Olvidan agua limpia

Olvidan agua limpia

Reforma, estado/ 15 Agosto, 2011
Redacción

TOLUCA.- Quienes han vivido en las inmediaciones de la Presa Alzate durante décadas todavía recuerdan cómo era posible pescar ahí y apreciar una diversidad de aves.

Pedro López es una de esas personas que ha "padecido" la transformación del cuerpo de agua, que ahora se alimenta por el cauce del Río Lerma con las descargas de por lo menos 10 municipios y 5 mil empresas de los parques industriales.

En su recorrido, el Río Lerma, atraviesa los municipios de Almoloya del Río, San Mateo Atenco, Lerma, Metepec y Toluca.

"Antes veníamos y la verdad es que yo nunca me animé a nadar porque me daba miedo, pero llegaba gente a caballo a comer, el pueblo que era más pequeño se dedicaba a pescar y había animales aquí.

"Si ahora pienso en ello dan muchas ganas de llorar, es triste que ahora estemos así", comentó Pedro, de 69 años.

La Presa Alzate se ubica en la comunidad de Tlachaloya, al norte de Toluca y tiene la capacidad de albergar 35.3 millones de metros cúbicos de agua.

Caminar por las orillas del lago implica pisar sobre lodo producto de aguas negras, su corriente es lenta, a pesar de ser el principal afluente de la Cuenca Lerma, que sirve de riego en comunidades del Edomex, Guanajuato y Jalisco.

En el 2008, el entonces diputado Rolando Elías Wismayer, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), solicitó una investigación que permitiera determinar el grado de afectación de la presa y ver sus efectos en las personas que vivían cerca, tiempo en el que se aseguró que no había tal daño.

 

Leave a reply