Propone Water Utilities potabilizar aguas residuales

Diego Murcia
El Diario de El Paso | 00:15

El agua que se desecha por el inodoro podría ser reutilizada y llevada hasta su hogar como agua potable, a más tardar en 2017. Al menos, esa es la intención que El Paso Water Utilities (EPWU) persigue con la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales en el Este de El Paso.

Se consideran aguas residuales los líquidos que han sido utilizados en las actividades diarias de una ciudad. Éstas incluyen las provenientes de inodoros, tinas, duchas, lavamanos, lavadoras, desechos industriales, así como aguas de lluvia y de ríos. La mayoría de estos líquidos son transportados por el alcantarillado de una ciudad o población y tratados en una planta de tratamiento municipal.

De acuerdo con Gilbert Trejo, ingeniero a cargo de la División Técnica de Servicios de EPWU, en las últimas décadas, el consumo de agua potable, en especial en los meses de junio y julio, es mayor que la producción generada por las plantas de El Paso.

Actualmente, los 160 millones de galones de agua potable consumida por día, son cubiertos por las extracciones que se realizan a los mantos acuíferos de Mesilla y Hueco, más el agua superficial del Río Bravo. Sin embargo, cuando el nivel del río baja, ¿cómo cubrimos esa demanda?, cuestionó Trejo.

‘Con la reutilización de esta agua tratada, podemos generar 10 millones de galones de agua diaria extra que puede cubrir la demanda’, comentó. Según el funcionario, tras el proceso de utilización del agua que se consume en El Paso, se recupera el 50% de este líquido para su tratamiento.

De estos 80 millones que quedan, se deben entregar 17 millones a El Paso County Water Improvement District No. 1, que las utilizará para los cultivos, y el agua restante serviría para producir los 10 millones de galones que sacarían al Condado de su eterno problema de sequía.

Pero antes deben contar con la aprobación de la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ). El proceso de implementación del proyecto pasará por la supervisión de un panel de expertos que evaluará la viabilidad del mismo. Si este punto es aprobado por TCEQ, luego se desarrollarían el diseño, las pruebas de la planta piloto y la construcción de la planta.

La planta generaría el equivalente a un 10% del total de agua que se consume en el área. Estos galones de agua tratada diaria extras, servirían para cubrir la demanda de hasta 77 mil individuos por día.

‘Esto nos ayudaría a tener un verdadero suministro de agua, en lugar de crear restricciones obligatorias e importar agua, lo que resulta muy caro’, explicó Claudia Ordaz, vocera de Water Utilities.

En Estados Unidos, el 75% de las aguas residuales generadas son tratadas, pero sólo un 3.8% son reutilizadas tras su tratamiento. Esto supone que se desperdicia un volumen de agua equivalente al que cada año cae por las cataratas de Niágara.

No muy lejos de aquí, en Ciudad Juárez, las aguas residuales tratadas son utilizadas por la Junta Municipal de Agua y Saneamiento en actividades de servicios públicos: lavado de carros, limpieza, llenado de lagos artificiales, para compactación, riego de áreas verdes, lavado de retretes y mingitorios.

En su manual de Manejo Sustentable del Agua no se menciona el uso de esta agua residual para consumo humano. La lógica tras el uso de este tipo de líquidos es disminuir el consumo del agua potable en este tipo de actividades antes nombradas.

En el caso mexicano, las aguas tratadas que se transforman en potables, se filtran al subsuelo para incorporarlas al manto acuífero antes de permitir su consumo humano.

El agua que propone la compañía de agua paseña sería sometida a cuatro filtros de limpieza con los que se mataría cualquier tipo de residuo orgánico antes de servirla al público.

En la primera fase, el agua se filtra por una membrana, con la que se remueven todas las sales y contaminantes impuros. En la fase dos, se le desinfecta con luz ultravioleta para remover químicos. En la fase tres, se le filtra una vez más. En la última fase, el agua es desinfectada nuevamente, ahora con cloro.

En los últimos años, debido a la falta del vital líquido, las autoridades paseñas han tenido que restringir el uso del agua usando un sistema de números de casas pares e impares, así como determinando periodos de abstinencia para negocios como lavados de autos y lavanderías, cuyo funcionamiento diario requiere litros y litros de agua.

En Texas, según Water Utilities, existen algunas ciudades más que están pensando en la implementación de un sistema similar: Big Spring, Brownwood, Abeline y Wichita Falls.

Esta última va pasos adelante y pronto podría convertirse en la primera ciudad en el país en la que la mitad de su agua potable proviene directamente de las aguas residuales… incluida la que se va por los inodoros.

El plan para reciclar el agua en Wichita Falls se hizo necesario después de tres años de sequía extrema, que también ha impuesto algunas restricciones severas a sus residentes, ha explicado el alcalde de dicha localidad, Glenn Barham.

En el caso paseño, una vez construida la planta, el agua tratada sería mezclada con el resto de agua potable que corre por el actual sistema que lleva el vital líquido hasta los hogares de los paseños. ‘Nadie podrá saber si hay diferencia entre una u otra agua’, sostuvo Trejo.

La planta costaría 82 millones de dólares, el dinero saldría de fondos federales y estatales. El costo que se reflejaría en la factura de los consumidores paseños sería menor a los $3 dólares, aseguraron.

De acuerdo con datos de EPWU, en noviembre de 2013 se realizó una encuesta con mil personas para preguntarles si apoyarían la construcción de una planta de tratamiento de agua purificada. Al final, según Water Utilities, 84% dijeron estar de acuerdo con el proyecto.

Aun así, cuando se le pregunta al ciudadano de a pie si estaría a favor de consumir este tipo de agua, la respuesta no es alentadora. Para Fabiola Castillo, por ejemplo, existe desconfianza en el desarrollo del proyecto y que no cumpla las expectativas.  En otras palabras: ‘me daría asco tomarla’,  dijo.

En todo caso, el proceso ya inició y por ahora se realizan consultas sobre la creación de la planta con diversas instituciones, incluido el Cabildo paseño. De llevarse a cabo, la planta tratadora estaría siendo construida en 2016 y el agua tratada estaría llegando a casa de los paseños en 2017.

dmurcia@diariousa.com

http://diario.mx/El_Paso/2014-06-14_d4f8040e/propone-water-utilities-potabilizar-aguas-residuales

Leave a reply