Pozo de agua en la delegación Iztapalapa tiene límites

Pozo de agua en la delegación Iztapalapa tiene límites

Precisa Ramón Aguirre, director general del Sistema de Aguas, algunas características del manto acuífero

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero.- El manto acuífero encontrado en el subsuelo de Iztapalapa sólo abastecerá a 20 por ciento de los capitalinos, aclaró Ramón Aguirre Díaz, director general del Sistema de Aguas del Distrito Federal.

“Pensando en el problema del Valle de México, en el mejor de los casos, ese manto profundo podría contribuirle a resolverlo de diez a 20 por ciento.

“Estamos hablando de 22 millones de habitantes, igual este manto puede dar agua a tres millones. No es poco pero la ciudad es muy grande”, explicó.

Entrevistado por Martín Espinoza, para Grupo Imagen Multimedia, el funcionario local detalló que hubo una confusión en la primera información que se presentó sobre este hallazgo, ya que en realidad faltan estudios para saber cuánto podría beneficiar a los capitalinos.

“Nosotros nunca le dimos una vida al acuífero, porque tenemos que hacer una extracción sustentable. El acuífero debe ser agua –en teoría-, pero siempre en la medida en que respetemos el ciclo hidrológico y saquemos lo que es la recarga. La noticia es buena pero ahora hay que dimensionarla perfectamente”, previó.

Aguirre advirtió que ante el riesgo de quedarnos sin mantos acuíferos en 50 años, la Ciudad de México necesita enfrentarse al reto de la sustentabilidad.

Detalló que para ello, se debe conocer de dónde proviene este flujo hidráulico del nuevo manto, cuál es su zona de recarga y cuánto del líquido se puede aprovechar de forma sustentable. 

“No se trata de que saquemos el agua en unas tantas décadas y las siguientes generaciones vean cómo se las arreglan.

“Se sabe que es un buen acuífero, pero para meternos a la parte legal y se pueda decretar un nuevo acuífero, primero se necesitaría tenerlo perfectamente dimensionado, y eso tiene implicaciones importantes”, destacó. 

Aguirre subrayó que se necesita la construcción de más pozos que ayuden a estas investigaciones, ya que hasta el momento, sólo se sabe que esta agua contiene arcillas o restos de tierra provenientes del Lago de Texcoco de hace cuatro millones de años.

El funcionario afirmó que la explotación de este nuevo pozo, no aumenta el riesgo del hundimiento en la Ciudad de México.

http://www.excelsior.com.mx/2013/02/01/comunidad/882171

Leave a reply