Peligra abasto de agua en BC

Peligra abasto de agua en BC

Es necesario tomar medidas preventivas para atenuar el problema de desabasto de agua, dijo el doctor e investigador Alfonso Andrés Cortez Lara, del Colegio de la Frontera Norte.

La Voz de la Frontera

8 de octubre de 2011

 

Por José Mercado

Por las bajas captaciones en la cuenca hidrológica del Río Colorado en las altas montañas de los Estados Unidos, las autoridades de ese país pueden determinar la disminución del agua a México enviada anualmente de acuerdo al Tratado internacional de 1944.

Este fenómeno podría darse en el 2014, lo que provocaría un caos a la economía de Baja California ante la falta de previsiones.

La advertencia no es reciente. Desde hace años las autoridades han comentado sobre la posibilidad de una reducción en el agua que México recibe a través del Río Colorado. Empero las autoridades no han actuado en consecuencia para atenuar el problema cuando éste se presente.

El doctor e investigador del Colegio de la Frontera Norte, Alfonso Andrés Cortez Lara, afirmó que las sequías que han impactado en la cuenca hidrológica del Colorado son consideradas de las más extremas en los últimos 100 años.

Esto ha reducido peligrosamente el nivel del agua en la presa Hoover, la derivadora del agua hacia los Estados de Arizona, California y México.

El Tratado de 1944, firmado entre las autoridades de México y los Estados Unidos, establece que esa región recibe una tabla anual 1 mil 850 millones de metros cúbicos por año y por los niveles de reducción, aun cuando no han sido definidos con precisión, los estudiosos consideran que pudiera ser un 10% del total, por lo que México estaría perdiendo 185 millones de metros cúbicos, cantidad suficiente para atender las necesidades del elemento de las ciudades de Mexicali y Tijuana durante un año.

Doctorado en el manejo de recursos hídricos por la Universidad del Estado de Michigan, Cortez Lara, reconocido a nivel nacional como investigador en el tema, afirmó que las posibilidades de una reducción en la tabla del agua del Tratado internacional hacia el 2014 son de un 35% en estos momentos.

Indicó que las presas se encuentran al 39% de su capacidad y hace dos años presentó el mismo problema ante autoridades agrícolas y productores en una reunión con funcionarios del Nad Bank y sólo encontró expresiones de asombro, pero nada más.

Cortez Lara, quien hizo su maestría bajo el tema del uso y manejo del agua en la Universidad Autónoma de Baja California, de donde antes egresó como ingeniero agrónomo, ha dedicado varios años a estudiar el uso y comportamiento del agua.

Resaltó que en las autoridades de todos los niveles nadie está haciendo algo por atenuar el problema si se llega a presentar. Hay algunas (como Sefoa) que anunciaron la posibilidad de crear reservorios, pero sólo quedó en simple anuncio, nada efectivo.

A esta amenaza hay que sumarle el acuerdo "Fast track" firmado por la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) con su contraparte de los Estados Unidos, con la que durante tres años ajustaron el calendario de entrega de dotaciones de agua a México. Es decir, Estados Unidos le guarda a México 320 millones de metros cúbicos cada doce meses durante tres años. La recuperación se haría de acuerdo a las posibilidades que determinen las autoridades del vecino país y menos lo porcentual que provoque la evaporación del elemento.

El estudioso comparó: 320 millones de metros cúbicos por año es un volumen de agua suficiente para atender las necesidades de los cinco Municipios de Baja California en su zona urbana.

Por otro lado, se lamentó del desperdicio de agua en Mexicali por los usuarios urbanos. De la gente del campo, externó que hay un nivel de eficiencia general en la agricultura de un 60%.

La ciudad tiene mucho menos cuidado en el uso y manejo del recurso. "No hay la cultura de la prevención ni áreas de almacenamiento y hay un marcado nivel de desperdicio en el manejo del agua", advirtió el investigador del Colef.

Las autoridades como la Conagua, Sagarpa y Sefoa asisten y participan en reuniones de análisis del problema del agua con la CILA, pero nada más. No hay acciones que indiquen una preocupación al respecto.

Ante la propuesta del Consejo de Desarrollo Económico de Mexicali (CDEM) de ordenar un estudio que determine los niveles de riesgo y los índices de daños que provocaría en la economía regional una reducción en la tabla de agua de los Estados Unidos a México, el investigador lo consideró de muy buena.

"Lo más importante es que sean las autoridades del Gobierno, en este caso el Gobernador, que convoque a las autoridades investigadoras del tema como son el CICESE, la UABC y el Colef, para que de manera conjunta lleven a cabo ese trabajo que urge".

http://www.oem.com.mx/lavozdelafrontera/notas/n2259155.htm

Leave a reply