Principios fundamentales del aprovechamiento racional del agua en la Comarca Lagunera

Principios fundamentales del aprovechamiento racional del agua en la Comarca Lagunera

Por: Manuel Valencia CastroManuel Valencia Castro

A LA CIUDADANÍA

En el mes de mayo del presente año, un grupo de académicos y ambientalistas presentamos una ponencia en el “Coloquio Sobre Cambio global, Seguridad Hídrica y Conflictividad Socioambiental en México”, llevado a cabo en el Campus Morelia de la Universidad Nacional Autónoma de México. El tema tratado por nosotros consistió en la relación que tiene la agroindustria de la leche con la sobreexplotación de acuíferos, el deterioro de ecosistemas y con el incremento del arsénico en el agua “potable” de la comarca lagunera. Como resultado de este ejercicio colectivo, logramos establecer de una manera puntual los principios que en nuestra opinión son fundamentales para llegar a un uso racional del agua en nuestra saqueada región. A continuación se presentan, esperando sea una contribución que coadyuve en las acciones que se están realizando o que se pretende realizar: El modelo de “explotación minera” usado sin misericordia en nuestra región, debe sustituirse por uno basado en el uso racional, que considere las necesidades del ambiente y de salud pública. De ninguna manera es aceptable, pensar que “si nos acabamos el agua resolveremos el problema trayéndola de otras cuencas”.

Reducir las extracciones de agua hasta niveles por debajo de las aportaciones que el acuífero recibe, esto permitirá no sólo el equilibrio del acuífero sino su estabilización. La restitución por lo menos parcial de la hidrología natural de los dos ríos, tal y como ocurría antes de la construcción de las presas permitiendo el paso de lo que se ha dado en llamar “caudal ecológico”, el cual aseguraría la permanencia y salud de los ecosistemas riparios relacionados con una gran cantidad de servicios ambientales.

La conservación, restauración y/o rehabilitación de los ecosistemas de los Ríos Nazas y Aguanaval incrementará la recarga natural de los acuíferos. Esta recarga no sólo beneficiaría a los pozos urbanos, tendría un efecto integral sobre todos los pozos presentes en el acuífero principal. Es necesario entender que los esfuerzos aislados con objetivos restringidos, son sólo paliativos a una problemática que demanda tratamientos holísticos.

La Instalación de medidores volumétricos equipados con telemetría y, supervisados por instancias independientes, son un complemento indispensable a las acciones tendientes a la reducción de la sobreexplotación. Cancelación de pozos ilegales y la cancelación de títulos de concesión por causa de utilidad pública. Deben plantearse medidas como el cambio en la alimentación del hato lechero, adoptando tecnologías que reduzcan o eliminen por completo la alfalfa. Existe un gran cúmulo de información científica y técnica sobre raciones bajas en alfalfa, que no afectan los niveles de producción.

Finalmente, es necesario ajustar a la capacidad de carga de la región, la población del ganado lechero, en este sentido, es conveniente pensar en la relocalización del hato lechero a regiones en donde su impacto sobre los recursos hídricos y biológicos, no cause presiones ni daños a la población y al ambiente.

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/656478.principios-fundamentales-del-aprovechamiento-racional-del-agua-en.html

Leave a reply