Plan hídrico aminorará sequías
 e inundaciones


16 Febrero, 2014 – 22:40

Credito:

Luis Carriles y Luis Miguel González / El Economista

Alerta. El paso de Manuel en Guerrero es ejemplo de los cambios. climáticos actuales. Foto: AFP

En los próximos meses se presentará el Programa Nacional Hídrico (PNH). “No es sólo construir obra pública. Tenemos que ir mezclando el hacer obra con el tema de prevención meteorológica; además, hacer una política pública y de administración de los permisos federales y cauces e incluso ejercer la facultad fiscal de cobrar los derechos de agua. Hay que tener claro a dónde vamos”, dijo David Korenfeld, titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En el PNH se trabajó de manera transversal con otras dependencias para tener un programa que cubra todos los aspectos posibles. La política integral parte de la premisa de no tenerle miedo a los conceptos, específicamente a la sequía y a las inundaciones.

Entre las lecciones que han dejado las sequías y las lluvias está la previsión y la necesidad de construir infraestructura tanto de corto como de mediano y largo plazos. Korenfeld explicó que ante la sequía se hicieron varios análisis retomando la experiencia de otros lugares del mundo. “La mejor política para enfrentarla es determinar la temporada de seca y guardar agua con anterioridad, ya sea de manera voluntaria o forzadamente, por medio de cortes”, dijo.

México y Australia son los únicos países que pueden vivir un fenómeno ciclónico al mismo tiempo por dos océanos distintos; somos el país que más sufre el cambio climático porque estos fenómenos necesitan agua caliente y el Pacífico y el Golfo de México se van calentando cada vez más.

La temporada de huracanes es entre mayo y noviembre, luego se enfrentan los fenómenos de El Niño y La Niña en el Pacífico, ello provoca precipitaciones en el país, mientras tanto, el consumo de agua es sobre todo de fuentes superficiales.

México está en la zona donde están los grandes desiertos del mundo y hay alta susceptibilidad de que falte agua. El tema es administrar el agua, por ello cada noviembre se revisan todas las concesiones para determinar cuáles tendrán su uso en 100 por ciento. “Saber cuánta agua tenemos y cuánta podemos cumplir”, explicó.

“El 2013 terminó como un año récord de impactos, hubo un fenómeno ciclónico nueve veces y se informó a la sociedad civil y al gobierno de ello, pero Conagua no es Protección Civil y lo que queremos es que la sociedad aprenda a vivir con el clima”, aseguró.

LUPA A TÍTULOS DE CONCESIÓN

Conagua aumentará la vigilancia para detectar y sancionar la explotación inadecuada de los recursos acuíferos. Para ello se apoyará en los centros integrales de servicios que impulsarán la recolección de información de los volúmenes extraídos por los principales concesionarios de aguas nacionales.

Esta información, complementada con las visitas de inspección, permitirá evaluar en tiempo real el comportamiento de las cuencas y acuíferos y aplicar la Ley de Aguas Nacionales a aquellos usuarios irregulares. En particular se podrá detectar a los que utilizan volúmenes mayores a los concesionados, carecen de título de concesión o incumplen con sus obligaciones fiscales, refirió. Conagua promoverá la instalación de bancos de agua para contar con una administración del agua moderna que regule las condiciones dinámicas en el mercado de derechos de agua.

http://eleconomista.com.mx/industrias/2014/02/16/plan-hidrico-aminorara-sequias-e-inundaciones

 

Leave a reply