Piden soluciones ante la contaminación del río

Piden soluciones ante la contaminación del río

Por: FRANCISCO DÍAZ, Lunes, 07 de Mayo de 2012

Cuestionan por qué ninguna agencia de Estados Unidos o de México acepta la responsabilidad de limpiar el Bravo

Quieres estar bien enterado, dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en el Twitter de @Elmananaonline

LAREDO, TX.- Ante el deterioro de las condiciones de contaminación en el río Bravo, activistas del Centro Internacional de Estudios del Rio Grande demandaron la inmediata intervención de las autoridades en ambos lados.

Tricia Cortez, directora ejecutiva de esta organización, cuestionó la razón por la que ninguna agencia oficial de Estados Unidos o de México ha aceptado la responsabilidad de limpiar el río Bravo.

“También nos debemos preguntar porqué razón no hemos demandado que nuestros líderes en el gobierno tomen acciones para detener el deterioro del río, que es nuestra única fuente de agua potable, esto es simplemente inaceptable”, señaló.

Recordó que durante una audiencia el pasado mes de abril ante autoridades estatales, el doctor Héctor González, director del Departamento de Salud de Laredo, declaró que los laredenses no deben tener miedo porque la planta potabilizadora de agua Jefferson, distribuye agua limpia a toda la ciudad.

En opinión de Cortez, aunque esto es importante, simplemente no es suficiente para garantizar la limpieza del Bravo.

“El río y toda la flora y fauna acuática que alimenta el río, continúan sufriendo los embates de los altos niveles de bacteria que exceden los niveles establecidos por las normas oficiales de México y de Estados Unidos”, dijo.

Mencionó que en la medida que aumenten los niveles de la población y los niveles de contaminación del Bravo se ponen fuera de control, la salud de la gente de los Dos Laredos está en serio peligro.

“Ya no podemos permitir que nuestro río fluya con los niveles de contaminación que estamos experimentando, esperamos que la Comisión Internacional de Límites y Aguas nos ayude a eliminar este problema que afecta en ambos lados y a nuestra fuente de vida que es el río Grande”, señaló.

Un estudio de la organización Clean Rivers demostró que el río tiene un índice muy elevado de bacterias coliformes fecales que ponen en riesgo a la población sobre una epidemia del peligroso E. Coli.

Este organismo tomó muestras de agua en 40 sitios diferentes situados a lo largo de 27 millas entre Laredo y Nuevo Laredo, detectándose niveles alarmantes de bacterias fecales, en especial en el área de los puentes internacionales.

http://www.elmanana.com.mx/notas.asp?id=284645

 

Leave a reply