos y otras actividades, trabaja con los diferentes sectores de la población, con especial énfasis en niños de escuelas primarias, con la finalidad de hacer conciencia sobre la situación actual del agua en Uruapan y el mundo y la necesidad de racionalizar su uso.

Resaltó que es necesario que la población haga conciencia de que el agua que se consume no es de nuestra propiedad, sino que es administrada y racionada por la Comisión Nacional del Agua (CNA), organismo al que la CAPASU debe pagarle por el derecho a usarla, adicionalmente a la inversión económica para el mantenimiento del sistema, ya sea suministrada por bombeo o por gravedad, en ambos casos lo requiere.

28-01-2011.

http://www.vozdemichoacan.com.mx/movil/?p=5348

 

Leave a reply