Organismo de agua, en quiebra

Tula

Organismo de agua, en quiebra

 

Difícil es la situación que atraviesa la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Tula de Allende, pues numerosos usuarios no pagan el vital líquido. Foto: El Sol de Hidalgo.

El Sol de Hidalgo

2 de abril de 2012

 

Por Rosalía Maldonado

Tula de Allende, Hidalgo.- Difícil es la situación que atraviesa la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Tula (CAPYAT) ya que derivado de la escasa conciencia que hay entre los usuarios respecto al pago del servicio, las tarifas tan bajas que le autorizan cobrar y la facturación tan alta que tiene que pagar a la Comisión Federal de Electricidad por servicio de energía eléctrica, reporta un déficit mensual de 600 mil pesos.

Así lo informó José Luz Vázquez Ramírez, director de la CAPYAT, a los integrantes del Consejo Consultivo Ciudadano con quienes sostuvo una larga charla para enterarlos de la situación por la que atraviesa el organismo operador del agua.

Dijo que la CAPYAT se dedica solamente a administrar el recurso hídrico y al ser un organismo autónomo no recibe subsidio de ninguna otra dependencia sólo lo que recauda de los usuarios, y en este momento la cartera vencida alcanza casi el 60 por ciento del padrón de usuarios.

El panorama es complejo, señaló, porque por un lado el gasto de energía eléctrica es muy alto por el tipo de equipos que tienen los pozos, pero no tienen recursos para invertir en equipos ahorradores de energía. Esto, debido a que tienen grandes deudas con CFE y el municipio con CONAGUA por las descargas de aguas residuales a los cuerpos de agua, lo que les impide acceder a financiamiento de instituciones como BANOBRAS o FIDE.

Y lo mismo pasa con la infraestructura hidráulica, que por lo deteriorada que está tiene una gran pérdida de líquido, pero no puede cambiarse porque no hay recursos ni forma de obtener financiamiento.

Asimismo, el funcionario refirió que los recursos humanos con que cuentan resultan insuficientes, lo mismo que los salarios que éstos reciben ya que son sólo 86 trabajadores y para el pago de sus salarios mensualmente se aprobó un presupuesto de 550 mil pesos. Dijo que, incluso, este año le redujeron a él el salario en un 33 por ciento, lo cual aceptó pero peleó para que a los trabajadores no se les bajara porque "para el trabajo que realiza mi personal es poco lo que ganan".

Y finalmente señaló que, el tema de las tarifas incide de manera importante en la situación del organismo, ya que en diez años la tarifa sólo se ha incrementado en un peso, por lo que viene planteando el aumento desde hace tiempo, cada que se reúne la Junta de Gobierno, y el año pasado por fin le autorizaron un aumento tarifario de siete pesos, pero el Congreso no lo permitió, además de que a ello hay que agregarle que a la zona de Santa Ana Ahuehuepan y varias colonias le están subsidiando el servicio y pagan una tarifa de 20 pesos mensuales.

http://www.oem.com.mx/elsoldehidalgo/notas/n2489726.htm

Leave a reply