Piden reformas a ley de aguas en México ante crisis que hunde terrenos bajo la ciudad

La infraestructura hidráulica y los cimientos de los edificios están en riesgo

Por Lilia Santana Moreno- La Gran Epoca

Dom, 29 Jun 2014 21:15 +0000

Ciudad de México (Wikimedia Commosn)

MEXICO – La sobreexplotación de los mantos acuíferos por el descuido en el uso de agua y el crecimiento acelerado de la población, desabasteció a la ciudad de México y sus alrededores.  Estudios prueban que el agua subterránea va disminuyendo, causando el hundimiento de la ciudad.

Millones de personas, en su mayor parte de bajos recursos, se preocupa periódicamente en cómo conseguir agua de acuerdo a sus posibilidades.

“35 millones de mexicanos tienen poca disponibilidad de agua en cantidad y calidad”, dijo El Presidente de México Enrrique Peña Nieto en la reunión con gobernadores del Consejo Mundial del Agua. El Mandatario reconoció que la causa del desabasto es la sobreexplotación de los recursos y del cambio climático, informó la Universidad Nacional Autónoma de México, el 26 de junio del 2014.

En relación la crisis de agua, el Grupo Parlamentario de Nueva Alianza, representado por la diputada Dora María Talamates Lemas, lanzó una iniciativa que reforma y adiciona artículos de la ley de aguas.

“El problema del abastecimiento del agua debe ser primordial en la agenda nacional, y debemos hacer conciencia para afrontarlo como un problema de seguridad nacional”, dijo la diputada, según el grupo parlamentario Nueva Alianza de la Cámara de Diputados, el 25 de junio del 2014.

La parlamentaria destacó que “nuestro país posee aproximadamente el 0.1 por ciento del total de agua dulce disponible a nivel mundial, lo que nos lleva a considerarla, no sólo como un elemento vital, sino como un factor estratégico para el desarrollo global del país”.

El Gobierno del Distrito Federal en tanto está suministrando agua potable a todos los habitantes a través las Delegaciones Políticas.

Según el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, (SACM) el agua va dirigida “a las colonias que no cuenten con el servicio o se encuentre suspendido”, y también a “los residentes de las colonias del Distrito Federal que no disponen de la infraestructura para abastecerse de agua potable o cuando se suspenda el servicio por causas de fuerza mayor, lo mismo que los hospitales, escuelas, mercados y edificios públicos”.

La sobrepoblación causada por la migración del campo a la ciudad, provocó el incremento de la infraestructura y al paso del tiempo, la demografía aumentó junto con la demanda de agua, la cual,  se consumía desproporcionadamente. De un 100 por ciento de infiltración del acuifero, se extrae un 150 porciento, según un estudio del Uso Eficiente de Agua en Edificaciones, de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM)en el 2009.

El agua que abastece el Valle de México según dicho estudio proviene de los recursos naturales, manantiales, ríos, lagos, arroyos o depósitos de agua subterráneos, pero también de cuerpos de agua superficiales y depósitos de agua subterráneos llamados acuíferos.

El estudio de la (UNAM), indica que el 60 por ciento del agua de la ciudad de México se obtiene de los mantos acuíferos, pero éste recurso debe recargarse naturalmente por infiltración de la lluvia, sin embargo, esto no sucede así y el agua subterránea va disminuyendo, causando el hundimiento de la ciudad.

“El 40 porciento restante del agua requerida debe traerse de otras regiones a través de los sistemas Cutzamala y Lerma y de algunos manantiales”, dice el estudio.

Los daños causados por el hundimiento del suelo son alarmantes indican los analistas ya que se daña la infraestructura hidráulica de la ciudad y los cimientos de los edificios. Una investigación sobre este tema de la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco, en julio del 2005, indicó que “los daños a la red de distribución propician fugas de agua potable calculadas en 30% del caudal conducido, reduciendo el abasto a los hogares”.

Como consecuencia, al quebrarse los tubos del drenaje, las aguas residuales se infiltran en el subsuelo contaminando progresiva y crecientemente los mantos acuíferos, según la Investigación de la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco, en julio del 2005.

“Aunque la región central de la Ciudad de México ocupa el cinco porciento del territorio nacional, no obstante, la concentración de la población para el 2010 aglutinó a 37.2 millones de habitantes, cantidad que representó el 33.1 por ciento de la población total del país”. Con estos datos la publicación del  Coloquio Internacional de Geocritica del 7 de mayo del 2012, explicó el desgaste de recursos hídricos.

El Distrito Federal es parte del Valle de México, región que se abastece del agua del Sistema Cutzamala, un conjunto de obras hidráulicas instaladas en 14 municipios de los estados de Michoacán y México, según informe 2012, del Instituto Nacional  de Ecología y Cambio Climático.

Actualmente el Distrito Federal es abastecido con 35 400 l/s de agua potable, de los cuales el 60 por ciento proviene de fuentes subterráneas, extraídas a través de 856 pozos (56  por ciento del acuífero de la cuenca de México y 14 por ciento del acuífero de la cuenca alta del río Lerma). Para proveer el caudal restante se aprovechan fuentes superficiales (3 porciento de manantiales ubicados en la región poniente y sur de la ciudad, y 27 por ciento de aguas superficiales del sistema Cutzamala).

El agua dulce es un elemento vital para la vida y representa el 3 por ciento del volumen total del agua, sin embargo solo el 1% está disponible para la subsistencia del hombre, encontrándose en los manantiales, ríos y lagos.

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

http://www.lagranepoca.com/32336-piden-reformas-ley-aguas-mexico-crisis-que-hunde-terrenos-bajo-ciudad

 

Leave a reply