Prevén explotar mina de agua en Vallemex

Prevén explotar mina de agua en Vallemex

Proyecto pretende rehabilitar canal, construir presa y parque ecoturístico

ESMERO. Decenas de campesinos del municipio de Nicolás Romero trabajan en el tramo de 600 metros de canal realizado con cemento el cual llevara agua a sus comunidades con un desperdicio menor. (Foto: JORGE SERRATOS EL UNIVERSAL )

Domingo 10 de marzo de 2013 Juan Manuel Barrera Corresponsal | El Universal
juan.barrera@eluniversal.com.mx  

NICOLÁS ROMERO, Méx.— Es un paraíso oculto en la Zona Metropolitana del Valle de México. Dos manantiales ubicados en lo alto de la zona boscosa de Santa María Magdalena Cahuacán producen 70 litros de agua por segundo, caudal que corre al aire libre por el canal Cuamatla y beneficia a cinco ejidos del municipio.

La Asociación de Usuarios de Aguas del Canal Cuamatla y sus manantiales San Isidro y Santa Rita, cuyos integrantes tienen títulos de aprovechamiento otorgados en 2012 por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), proyecta explotar esta mina de agua.

Jesús González Santos, presidente de dicha asociación, relata que los manantiales San Isidro y Santa Rita producen 70 litros por segundo de agua pura, distribuida a ejidatarios de Nicolás Romero, Santa María Magdalena Cahuacán, San Francisco Magú, San Juan de las Tablas y San José del Vidrio.

El agua corre a lo largo de 75 kilómetros desde los manantiales hasta el punto más alejado. Como son canales a cielo abierto se desperdicia parte del líquido y al final de su recorrido se contamina y se pierde cerca de la mitad. El canal tiene menos de un metro de ancho y sus aguas son cristalinas. Hay truchas y ajolotes, estos últimos en peligro de extinción en el valle de México. El pasado 6 de marzo los pobladores inauguraron 600 metros del canal recubierto con cemento. El gobierno estatal apoyó con materiales y ellos pusieron la mano de obra.

En otros tramos el recubierto de ladrillo y piedra data de hace un siglo, pero está en buenas condiciones. González Santos menciona que la Conagua cuenta con el proyecto ejecutivo del Plan Director del Canal, elaborado por expertos de la Universidad Autónoma de Chapingo.

El proyecto pretende rehabilitar el canal, entubarlo en algunos puntos y evitar descargas del drenaje. También prevé la construcción de una presa en el paraje Catalán y la creación de un parque ecoturístico y un criadero de venado cola blanca.

Pero el objetivo principal es evitar que los manantiales se sequen y el agua se contamine, al tiempo que le dan uso sustentable.

Actualmente el canal Cuamatla beneficia a dos mil personas del Distrito de Riego y a tres mil usuarios domésticos de las cinco comunidades mencionadas. Benigno Vilchis Vargas, integrante de la asociación, dice que la concesión para aprovechar el agua de los manantiales es por 30 años, aunque desde hace más de seis décadas los pobladores de los cinco pueblos la utilizan para riego de campos de cultivo y consumo doméstico. Menciona que el canal llevaba el agua de los manantiales San Isidro y Santa Rita hasta la hacienda de Cuamatla, ubicada en Cuautitlán Izcalli, entonces considerada una de las más prósperas de la región.

El bosque de Cahaucán crece al amparo de los manantiales. Tiene especies como oyamel, aile, pino —pátula, criollo y ayacahuite y sauco—, así como el arbusto tepozán, utilizado para hacer las escobas de vara. También alberga animales como conejo, ardilla, zorrillo, coyote, armadillo, tlacuache y diversas aves.

Los pobladores presumen la pureza de su agua y afirman tener la prueba más contundente: “Donde existe la trucha hay agua limpia”. Aseguran que el bosque de Cahuacán es el pulmón más importante del valle de México, con tres mil hectáreas.

Confían que el proyecto sea apoyado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del gobierno federal y otras instancias.

http://www.eluniversal.com.mx/edomex/6831.html

Leave a reply