Resolverá CONAGUA el desabasto de agua

Cuautla

Resolverá CONAGUA el desabasto de agua

*Gracias a sistema de presas en barranca de Amatzinac

El Sol de Cuautla

11 de agosto de 2012

 

Gabriela Martínez

Cuautla, Morelos.- A través de la construcción de un sistema de seis presas de almacenamiento de agua en la barranca del Amatzinac, la Comisión Nacional de Agua (Conagua) pretende apagar los focos rojos surgidos en algunos municipios de la región Oriente de Morelos por el desabasto del vital líquido, principalmente en los municipios de Zacualpan, Temoac, Jonacatepec y Jantetelco.

De acuerdo a Juan Carlos Valencia Vargas, director del Organismo de Cuenca Balsas (OCB) de la Conagua, hasta este momento ya concluyeron y están en operación las presas Amilcingo, Socavones, Jantetelco y Barreto, las cuales atendieron la demanda de agua potable y para el riego entre la población de esta región, una de las más afectadas por la escasez del vital líquido.

Dijo que antes de finalizar el presente año quedará terminada la presa Picacho, y alistarán además el proyecto para la construcción de la sexta presa, en la zona alta de la barranca Amatzinac.

"Las primeras cuatro fueron en el bajo Amatzinac, la presa Picacho está en la zona media y en la parte alta estamos diseñando una nueva presa que, de ser posible, iniciará su construcción en el 2013, si tenemos presupuesto para ello", precisó el funcionario.

La presa Picacho, precisó, forma parte del sistema de presas del Amatzinac aunque está ubicada en una presa cercana, sin embargo, "se está interconectando toda la infraestructura para que pueda regar toda esa zona".

Adicional a este sistema de presas, también se construyó la presa El Gigante, en el municipio de Ayala que también permitió avances importantes en materia hidroagricola al facilitar el riego de cuatro mil hectáreas, agregó.

Recordó Valencia Vargas que con estas infraestructuras se ha dado solución a los conflictos sociales surgidos por el tema del agua en esta región, luego de que en la zona alta de la barranca, en Tétela del Volcán, comenzaron a aprovechar el agua a través de mangueras irregulares, impidiendo que los escurrimientos llegaran a la parte media y baja del Amatzinac.

"Por eso se tuvieron que buscar nuevas alternativas porque simple y sencillamente dejó de llegar esa agua a la zona que regaba, por eso se construyeron estas cuatro presas que ya existen, mas la presa Picacho", sostuvo.

El OCB de la Conagua informó que a través de este sistema de presas se garantiza el riego para seis mil hectáreas en la zona de la barranca, desde Zacualpan, hasta Temoac, Jonacatepec y Jantetelco, al permitir disp

http://www.oem.com.mx/elsoldecuautla/notas/n2652966.htm

 

Leave a reply