Prohibido extraer agua en el 37% del estado

Chihuahua

Prohibido extraer agua en el 37% del estado

 

Grupo de mujeres tarahumaras asistente al Seminario de Programas de Atención e Instancias de Protección para las Mujeres Víctimas de Violencia.

>De mantos subterráneos

Justo en zonas donde pretenden crear nuevos desarrollos

El Heraldo de Chihuahua

16 de noviembre de 2012

 

Emmanuel Fernández

Chihuahua, Chihuahua.- En el 37.3% del territorio chihuahuense está prohibida la explotación de los mantos acuíferos y es justo en estas zonas donde se pretenden nuevos desarrollos, como en San Francisco de Conchos y el ejido El Molino, por lo cual se pretende impedir que la Comisión Federal de Electricidad no conecte a la red eléctrica a aquellos pozos sin autorización.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) presentaron un estudio donde se detalla la situación de las aguas subterráneas municipio por municipio.

El documento detalla el marco legal de equilibrio ecológico y protección al medio ambiente, que designa a la Semarnat como la autoridad autorizada para efectuar los cambios de uso de suelo que permitan prever el grave deterioro de los suelos y el equilibrio ecológico de la zona.

A pesar de ser una obligación informar el cambio de uso de suelo, la mayoría de los usuarios no lo hacen y abren indiscriminadamente las tierras de cultivo, además extraen sin un título el agua del subsuelo.

En Chihuahua existen 12 acuíferos vedados totalmente y 26 sólo de manera parcial, los cuales se ubican principalmente en los municipios de Ascensión, Janos, Casas Grandes, Galena, Nuevo Casas Grandes, Guadalupe, Práxedis G. Guerrero, Villa Ahumada, Buenaventura, Jiménez, Allende, López, Guerrero, Carichí, Cusihuiriachi, Gran Morelos, Cuauhtémoc, Bachíniva, Valle de Zaragoza, Satevó y Belisario Domínguez.

Estos acuíferos vedados equivalen al 37.3% del territorio chihuahuense, mientras que el otro 62.7% es zona de no veda, lo cual significa que existen 23 acuíferos en libre alumbramiento.

La problemática en la entidad es algo compleja y el informe lo detalla cada uno de los puntos, comenzando por el incremento de la superficie agrícola que propició la sobreexplotación de agua, poniendo en riesgo la sustentabilidad económica.

Otro de los problemas es que la Semarnat no niega los cambios de uso de suelo para inhibir la apertura de tierras nuevas para la agricultura y por ende la apertura de nuevos pozos. Sólo emite un escrito de autodeterminación al interesado.

Pero la situación no sólo recae en la Conagua, tanto Sagarpa, FIRA, Firco y Gobierno del Estado, entre otras dependencias, otorgan o han otorgado apoyos para la perforación, equipamiento de pozos o sistema de riego, sin considerar si hay o no disponibilidad de agua ni la autorización del uso de suelo.

Aunque no tiene nada que ver con apoyo al campo, la Comisión Federal de Electricidad, también tiene culpa en la problemática, al suministrar la energía con base en la demanda a los pozos abiertos en las diferentes regiones.

Dentro de las acciones para terminar con la situación que aqueja en varias regiones del estado, proponen coordinación entre la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Gobierno del Estado para evitar nuevos desarrollos agrícolas y urbanos que no han cumplido con las disposiciones ambientales.

También consideran apoyos para la tecnificación del campo y nieguen dichos recursos a quienes no cumplan con la autorización de cambios de suelo. Pero de lo más importante es no proveer de energía eléctrica por parte de la CFE a quienes no cuenten con los documentos otorgados por la Semarnat.

http://www.oem.com.mx/elheraldodechihuahua/notas/n2773227.htm

Leave a reply