Productividad del agua en la región noroeste de México (II)

Productividad del agua en la región noroeste de México (II)

 

15 Julio, 2014 – 19:18

CREDITO:

Oscar Bustamante Ruíz y Artemio Vázquez Aguilar

En la parte introductoria de la presente nota,expuse el día de ayer el concepto de la productividad del agua, entendido como la reducción de costos mediante prácticas agrícolas que permitan una mejor aplicación del agua de riego o realizar inversiones para reducir el uso de otros insumos como la energía eléctrica. Diversas instituciones han trabajado de manera conjunta para incrementar dicha productividad.

Algunos resultados que se han presentado en el cultivo de maíz en Sinaloa reflejan un impacto en la productividad del agua, al pasar en el riego tradicional de 1.43 kilos a 2.98 kilos de maíz por cada 1,000 litros de agua, esto es, se duplica la productividad del agua; lo anterior se explica al elevar la eficiencia de aplicación del riego, pasando en el riego tradicional de 60 a 90% en el riego localizado, y por el incremento en el rendimiento de 10 toneladas a 14 toneladas por hectárea; es importante destacar que para lograr estos saltos es necesaria la capacitación en la operación y mantenimiento de los sistemas de riego, así como una asesoría enfocada a un mejor uso de los fertilizantes, definición de cuánto y cuándo regar, entre otras.

Los resultados anteriores han impulsado la transferencia de tecnología en los últimos tres años en más de 17,300 ha de superficie en el noroeste de México (Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur), lo que representa una inversión total de más de 600 millones de pesos y una derrama crediticia en inversión de largo plazo de más de 280 millones de pesos.

Lo anterior gracias al trabajo conjunto de los productores de agricultura de riego, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), FIRA, bancos, intermediarios financieros no bancarios, proveedores y asesores técnicos. Es importante mencionar que el presupuesto asignado por la Federación a nivel nacional para la tecnificación del riego en el 2014 asciende a más de 2,000 millones de pesos, lo que puede representar una aportación de hasta 50% en la inversión de los sistemas de riego.

La tecnificación del riego con apoyo de FIRA en el noroeste ha crecido más en los sistemas de riego localizado, con 75% de participación en la superficie, seguido del riego por aspersión, con 12%; los principales cultivos son granos, con 46%; 28% de hortalizas, y 12% de frutales.

Otra de las acciones que han elevado la productividad del agua ha sido vía la inversión en la rehabilitación de pozos profundos en los acuíferos sobreexplotados de Altar-Pitiquito-Caborca y Guaymas, impactando en la reducción de los costos de consumo de energía eléctrica, así como en la mejor distribución del agua, al manejar los pozos de manera centralizada. La mejora de la productividad del agua en utilidad por cada 1,000 litros pasa de 6.8 pesos a 7.1 pesos, es decir, 6% más por acción tan sólo en el ahorro de energía eléctrica.

En resumen, cualquier acción encaminada para hacer un mejor uso del agua deberá buscar impactar en mejorar la productividad del agua y por lo tanto, sumará a la producción de alimentos, logrando así desarrollar proyectos sostenibles y que aporten a la seguridad agroalimentaria

Oscar Bustamante Ruíz es Director Regional del noroeste y Artemio Vázquez Aguilar es Especialista en la Subdirección Regional de Promoción noroeste en FIRA. La opinión es responsabilidad de los autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

obustamante@fira.gob.mx,

avazquez@fira.gob.mx

http://eleconomista.com.mx/columnas/agro-negocios/2014/07/15/productividad-agua-region-noroeste-mexico-ii

Leave a reply