Pierde Xalapa 60% de agua potable en fugas: UV

Xalapa – 2014-06-09 13:37:11 – Rosalinda Morales / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

 

La Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) afirmó que el 59 por ciento del agua que llega a Xalapa se pierde en fugas y en tomas clandestinas, es decir existen diferencias entre lo que se trae y lo que se factura, con una eficiencia global del 35 por ciento”, dijo Gerardo Alatorre, investigador del Instituto de Investigaciones en Educación (IIE) de la Universidad.

Destacó que el arquitecto urbanista Rafael Palma plantea que de acuerdo al volumen de agua que entra a la ciudad, a las tomas de agua existentes y al volumen consumido, es evidente que exista un déficit de agua actualmente. Por lo que reparar la red de agua y drenaje debe de ser una de las acciones prioritarias y las cuales serían actos de justicia social y ambiental.

El 66 por ciento de lo que ingresa a la comisión de agua y Saneamiento de Xalapa (CMAS) se va en reparación de fugas, errores de medición, saneamiento. Sólo el 34 por ciento de lo que se cobra se usa para atender las tomas de agua potable.

Lo anterior lo informó Gerardo Alatorre, uno de los organizadores del coloquio “Agua para todos y todas, agua para siempre”, el pasado mes de mayo.

Igualmente este organismo operador del agua, reconoce que el catastro y las tarifas no están actualizados, por lo tanto se subsidia el costo real del agua, teniendo como consecuencia que no se cuente con un presupuesto necesario para actualizar su red de distribución y el tratamiento de aguas negras.

Explicó el académico que las conclusiones que a continuación se presentan, fueron realizadas por diversas organizaciones civiles como IMCAS, Sendas, AC, LAVIDA, Global Water Watch e instituciones educativas como el Ciesas Golfo, INECOL AC y diversas instituciones de investigación de la Universidad Veracruzana (UV).

El investigador detalló que varias ponencias coincidieron en que hay una disminución de aforos en la cuenca del río Pixquiac y Huitzilapan, Puebla, debido en parte a un mal manejo de la vegetación en las partes altas de la cuenca y crecimiento urbano desordenado y que Xalapa es una región privilegiada en términos de su abasto de agua. Tiene una alta precipitación pluvial, misma que no es aprovechada pues no hay una implementación de tecnologías alternativas para el almacenamiento y manejo de agua de lluvia.

“Lo anterior se contrapone con el aumento de la desigualdad en el abasto en Xalapa es preocupante, situación que se entrelaza con los tandeos como forma de abasto de agua, que reflejan, más que un déficit de agua, la falta de planeación del desarrollo urbano y las desigualdades en la distribución del agua.

“Una de las limitantes en el abasto de agua está relacionada con el grave deterioro de la red y de la infraestructura hidráulica (tan sólo en la zona Centro, la tubería tiene 50 a 70 años de antigüedad y carece de mantenimiento).

SANEAMIENTO

En cuanto al saneamiento, el investigador de la UV dijo que las plantas de tratamiento sólo tratan menos del 50% del agua en la zona metropolitana de Xalapa. “La mezcla de aguas residuales y pluviales hace menos eficiente la operación de las plantas. El endeudamiento por la primera planta de tratamiento en la ciudad de Xalapa y la falta de transparencia con que se manejó dicho endeudamiento provocaron la elevación de tarifas y la pérdida de confianza de los usuarios”.

CUENCAS ABASTECEDORAS

Respecto a las cuencas abastecedoras de agua, comentó Gerardo Alatorre que se discutió la necesidad de que las instituciones responsables de administrar el recurso agua consideren el costo de no proteger las fuentes actuales de abasto y apoyar su restauración (costos de potabilización, salud, remediación, inundaciones). “También se requieren de herramientas adicionales a programas de servicios ambientales para cuidar las cuencas y recuperar aforos, tales como ordenamientos territoriales”.

En torno al papel de la Conafor, dijo, es necesario que los programas de pago por servicios ambientales sean más flexibles y que el tema de los incentivos para cuidar y restaurar las cuencas no sea únicamente tema de esta institución, sino también de otras dependencias como Protección Civil, Sagarpa y el sistema de salud pública.

“Se anunció que el Ayuntamiento de Xalapa ya creó una dirección de cuencas en la CMAS Xalapa para fortalecer el programa iniciado de compensación por servicios ambientales en la cuenca del rio Pixquiac. Empero, hay una falta de coordinación intersectorial (sectores agua, salud, agricultura) que deben interesar por el tema agua tanto en aspectos de contaminación como de servicios ambientales”, expresó.

ALGUNAS ALTERNATIVAS Y PROPUESTAS

Desarrollar mecanismos e instancias de rendición de cuentas a la población y una relación de transparencia entre el organismo operador y la sociedad.

Crear un sistema de indicadores en relación al agua potable y saneamiento para identificar problemas y evaluar avances, considerando los costos ambientales y sociales relacionados.

Impulsar una cultura de almacenamiento de agua y renegociar la deuda de la planta de tratamiento.

Para resolver los problemas de la red de distribución y de la medición y facturación seguir con el plan de sectorización y recomendaciones del IMTA y monitorear los avances

Dar prioridad para el abasto de agua a la población en pobreza extrema (30% de Xalapa), que habita principalmente colonias del noroeste de la ciudad.

Es congruente que antes de pensar en traer más agua a la ciudad de Xalapa, se lleven a cabo acciones para una mejor gestión y calidad del agua.

Incentivar acciones concretas para el ahorro en el consumo del agua y disminuir la cultura de agua embotellada.

Se requiere instrumentar un Plan de Ordenamiento Ecológico Territorial de la zona conurbada, que debe diseñarse con amplia participación de la sociedad civil y de instituciones académicas.

Creación de una instancia de planeación a nivel metropolitano con participación ciudadana. Así como un nuevo diseño institucional que involucre a las distintas secretarías en la discusión del tema agua y su integración en sus políticas.

Llegar a buenos acuerdos con los dueños de los recursos forestales en las cuencas e institucionalizar modelos de gestión de cuencas y compensación o pago por servicios ambientales, como el de Pixquiac y reproducirlo en la Cuenca del Huitzilapan para evitar conflictos y acciones como el cierre de válvulas.

Mejorar el sistema de tarifas para cobrar más por volúmenes más grandes (como CFE), eliminar tomas clandestinas y asegurar que no se perdonen las deudas de usuarios importantes.

Estudiar el costo real de la cultura de agua embotellada versus inversiones más fuertes en CMAS para asegurar fuentes públicas de agua potable.

http://www.imagendelgolfo.com.mx/resumen.php?id=41008785

Leave a reply