PARADIGMAS DEL AGUA

 

 

PARADIGMAS DEL AGUA

RAÚL CUÉLLAR CHÁVEZ

¿HAY AGUA EN LA COMARCA LAGUNERA?

La Comarca Lagunera se localiza en una zona semidesértica privilegiada por la disponibilidad de agua, debido a las aportaciones recibidas de áreas de mayor precipitación pluvial en las cuencas de los ríos Nazas y Aguanaval, lo que ha dado origen y sustento a los centros de población y ha permitido impulsar el desarrollo económico regional.

Por la ubicación geográfica de la cuenca y debido a que las lluvias que se presentan son muy variables al depender de la humedad proveniente de los océanos, las sequías en la región son un fenómeno recurrente. Esto ha dado pie a que se mencione que el agua se está acabando y que por tal motivo el futuro de la Comarca Lagunera se encuentra en riesgo. Esta percepción es imprecisa, por lo que es necesario aclarar algunos aspectos de la disponibilidad de agua en La Laguna.

La disponibilidad de agua en la región es mucho mayor que la demanda de la población y de la industria, por lo que el abasto actual y futuro está asegurado, aun cuando es imprescindible mejorar el servicio de distribución del agua eliminando las deficiencias que se presentan en la mayoría de los sistemas de abastecimiento.

En la región se ha contado con agua, debido a las reservas existentes en los acuíferos y en las presas. En el valle de la Comarca, la principal fuente de abastecimiento ha sido el acuífero Principal desde la década de 1930.

La otra fuente es el río Nazas que representa una aportación importante de agua a la agricultura y contribuye, junto con el río Aguanaval, a la recarga del acuífero. Si bien dependemos de las lluvias en la cuenca alta del río Nazas, contamos con reservas almacenadas en las presas y en los acuíferos.

Sí hay agua en la Comarca Lagunera y es de todos sabido que no se está utilizando eficientemente. Por lo tanto, para conservar dichas reservas se requiere de un ordenamiento adecuado de los usos del agua, mediante una administración eficaz que asuma el liderazgo y la responsabilidad del manejo sustentable de los recursos hídricos de la región.

En cuanto a la cuenca alta del río Nazas, al analizar los registros históricos de las lluvias y escurrimientos de un período mayor a 100 años, se observa que la intensidad de la temporada de lluvias depende fundamentalmente de la actividad ciclónica en el Océano Pacífico durante el período de julio a octubre de cada año y que a través del tiempo no hay una tendencia a aumentar o a disminuir, lo que sí existe es una gran variabilidad año con año.

Tampoco se observan patrones de lluvias con ciclos repetitivos de abundancia o sequía, presentando más bien un comportamiento aleatorio.

En el pasado reciente se contó con importantes aportaciones a las presas durante los años 2006 al 2010, que provocaron avenidas extraordinarias en el río Nazas en 2008 y 2010, situación que no se había presentado desde 1990-91 y antes en 1968.

Después de esos años de abundancia, se presentó un período de severa sequía en 2011 y menos drástica en 2012, sin embargo, la agricultura en la Comarca se vio favorecida por el almacenaje de las presas y permitió contar con buenos ciclos en 2011 y 2012, afectando hasta 2013 en que el ciclo de riego se restringió.

Lo anterior provocó preocupación en diversos sectores de la población que motivó algunos pronósticos pesimistas para el futuro. Cuando sin fundamento se hacen especulaciones negativas sobre la disponibilidad de agua, se genera incertidumbre y se provocan dudas que pueden limitar el desarrollo de la región.

La forma más objetiva de prever lo que podrá ocurrir en los próximos meses, aun cuando tiene sus limitaciones, es la aplicación de las herramientas técnicas desarrolladas por los especialistas en materia de climatología del Servicio Meteorológico Nacional de Conagua, que prevén para 2013 un mayor número de ciclones que el promedio histórico y han elaborado pronósticos que indican que para los meses de agosto y septiembre de este año, que es cuando se registran las mayores aportaciones a las presas, la precipitación pluvial en la cuenca del Nazas, será igual o mayor al promedio registrado históricamente.

Lo anterior se puede consultar en la página web smn.conagua.gob.mx., siguiendo las pestañas climatología/Pronóstico Climatológico/mes actual o siguientes dos meses.

Al revisar la historia de los ciclones en los reportes del National Hurricane Center en la página web nhc.noaa.gov, se observa que aun cuando los ciclones se presentan de julio a octubre, el mayor número de huracanes ocurren en agosto y septiembre.

De acuerdo a lo anterior, se concluye que es de esperarse que en lo que resta de la temporada de lluvias se presenten escurrimientos favorables en la cuenca del río Nazas, que permitan contar con reservas en las presas para el ciclo de riego 2014.

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/900835.paradigmas-del-agua-hay-agua-en-la-comarca-lagunera.html

Leave a reply