Revolución del agua en México

Revolución del agua en México

Juan Pablo Soler- Otros Mundos Colombia

2010-11-09

 

El movimiento en resistencia por la construcción de la Presa El Zapotillo ha declarado el pasado 08 de noviembre el inicio de la Revolución del Agua en México, con la toma simbólica del sitio conocido como Talicoyunque donde se pretende reubicar Temacapulín, Acasico y Palmarejo, los tres poblados que serán inundados por la construcción y llenado de la Presa.

 

La lucha por el reconocimiento del agua como bien común y su acceso como derecho humano fundamental, que inició en Latinoamérica a nivel nacional en Bolivia con la guerra del agua, secundada por iniciativas populares en Uruguay con el plebiscito del agua, en Colombia con el referendo del agua y en Paraguay con la iniciativa legislativa de ley de aguas, hoy nace en México como reacción a las irregularidades del gobierno mexicano, que por la vía de violentar los derechos de los ciudadanos y ciudadanas avanza en las políticas de privatización del agua en diferentes regiones de este país.

 

La construcción de El Zapotillo avanza ilegalmente pues, hasta el momento, no se ha otorgado el cambio de uso del suelo por parte de la municipalidad de Cañadas de Obregón; el nuevo centro de población se construye en contravía de la decisión del Tribunal Administrativo del Estado de Jalisco, el cual por medio de una orden Judicial de hace más de un año, determinó la suspensión inmediata de las obras. En ambos proyectos la comunidad no ha sido consultada ni informada debidamente y está en desacuerdo con la ejecución de las obras.

 

Los pobladores de Temacapulín en el día de ayer llevaron a cabo una acción simbólica por la reivindicación de todas las luchas por el agua que han iniciado en México, como la representativa lucha de las Mujeres Mazahuas, los afectados por los proyectos de la Parota, Paso de la Reyna, Cerro de Oro, Arcediano, Las Cruces, Ucumacinta, Río Cobre, Minera San Xavier, entre muchos otros, en lo que han denominado la Revolución del Agua en México

 

Temacapulín no está sola. Siendo sede del Tercer Encuentro Mundial de Afectad@s por Represas y sus Aliados, celebrado a principios de octubre, logró ganar con argumentos la simpatía del movimiento internacional, que como muestra de apoyo a la resistencia local, emprenderá una serie de acciones en diversas ciudades del mundo frente a las embajadas de México en los respectivos países.

 

Dichas expresiones frente a las embajadas además de exigir la cancelación inmediata de la Presa El Zapotillo y del nuevo centro de población, pretende posicionar el mensaje de la Campaña Internacional “Los ojos del mundo están puestos en Temaca”, un llamado a evitar que se repita la historia, donde los luchadores sociales han perdido hasta su vida por defender sus derechos, los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo no están solos, los movimientos sociales de todos los continentes les acompañan.

 

Es responsabilidad de los Estados garantizar la integridad de todos sus habitantes, y los ojos del mundo están puestos en que el gobierno mexicano respete la decisión de los pueblos y garantice su bien-estar y buen-vivir.

 

Las autoridades deben contemplar el diálogo antes que el uso de la fuerza, como lo mencionó al Diario El Mural, Héctor Castañeda Náñez, de la comisión Estatal del Agua, pero este diálogo no debe ser amañado como hasta ahora se ha caracterizado, debe ser para establecer acuerdos claros y escuchar a las partes implicadas para involucrarlas en la toma de decisiones, debe rechazarse un espacio por medio del cual se ignore la posición e intereses de las comunidades afectadas y donde solo se pretenda contar con su presencia para legitimar la imposición de los proyectos.

 

Para conocer de voz directa los acontecimientos del 08 de noviembre, escuchen el programa de radio de UDG Noticias de Guadalajara en el siguiente link: http://www.redlar.org/Medios/download/fileid/252

¡Agua para la vida, no para la muerte!

http://noalapresaelzapotillo.wordpress.com/2010/11/09/9-de-noviembre-de-2010-2/

 

Leave a reply