Piden nuevos planes para abasto de agua

Piden nuevos planes para abasto de agua

Conagua presume obra que reduce la sobreexplotación de cuerpos acuíferos; organismos internacionales urgen modificar políticas de acceso

Información e imágenes: Atalo Mata Othon

   
   

CADEREYTA, Qro, 18 de noviembre.— Una sola planta potabilizadora de agua puede llevar al cierre de hasta 40 pozos de extracción del líquido, con lo que se controlaría la sobreexplotación de los mantos freáticos.

Su construcción es viable cuando se coordinan los tres niveles de gobierno y los empresarios. Sin embargo, los desacuerdos predominan entre los distintos actores y todos se “echan la bolita” respecto a la escasez de agua y el abuso de los mantos freáticos.

Excélsior visitó las instalaciones del Acueducto II, ubicadas en la Sierra Gorda de Querétaro (Cadereyta), proyecto que fue inaugurado el 18 de febrero de 2011 por el presidente Felipe Calderón y gobernador de la entidad, José Calzada Rovirosa, con una inversión de dos mil 800 millones de pesos que fueron aportados por la Federación, el estado  y los empresarios.

Gracias a esta obra se cerraron 40 de los 83 pozos que se explotaban en el Valle de Querétaro, con lo que ahora tienen viabilidad los mantos acuíferos de la zona. Con este sistema de conducción y distribución se tiene el objetivo de surtir del líquido, durante 30 años, la zona metropolitana y los municipios en el semidesierto de Querétaro.

La infraestructura hidráulica como Acueducto II es envidiable, sobre todo para ciudades del norte del país, donde la disponibilidad de agua es limitada.

Al preguntar por qué no se replica este tipo de proyectos en la República, con la finalidad de que el líquido llegue a todos los rincones, las autoridades tienen opiniones divergentes.

El director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege, dijo que “son los municipios los responsables del servicio del agua potable; lo que sucede en la práctica es que muchos municipios no tienen la capacidad para dar servicio y subsidiariamente se apoyan en la Comisión Nacional del Agua y lo que hacen falta son muchos recursos económicos para poder llevar el agua a todos los sitios”.

Al respecto, el director de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (ANEAS), Roberto Olivares, exigió a los legisladores trabajar en esta materia cuanto antes, porque “hace falta una modificación de un régimen jurídico para que exista participación privada yque los recursos que se destinen se utilicen con eficiencia, les falta información, conocimiento, orientación, basarse en estructuras y esquemas como el de ANEAS y organizaciones del sector y ser sensibles a recibir propuestas”, apuntó.

Mientras, los legisladores federales no se sienten aludidos, y argumentan que el tema se ha politizado. El diputado presidente de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento, Kamel Athié, sostuvo que el dinero para obras se ha visto paralizado.

“De 20 años para acá las inversiones grandes en todo tipo de infraestructura se han detenido; hace falta mayor esfuerzo de coordinación entre estados y la dependencia autoridad del agua para establecer este tipo de convenios y concurrir a los organismos financieros internacionales o privados de financiamiento para darle viabilidad a tantos proyectos que hoy presentan las ciudades”, subrayó.

A nivel internacional, México es visto como un buen captador de agua, sin embargo, funcionarios del Banco Mundial (BM) piensan que aún hay deficiencias que obstaculizan el acceso al agua.

Ede Ijjász, director de Desarrollo Sostenible para América Latina del BM, consideró que en nuestro país “hay que trabajar en la parte de inversiones para que las tuberías y los sistemas funcionen bien, hay que trabajar para que los operadores y las empresas que prestan el servicio tengan alta capacidad técnica y mejor equipo para que todo funcione con la mejor calidad posible y también en las comunidades la cultura tiene que cambiar con la cultura del ahorro del agua”, abundó.

Se espera que para el próximo sexenio, el nuevo gobierno federal promueva una mayor inversión en infraestructura hidráulica.

Viene una nueva administración y tanto los retos como las expectativas, son grandes, así lo observa el coordinador de Agua del equipo de transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto, David Korenfeld.

“Definitivamente tendrá que haber un fortalecimiento en el sentido de las facultades en materia de administración de agua para efecto de medición, vigilancia e inspección de la extracción de agua tanto subterránea como superficial, son temas que todos los gobiernos lo han tratado de hacer, pero que hay que intensificar”.

Purificar el líquido

Especialistas detallan los pasos para obtener agua que pueda consumirse en las actividades cotidianas, el trabajo consiste en utilizar filtros y diversas sustancias químicas

– El proceso para potabilizar inicia con la extracción de agua de ríos y manantiales, y la almacena en un bordo con una capacidad de 400 mil metros cúbicos.

– El líquido pasa por distintos filtros: se agregan químicos como sulfato de cobre para eliminar algas, mal olor y sabor.

– Este sistema potabilizador capta cada año cerca de 50 millones de metros cúbicos de agua proveniente de manantiales y ríos.

– También se le añade un floculante: sustancia que desaparece el lodo, partículas y metales para no dañar al ser humano cuando la consuma y un toque de cloro desinfectante.

– El gerente general del Acueducto II, Arturo Roldán, señaló que existen otras obras hidráulicas similares como el Sistema Cutzamala del Estado de México o en Baja California, aunque destacó la infraestructura de Querétaro.

– “Aquí, la tecnología es más avanzada, aquí ya lo manejamos todo por un sistema a escala que nos permite controlar y tomar datos estadísticos de cada uno de los procesos en unos cuantos minutos”, comentó.

– Esta planta capta y suministra alrededor de 47 millones de metros cúbicos anuales de agua a las ciudades de Querétaro, Bernal y Cadereyta, beneficiando a cerca de un millón de personas.

– En los últimos 15 años, el estado de Querétaro se ha convertido en sitio adecuado para vivir.

– La entidad reporta la tasa anual de crecimiento más alta del país, una actividad industrial y comercial pujante y con retos en materia de servicios públicos, tales como la disposición de residuos, las vías de comunicación y eminentemente la satisfacción de las necesidades en materia de agua de calidad para la población.

Problemas reales

– El abasto de agua no es suficiente en la ciudad y el campo mexicanos, principalmente porque la disponibilidad del líquido es desigual en todo el país, se presentan sequías en las zonas con menor disponibilidad e inundaciones en zonas con gran abundancia del líquido.

– Además, la población rural ha ido disminuyendo mientras se  incrementa en las ciudades.

– Actualmente, el presidente Calderón impulsa el Programa de Sustentabilidad Hídrica para el Valle de México, con el que pretende abastecer el servicio inmediato para toda la población.

– Sólo 90 por ciento de la población tiene acceso al agua potable y saneamiento.

– El mayor consumo de agua corresponde a las actividades agrícolas (riego), con un 89.2 por ciento del total. Para obtener sólo una tonelada de trigo, se requiere un millón y medio de litros de agua. En otras palabras, cada vez que comemos un kilo de pan hemos utilizado en forma indirecta alrededor de mil 500 litros de agua.

– Una persona que vive en una ciudad utiliza, en promedio, 250 litros de agua al día:

– En la ducha (cinco minutos), se utilizan 100 litros.

– En la descarga del baño, 50 litros

– En lavado de ropa, 30 litros

– En lavar y cocinar alimentos, 15 litros. 

2012-11-18 04:45:00

http://www.excelsior.com.mx/index.php?m=nota&seccion=seccion-nacional&cat=1&id_nota=870354

Leave a reply