Pueblos de Tecoanapa siguen sin agua

La UNAM no ha empezado el estudio al río La Vainilla, que surtiría del líquido a la parte baja del municipio, reclaman

Pueblos de Tecoanapa siguen sin agua

CITLAL GILES SÁNCHEZ

Chilpancingo, 6 de agosto. El dictamen que supuestamente haría la Universidad Autónoma de México (UNAM) en el río La Vainilla, en Tecoanapa, para ver la viabilidad de dotar de agua a los cinco pueblos de la parte baja del municipio a través de dicho acuífero, aún no se lleva a cabo, pues de acuerdo con versiones que dieron vecinos al secretario técnico de la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos (Redgroac), Manuel Olivares Hernández, no han ido personas a hacer dicho estudio.

Hace tres semanas el subsecretario de Asuntos Políticos del gobierno del estado, Víctor Aguirre Alcaide, aseguraba que en 15 días se tendría un nuevo estudio que haría la UNAM en el río La Vainilla para saber si hay posibilidades de extraer el agua y enviarla a los cinco pueblos de la parte baja de Tecoanapa, quienes desde hace varios años han exigido se les dote de dicho líquido.

Sin embargo, ya han pasado más de 15 días y los comuneros no saben nada de dichos resultados.

Entrevistado al respecto, Manuel Olivares aseguró que el gobierno del estado no ha dado a conocer los resultados del supuesto dictamen, pues, dijo, ni siquiera han ido al río a hacer los estudios.

“Hasta ahorita no ha habido nada, tenemos la información de la comunidad de Xalpatláhuac, que es donde está el río La Vainilla, de que nadie se ha presentado por ahí a hacer esos estudios”, dijo.

Criticó que esos estudios no estaban a consideración, por lo que la gente de los cinco pueblos está en su postura de que se respete la minuta firmada el 4 de abril y que se concluya la obra, porque ya hay una inversión millonaria en la obra y no por darle gusto a un grupo de caciques, se ponga en riesgo la salud de cientos de habitantes de los cinco pueblos.

“Es muy preocupante esta situación porque están mostrando el verdadero rostro del gobernador, su verdadera práctica administrativa, porque no es posible que después de haber firmado la minuta del 4 de abril, reinicia la obra pero al día siguiente cancela la obra”, dijo.

Olivares comentó que estas acciones por parte del ejecutivo son “una afrenta bastante grave” para los habitantes de los pueblos, quienes dentro de su enojo, advirtió, “están planteando realizar acciones de presión y el único responsable sería el gobernador”.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/08/07/index.php?section=sociedad&article=008n1soc

 

Leave a reply