Olvidan negocio de desalinización

Olvidan negocio de desalinización

Reforma, negocios/ 08 Junio, 2011
Nallely Ortigoza

Las empresas mexicanas desaprovechan el negocio de la desalinización del agua, dejando a compañías extranjeras a cargo del mercado.

La mayoría de las plantas que existen en México son pequeñas y tratan de 4 a 6 litros de agua por segundo, por lo que su operación se limita al sector hotelero.

La única planta de desalinización de dimensiones importantes en el País, que filtra 200 litros por segundo y que se ubica en Los Cabos, es operada por la empresa Inima, subsidiaria de la española OHL.

Y a pesar de que el Gobierno mexicano analiza la posibilidad de lanzar licitaciones para la construcción de 7 plantas más por 3 mil 55 millones de pesos, se prevé que sean compañías extranjeras las que participen en los concursos, aunque existe la posibilidad de que se asocien con constructoras mexicanas, reconoció Roberto Contreras, gerente de Potabilización y Tratamiento de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

"Hay mexicanas, pero asociadas con extranjeras y hay extranjeras solas; empresas mexicanas solas no hay. La mexicana construye, aporta algo de capital y la extranjera aporta la tecnología y equipamiento", dijo Contreras.

Según César Calderón, especialista en membranas del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), esto se debe a los altos costos de esta tecnología y al desconocimiento de la misma por parte de compañías nacionales.

En México la desalinización se realiza por medio de un proceso llamado ósmosis inversa, a través del cual se aplica presión a una solución salina y se pasa por una membrana semipermeable, la cual filtra la mayoría de las sales.

En promedio, el metro cúbico de agua potable en México se vende en 5 pesos, pero producir esa misma cantidad en una planta desalinizadora cuesta 10 pesos, por lo que resulta poco rentable en zonas que cuentan con el recurso, señaló Calderón.

"La desalación se recomienda únicamente cuando no existe otra alternativa más económica para obtener agua potable. Además, se requiere de personal especializado para el manejo del equipo y las refacciones son costosas", apunta un documento del IMTA.

La desalinización es una alternativa para ciudades ubicadas en regiones costeras con alto potencial de desarrollo y baja disponibilidad de agua, señala información de la Conagua.

Fye de México es una empresa que se dedica, entre otras cosas, a la comercialización de membranas para la ósmosis inversa fabricadas por General Electric.

Sin embargo, Jorge Silva, gerente de Ventas de la empresa, admitió que la venta de membranas es todavía un negocio incipiente.

Avanza
 
En febrero se lanzó la licitación para la construcción de una planta desalinizadora en Ensenada, Baja California.

250 litros de agua se trataran por segundo
20 años durará la concesión
141 millones de peses aportará el Fondo Nacional de Infraestructura
232 millones de pesos provendrán de la iniciativa privada
 
Fuente: Conagua
 
En el tintero
 
La Conagua estudia la posibilidad de licitar la construcción de 7 plantas desalinizadoras en el País.

   

INVERSIÓN (MDP)

Tijuana, BC

850

Guaymas, Sonora

850

Ensenada, BC

373

Ensenada, BC

300

La Paz, BCS

322

Puerto Peñasco, Sonora

180

Loreto, BCS

180

Fuente: Conagua

 

Leave a reply