Paradas, 20 de 45 plantas de aguas negras construidas el sexenio pasado en Morelos

El resto opera por debajo de su capacidad; costaron $1,200 millones

Paradas, 20 de 45 plantas de aguas negras construidas el sexenio pasado en Morelos

Rubicela Morelos

Corresponsal

Periódico La Jornada
Miércoles 20 de marzo de 2013, p. 40

Cuernavaca, Mor., 19 de marzo.

De las 45 plantas de tratamiento de aguas negras que se construyeron en la administración del ex gobernador panista Marco Antonio Adame Castillo, 20 no funcionan y el resto operan por debajo de su capacidad porque los municipios no tienen recursos para mantenerlas o no se construyeron obras complementarias, informó el secretario ejecutivo de la Comisión Estatal de Agua, Juan Carlos Valencia Vargas.

Durante un acto previo al Día Mundial del Agua (22 de marzo), el funcionario dijo que aunque la anterior administración invirtió mil 200 millones de pesos en infraestructura para tratar 75 por ciento de las aguas residuales en la entidad, sólo se procesa 25 por ciento.

Explicó que los alcaldes argumentan que no usan sus plantas de tratamiento porque no tienen dinero para pagarle a la Comisión Federal de Electricidad ni para darles mantenimiento. Y en otras, entre ellas la de Acapatzingo, en Cuernavaca, faltan colectores y red de drenaje para aprovecharlas al máximo.

Añadió que en el gobierno de Adame se instaló la infraestructura, pero no se previeron los gastos de operación y mantenimiento. Por ello, dijo, la prioridad de la administración del perredista Graco Ramírez no es construir más plantas, sino echar a andar las que existen y utilizar al ciento por ciento las que operando por debajo de su capacidad.

Anunció que se elaboró un plan de rescate para los 16 municipios en donde se ubican las 20 plantas que no cumplen su objetivo. Los gastos de operación se repartirán a partes iguales entre los gobiernos municipales, estatal y federal.

Los municipios que estén interesados en este esquema son bienvenidos, pero si no quieren acercarse ni pagar un tercio del costo de operación, se les solicitará que se hagan cargo de sus plantas de tratamiento y que las operen a toda su capacidad.

El funcionario advirtió que los ayuntamientos que se nieguen a usar sus plantas tratadoras podrían enfrentar sanciones administrativas, económicas e incluso penales.

Detalló que Cuernavaca tiene la planta más grande del estado, con capacidad para tratar 750 litros por segundo; sin embargo, sólo procesa 250 litros porque faltan colectores y subcolectores y un sistema de drenaje que lleve más agua para tratar. Es el mismo caso de Emiliano Zapata, Temixco, Jojutla, Zacatepec y Ayala, entre otros municipios.

Tenemos que construir colectores y subcolectores. Esas obras no son vistosas ni tan aplaudidas, pero van a tener un alto impacto en la salud de la población, finalizó.

http://www.jornada.unam.mx/2013/03/20/estados/040n2est

 

Leave a reply