Persisten dudas del trasvase de agua

Hay preocupación por el impacto que pueda provocar el proyecto

Persisten dudas del trasvase de agua

El Colegio Mexicano de Ingenieros y Arquitectos lleva alrededor de nueve meses pidiendo información a funcionarios de Tamaulipas y Nuevo León, sin tener hasta el momento alguna respuesta

  • 2012-01-09•Locales

El proyecto del trasvase de agua del Río Pánuco al estado de Nuevo León, sigue generando incertidumbre, ya que hay diversas interrogantes que no han sido aclaradas José Luis Tapia

En el arranque del 2012, persisten dudas en torno al proyecto del trasvase de agua del Río Pánuco al estado de Nuevo León.

El Colegio Mexicano de Ingenieros y Arquitectos (CMIA) presidido por Rafael Benavides Osorio, informó que continúa esperando respuestas a todas las interrogantes que han planteado.

El representante del CMIA, recordó que en 2011, se habló de la sequía que afectó la zona norte de Veracruz. Aparecieron declaraciones de la Comisión Nacional del Agua e incluso el Presidente de la República hizo referencia a que se vivió la sequía más intensa de los últimos setenta años. En ese contexto, Benavides Osorio, reiteró que desde que se empezó a conocer el proyecto del trasvase de agua, el Colegio expresó su preocupación por el impacto que pueda haber en los ecosistemas relacionados con el río.

“Con todo esto, nuestra preo-cupación aumenta, y es que a pesar de que hemos acudido a la Comisión Nacional del Agua y a la Dirección de Agua y Drenaje de Monterrey Nuevo León, solicitando información detallada del proyecto y los resultados de los estudios de impacto ambiental en que deben sustentarse, hasta el momento no hemos recibido respuesta”, señaló.
Al Colegio le inquieta, cuál será el gasto total que se va a extraer, “tomando en cuenta que a los 15 metros cúbicos que se mencionan para Nuevo León, hay que sumar lo que ya se está extrayendo para el estado de Querétaro, que tenemos entendido serán 10 metros cúbicos por segundo”.
Además, apuntó Rafael Benavides que estadísticamente los gastos promedio para los meses de enero, febrero y marzo son los más bajos de todo el año. Y cuestionó: “¿Cuál es el resultado al hacer el comparativo, tomando además en cuenta que por ley, hay un gasto mínimo que debe permanecer en la cuenca para preservar los ecosistemas relacionados con el agua?”.

Se pregunta también cómo se verá afectada la velocidad de la corriente, aguas abajo de la obra de toma, así como los procesos de erosión y sedimentación que el río ha establecido a lo largo de millones de años. “¿Cómo se va a afectar el equilibrio ecológico de la cuenca del Pánuco, si tomamos en cuenta que el agua, después de utilizarse, no se va a devolver a la cuenca original, si no que va a verterse en la cuenca del Río Bravo, cuyas aguas, por otra parte, compartimos con Estados Unidos?”, enfatizó Benavides Osorio.

El experto precisó que el Colegio Mexicano de Ingenieros y Arquitectos no está en contra de compartir el agua y estima que parte del gasto que va a dar al mar, se podría almacenar dentro del mismo sistema lagunario, en áreas debidamente proyectadas para tal fin, las cuales además funcionarían como vasos reguladores en épocas de crecientes.

Pero una última cuestión que surge, dijo, al tomar en cuenta la posibilidad de que el fenómeno de la sequía se siga presentando, sería el conocer si en el futuro será necesario trasvasar agua también para zonas del Estado de Tamaulipas que están en esa situación. “Esto evidentemente incrementaría el volumen por extraer en cantidades que no se están contemplando en este momento”, concluyó el entrevistado, quien sostuvo que la agrupación a su cargo seguirá pugnando porque se respondan todas las interrogantes que se han expresado.

Cristina Gómez

http://impreso.milenio.com/node/9091526

Leave a reply