Racionarán el agua en 2013

Metrópoli

Racionarán el agua en 2013

Marcelo Ebrard Casaubón, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, presentó ayer el libro "El Gran Reto del Agua en la Ciudad de México", en el Cárcamo de Dolores. Foto: José Luis Rubio

 

El Sol de México

9 de noviembre de 2012

 

 

Sergio Péreztrejo / El Sol de México

Al adelantar que disminuirá en un 15 por ciento el abasto hidráulico en 2013 para la Ciudad de México, el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, advirtió que la administración de su sucesor, Miguel Ángel Mancera, debe lograr reducir el consumo de agua. Destacó que un objetivo estratégico que se propuso su administración hace 6 años fue reducir el consumo, porque la ciudad trae esa agua de fuentes cada vez más lejanas y precisó que no hay acuerdo político de seguirle dando a la capital más y más agua.

Pronosticó que la capital del país, sin duda, enfrentará en el 2013, "el problema de que nos van a reducir el suministro del Cutzamala, eso es un hecho”.

Demandó que deben reducir su consumo y evitar el desperdicio tanto empresas como instituciones y personas, al detallar que se maneja un plan, efectivamente general, que tiene que ver con el compromiso de cada persona, institución y de todas y de todos, empezando por el propio Gobierno, donde el nivel de ahorro está cercano al 20 por ciento. Asistió a la presentación de acciones y beneficios alcanzados en agua y drenaje a cargo del director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), Ramón Aguirre Díaz, y a la presentación del libro "El Gran Reto del Agua en la Ciudad de México", en el Cárcamo de Dolores, ubicado en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec

Marcelo Ebrard indicó que hoy la Ciudad de México cuenta con mejores servicios y está equipada para atender a la población en torno a los servicios de agua potable y drenaje. Aseguró que las acciones en materia de agua y saneamiento durante esta administración representan un avance sin precedentes con más del doble de las inversiones de las que se realizaron en los últimos años.

El mandatario capitalino indicó que se ha buscado racionalizar, ser mucho más eficientes en el manejo de la red, aunque reconoció que falta mucho, "pero se avanzó también. Hubo que cuidar a la ciudad de que no tuviésemos una falla del Drenaje Profundo", resaltó. Acompañado por la secretaria del Medio Ambiente, Martha Delgado Peralta, quien también destacó logros en la materia, Ebrard Casaubón, indicó que se trabajó en el mantenimiento al Drenaje Profundo que se baja cada año, y se construye el Túnel Emisor Oriente y la planta de tratamiento de Atotonilco que permitirá tratar un porcentaje muy elevado de las aguas que utiliza el Distrito Federal. "Hoy estamos tratando alrededor de 14 por ciento, cuando se termine esa y otras plantas que también tienen el apoyo financiero de la ciudad, pues estaremos tratando el orden de 62-63 por ciento del agua, más o menos, de la ciudad. La que actualmente se consume", precisó al resaltar que se logró evitar una inundación mayor en la ciudad.

En torno al libro "El Gran Reto del Agua en la Ciudad de México", el ejecutivo local dijo que el interés es dejar, además de la información correspondiente para la próxima administración, también la programación o la planeación que se realizó para los próximos 20 a 25 años.

"La mejor forma de ser leales y generosos con nuestra ciudad es que nos preocupemos de que en el futuro sí haya efectivamente un plan maestro, esté documentado y se le pueda transmitir a la próxima administración y que todo lo que hemos aprendido en estos años esté a la disposición de todas y de todos, eso es lo más importante de este texto", abundó.

Por su parte, el titular del SACM, Ramón Aguirre Díaz, se refirió a las más de 2 mil 500 instalaciones, una red de distribución de agua potable de 14 mil kilómetros de longitud y 13 mil kilómetros de agua de drenaje y añadió que aún con los avances, se plantea la necesidad de realizar un trabajo de cuando menos cuatro sexenios de manera ininterrumpida.

Se refirió a los retos a los que se ha hecho frente, desde la atención en temporada de lluvias, hasta la crisis de falta de agua por sequía y estiaje. Otro reto, dijo, fue poder acceder al sistema de drenaje para su mantenimiento, considerando que las consecuencias para la ciudad en el caso de una falla de este sistema hubieran sido inimaginables. Destacó la labor en el Drenaje Profundo para su mantenimiento en cuatro etapas de rehabilitación. "Representa la obra hidráulica de mayor importancia realizada en estos años por el Gobierno de la Ciudad". Otras prioridades fueron mejorar la calidad del agua. Asimismo, la potabilización se incrementó en la ciudad un 80 por ciento mediante la construcción de 18 nuevas plantas potabilizadoras. Cabe señalar que el libro "El Gran Reto del Agua en la Ciudad de México" está diseñado en tres partes. La primera es sobre la historia del agua en la ciudad; la segunda, aborda las acciones emprendidas durante esta administración y la tercera, recoge las propuestas de más de 30 expertos del país en 15 diferentes especialidades sobre su opinión del rumbo que deben tomar en la materia para lograr ofrecer un servicio sustentable. Conforman 655 comentarios y recomendaciones.

Estuvieron presentes en el evento, el director del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y presidente del Consejo Asesor del SACM, Adalberto Noyola Robles y el presidente del Instituto Autónomo de Investigaciones Ecológicas, INAINE, Luis Manuel Guerra.

http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n2764876.htm

Leave a reply