Recicla GDF proyecto de agua desechado hace 10 años

Recicla GDF proyecto de agua desechado hace 10 años

 Científicos de la UNAM difieren de la propuesta del gobierno capitalino de excavar un pozo de mil metros de profundidad, ya que esta medida ha ocasionado el hundimiento de la ciudad.

Mié, 27/10/2010 – 05:38

México.- El proyecto de excavación de un pozo de mil metros de profundidad para buscar agua en el subsuelo que el Gobierno del Distrito Federal pretende poner en marcha a partir de noviembre próximo, es el mismo que fue desechado hace 10 años por las entonces autoridades de la ciudad por considerarlo técnicamente inviable y costoso.

La propuesta dada a conocer aproximadamente hace mes y medio por el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, despertó una polémica al interior de la comunidad científica e incluso en la Asamblea Legislativa de la capital.

El jefe del área de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, Benjamín Martínez López, calificó esa propuesta como “una soberana estupidez” y se lo harán saber a las propias autoridades. Dijo que la solución a una eventual falta de agua potable podría enfrentarse si la Ciudad de México contara con un drenaje pluvial.

El agua de lluvia se desperdicia al irse al drenaje convencional, “y no se vale que despilfarremos los recursos” en la excavación de pozos de mil metros de profundidad.

Señaló que la perforación indiscriminada de pozos es lo que ha ocasionado el hundimiento de la ciudad y con el túnel de mil metros que se proyecta será igual. Llamó a utilizar el agua de lluvia con un drenaje pluvial.

El especialista de la UAM Iztapalapa, Agustín Breña, recordó que el proyecto de cavar pozos a mil metros de profundidad no es nuevo. Hace 10 años, investigadores del Instituto de Geología de la UNAM lo propusieron al entonces gobierno de la ciudad. MILENIO encontró que fue desechado por incosteable e inviable.

No obstante, refiere que “el acuífero de donde se podría extraer el agua está a 2 mil metros y no a mil metros como se dice, y si se perfora a esa profundidad no van a encontrar agua. Posiblemente se encuentre mucha agua a 2 mil metros”.

La apertura de pozos “nos provoca hundimientos diferenciales, asentamientos de la tierra”, enfatizó.

Señaló otro problema adicional: la calidad del agua. “A esa profundidad el agua no es de buena calidad por la presencia de manganeso. En el subsuelo tenemos metales y con el agua, ésta resulta de mala calidad”.

Ante una eventual escasez de agua el gobierno de la ciudad iniciará en breve la exploración del subsuelo en busca de agua con la excavación de tres pozos de mil metros de profundidad y, en caso de encontrarla, se dejaría de explotar los mantos superficiales, mismos que se encuentran ya sobreexplotados.

Las primeras excavaciones iniciarían en algún punto cercano a la Central de Abasto en Iztapalapa y los otros dos estarían en las delegaciones Tláhuac y Gustavo A. Madero. Se prevé que el primer pozo concluya en abril o mayo próximo.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Gestión Integral del Agua de la Legislatura local, Víctor Gabriel Varela, alerta que sería contraproducente hacerlo en Iztapalapa, puesto que ésta es una de las delegaciones más dañadas por hundimientos y grietas en la tierra: “Estamos entrando a un círculo vicioso, pues al excavar más pozos se generan más grietas, y si no entramos en una etapa gradual de cierre de pozos, la ciudad enfrentará problemas más graves”.

Es más, afirmó que si se llegara a encontrar agua a esa profundidad, ésta sería agua fósil, “con altos contenidos de contaminantes”, además de que la obra de perforación y las plantas potabilizadoras para tratar esa agua fósil tendrían un costo millonario para la ciudad.

A cambio de eso, afirmó, hay otras alternativas para surtir de agua a la Ciudad de México y que no tendrían el mismo costo. Puso como ejemplo la recuperación de ríos, el escurrimiento de los cerros o el proyecto del lago de Xico para la captación del agua pluvial.

Las opiniones entre los legisladores difieren. Tal es el caso del integrante de la misma Comisión de Gestión Integral del Agua, Emiliano Aguilar, del PRI, quien consideró que el proyecto es bueno en tanto se construyan paralelamente pozos para aguas pluviales para reabastecer los mantos freáticos. Sin embargo, refiere que la apertura de pozos ocasionará mayores hundimientos a la ciudad. Recordó que en la ciudad de Hermosillo, Sonora, se han excavado pozos en busca de agua para captar aguas pluviales hasta mil 400 metros de profundidad.

http://www.milenio.com/node/563864

Leave a reply