Otra burla del Sistema de Aguas para los habitantes de Iztapalapa

Otra burla del Sistema de Aguas para los habitantes de Iztapalapa

 Llegan puntuales recibos por más de mil pesos por un servicio inexistente

El problema empezó desde 1985, pero se intensifica durante la época de estiaje

Rocío González Alvarado | La Jornada, Domingo 17 de febrero de 2013, p. 27

Aun cuando por las redes no cae ni una gota de agua y sólo reciben el vital líquido dos veces a la semana por medio de pipas, habitantes de la colonia Lomas de San Lorenzo, en la delegación Iztapalapa, reciben de manera puntual el cobro bimestral por parte del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM).

Mientras esperan la llegada de un carro tanque para surtir sus cisternas, las quejas entre vecinos se multiplican, al señalar que es una burla que les cobren por el servicio cuando no tienen el recurso.

Emma Vázquez, avecindada en la calle de Altamira, mostró las boletas correspondientes a los últimos dos bimestres del año pasado, en la que el cobro por el servicio es de mil 40 pesos y mil 207 pesos. No hemos ido a pagar, porque estamos esperando a que nos condonen, porque siempre estamos sin agua y cuando llega está tan sucia que no sirve ni para bañarnos.

Aquí el agua que nos llega es para bañarnos y lavar la ropa. Para la comida nada. Todos tenemos que comprar garrafones. Yo compró dos a la semana, de a 30 pesos cada uno. Gastamos un dineral en el agua, porque a los de las pipas también hay que darles su dinero, no es que la vendan, pero si no les das propina, no te la llevan a tu casa, relató.

El pago varía de los 20 a los 30 pesos, pero no hay garantía de un buen servicio. “Les decimos ‘dejame media pipa porque somos varias familias, la necesitamos’, pero se molestan, porque lo que sobra lo van a negociar, a ver qué familia les da más dinero. Te dejan poquito. Y si les dices algo, te amenazan, ‘si me reportas contra ti voy’, y menos agua nos dan”, se quejan en grupo las amas de casa.

El descontento entre la población aumenta, pues año con año, el gobierno capitalino emite un decreto, en el que a ésta y a otras colonias se les condona el pago, por lo irregular del servicio, pero los recibos no dejan de llegar y cuando acuden a las oficinas del SACM, el personal no les hace válido este beneficio.

Y ni con quién quejarse, añadió Alejandra, otra de las vecinas, quien explicó que en la ventanilla, lo único que te dicen es usted primero tiene que pagar y después se hacen las aclaraciones. Los cobros varían hay a quienes les llega de mil pesos, a otros más caro y a otros más barato, pero el asunto es que no tenemos agua. Ya no tarda en llegar el primer recibo de este año”.

De acuerdo con las mujeres de esta colonia, esta situación se vive desde 1985 durante todo el año, pero se intensifica durante la época de estiaje, porque la escasez se extiende a toda la demarcación. Aumenta la demanda, regularmente pedimos para un día 20 pipas, pero cuando hace calor llegamos hasta las 50 pipas, porque nos dejan menos agua por casa, detalló Gloria.
http://www.jornada.unam.mx/2013/02/17/capital/027n1cap

Leave a reply