Pese a carencias, miles de pobres saldan a tiempo recibo de agua

Pese a carencias, miles de pobres saldan a tiempo recibo de agua

El Diario | 15-02-2012 | 00:14

 

En sentido contrario a la actitud asumida por decenas de personas ricas, quienes se abstienen de cubrir sus recibos de agua potable y alcantarillado, miles de vecinos de las colonias más pobres de la ciudad, y sobre todo de la tercera edad, acuden puntualmente a pagar sus recibos.

Muchos de ellos lo hacen sin importarles la distancia que deben recorrer en camión, su estado de salud y, además, con mucha frecuencia deben hacer sacrificios, como dejar de comprarse ropa o cosas importantes para la casa con tal de pagar a tiempo los recibos de los servicios.

Miguel Hernández Gándara, de 73 años, vecino de la colonia Felipe Ángeles, acudió ayer a pagar su recibo de agua de 200 pesos en la oficina central de la JMAS, en el eje vial Juan Gabriel, frente a las oficinas de Gobierno del Estado.

Dijo que por regla cubre puntualmente los recibos porque luego se acumulan y empiezan los problemas con los cobros de reconexión, atrasos que crecen y pesados recargos, por lo que es mejor ir al corriente.

En su colonia hay dos tapias abandonadas y le tocó ver los recibos del agua que arrastra el viento, apreciándose adeudos de 43 mil y 10 mil pesos, pues los propietarios ni se interesan en arreglar eso, agregó.

Informa que debido a lo mal que está la situación económica, él tiene que hacer muchos sacrificios para pagar sus servicios y lo mismo sufren otras personas de edad avanzada que son sus vecinos, pero nunca dejan de cumplir con la obligación de cubrir sus cuentas.

A veces hay que dejar de comprarse ropa o abstenerse de adquirir cosas necesarias en la casa para cumplir a tiempo con los pagos, apunta.

Actualmente un cobro de 200 ó 300 pesos en un servicio, ¿quién lo cubre sin sufrir?, se pregunta. En cambio las personas más ricas de la ciudad no pagan sus recibos y no les cortan el servicio, comenta.

"No’mbre, los ricos cómo van a pagar", expresó y sonrió momentáneamente feliz, como si alguien hubiera dicho un chiste especialmente gracioso.

"El otro mes me salieron 281 pesos y ahora son 800 pesos, vine a reclamar y no me resuelven nada, me dicen que a lo mejor hay una fuga", dijo Francisca Soriano Esparza, quien vive en Segunda de Ugarte y Arteaga en el Centro Histórico.

Ya nos sale más cara el agua que la luz y el gas, esto es algo que deben revisar las autoridades, aparte de que siempre hay que estar batallando con cobros inexplicables y cada vez más grandes, agregó.

Y con frecuencia, para pagar el recibo del agua hay que privarse de comprar algunas cosas que son necesarias en la casa y apenas queda para malcomer, informó la mujer, quien vive de vender menudo los fines de semana en su casa.

"Los ricos no pagan y cuando pagan ha de ser porque les sale menos, tienen hasta albercas, y aun así les sale menos que a uno que está de pobre", agregó.

Nora Elena Yu Hernández, presidenta del Consejo de Administración de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS), dijo que miles de usuarios tienen adeudos en el pago del servicio.

Sobre todo algunas personas que sí cuentan con recursos para pagar, como algunos empresarios, y no obstante, hay que llegar a promoverles embargos para que cubran sus deudas, agregó.

http://www.diario.com.mx/notas.php?f=2012/02/15&id=2134c01dac17b5e152dd8722aa7a17aa

 

Leave a reply