Piden agua

Piden agua

DESDE HACE 20 AÑOS LUCHAN CONTRA LA SEQUÍA; EL AGUA RESOLVERÍA TODOS SUS PROBLEMAS, PORQUE POR FALTA DE OPORTUNIDADES LABORALES, LOS JÓVENES EMIGRAN

SAN PEDRO GUEGOREXE, OCOTLÁN, OAX.- Guegorexe está a la espera. Desde hace 20 años, esta comunidad lucha contra el azote de la sequía. Sus jóvenes emigran por la falta de oportunidades. En las casas de los pueblos asoman sólo señores de la tercera edad y madres de hijos pequeños, pero no gente joven. La costumbre aquí, es terminar la telesecundaria e irse hacia otra ciudad, otro estado o a otro país.

El motivo es simple: no hay agua.

Guegorexe espera un proyecto de presa en el que tiene puestas todas sus esperanzas. Desde el año 2005, los ciudadanos han concentrado sus esfuerzos en la gestión para lograr construir, de una buena vez, la que será la solución para las generaciones venideras.

El camino ha sido largo, no obstante, se han dado los pasos. Hoy en día, la comunidad, con un segundo proyecto nuevo para la presa, sólo espera el apoyo de las oficinas centrales de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para que le de el sí al proyecto, y con ello comience una nueva etapa. La esperanza no termina, al contrario, el final parece estar cerca.

Ha concluido la temporada de lluvias, pero en el pequeño arroyo que atraviesa la comunidad de Guegorexe aún corre el agua cristalina, proveniente de los manantiales; no en abundancia, pero corre.

Los litros pasan por delante de los ojos de la comunidad, cuyo único deseo es contenerla, para que no sea un espejismo ante sus ojos.

EL PROBLEMA DE NO TENER AGUA

El efecto más difícil de soportar al no contar con agua, no es el que se tenga que acarrear el vital líquido desde lejos, o que las familias deban de pagar cientos de pesos de sus ingresos para comprar pipas de otros pueblos. Tampoco son las dificultades de lavarse a jicarazos, ni el hecho de medir el agua para lavar los trastes, no.

El aspecto más difícil de soportar, del hecho de no tener agua, es la migración.

Es por ello que en esta comunidad del municipio de Ocotlán, la escasez de agua se ha convertido en un problema social, según relata Pablo Cruz Martínez, agente municipal de Guegorexe.

"Ahorita porque estamos en tiempo de lluvias el panorama es diferente, pero ya en el mes de enero, febrero o marzo, los campos están demasiado secos, y es por eso tan importante para nosotros que se haga esta presa", comenta.

"Aproximadamente un 40 por ciento de la población de Guegorexe emigra a otros países, estados de la frontera, partes de la Ciudad de México; para poder solventar los gastos de la familia, muchos abandonan a sus esposas, hijos", explica al describir que la falta de agua se convierte en una problemática social.

CONAGUA SÍ HA APOYADO

"El día que se lleve a cabo la presa, se acabarían estos sufrimientos, porque ya tendríamos el agua suficiente para activar la red de agua potable", confía Cruz Martínez.

Por su parte, don Pánfilo Salas, representante del comité para la construcción de la presa, llamada "La Colorada", apunta: "la gente de Conagua sí nos han dado buen apoyo, pues a través de ellos se hicieron los primeros estudios en el 2005".

"Sí tenemos pozos, pero no nos alcanza ni para un huerto familiar. Si un pocito produce 30 litros, no es suficiente para poner un baño con regadera, ni para sembrar hortalizas. Aquí nosotros somos campesinos, la gente más grande, los que tenemos 50 o 70 años, todavía trabajamos el campo. ¿Pero, qué cosa pasa? la situación del campo es variable, por ejemplo, invertimos, sembramos, y a la mera hora no llueve, no se da. Por eso necesitamos riego, porque se pierde", narra.

"La esperanza es como nos lo comentaba el ingeniero Jacob Velásquez Rodríguez (Director de Infraestructura hidroagrícola de la Conagua), teniendo agua, podemos hacer producir la tierra dos veces al año, ya los jóvenes no se van a ir a Estados Unidos y tenemos unos terrenitos, pero el agua es el ingrediente principal", remata.

El proyecto tiene un avance importante; ahora se cuenta con un nuevo estudio técnico, el cual está en el proceso de validación en la capital del país. En su esfuerzo, los pobladores también han acudido a la oficina de enlace del senador por Oaxaca, Ericel Gómez Nucamendi, quien ha recibido la solicitud para darles el apoyo necesario para sacar adelante el proyecto y a quien las autoridades agradecen por este hecho.

La presa, que costaría 20 millones de pesos, y solucionaría los problemas de la microrregión, está en espera. Sólo falta un poco de paciencia y voluntad.

 "Yo fui migrante"

"La primera vez que emigré a los Estados Unidos, fue en el 1988. En ese entonces yo tenía la edad de 34 años, y por suerte fui contratado por tres meses y estuve en el estado de Oregon. Fui con permiso, pero desgraciadamente, del tiempo que me prometieron, solamente trabajamos 15 días. Porque uno con la ilusión de tener dinero, se va uno sin pensar que hay veces que son mentiras lo que a uno le dicen, y pues llegamos al rancho, pero la planta no estaba para cosechar y nos tuvieron tres meses encerrados, sólo nos daban comida", relata Pablo Cruz Martínez, agente municipal de San Pedro Guegorexe.

Y continúa: "Ahí nos llevaron para cosechar la fresa, pero lo único que trabajamos fueron 15 días, pero regresamos como nos fuimos, porque con el dinero que ganamos, apenas y pudimos pagar el pasaje".

Lo que, dice, refleja la realidad de los habitantes de su comunidad: "años después me fui a Nuevo México, y es ahí donde estuve trabajando, pero la verdad es muy duro, porque al no estar en nuestra tierra, todos nos miran mal, nos menosprecian por ser mexicanos. Aunque sí, también saben laborar el trabajo que uno hace.

No me pagaron también, pero sí salieron algunos centavos que a veces aquí no se pueden conseguir".

"Pero si tuviéramos nosotros agua, podríamos hacer lo que se hace allá, porque con lo que uno aprende en Estados Unidos, podríamos salir adelante", concluye.

 Piden ayuda al gobernador

Las autoridades de San Pedro Guegorexe solicitaron el apoyo del gobernador Gabino Cué Monteagudo durante la octava audiencia pública, celebrada en Miahuatlán de Porfirio Díaz. Ahí, le expusieron las carencias y las obras que son necesarias para completar la red eléctrica que quedó a la mitad, y para completar la red de agua potable que operaría cuando la presa se complete.

El mandatario, explicaron, escuchó sus peticiones y prometió que brindaría su apoyo para que se completen las obras de vital importancia para la comunidad.

Las autoridades también agradecieron el apoyo que el presidente municipal de Ocotlán, Miguel Pacheco Pérez, ha brindado para realizar estos proyectos.

  GUEGOREXE:

40 por ciento de la población es migrante

Es una agencia municipal considerada de alta marginación

El 50% ciento de la población, concentrada en los barrios Tras del Río y La Piedra, carece de electricidad

No hay red de agua potable ni drenaje

 LUIS PARRA MEIXUEIRO

http://www.noticiasnet.mx/portal/principal/67140-piden-agua

Leave a reply