Sancionará la Comisión Nacional del Agua a 65 de las 400 empresas que contaminan la corriente del afluente

Sancionará la Comisión Nacional del Agua a 65 de las 400 empresas que contaminan la corriente del afluente

 

MARTÍN HERNÁNDEZ ALCÁNTARA

De las 400 empresas que vierten sus líquidos residuales en la cuenca Atoyac–Zahuapan, 65 serán sancionadas por la Comisión Nacional del Agua (CNA) por no cumplir con la normatividad, según reveló ayer el director general del organismo, José Luis Luege Carmargo.

En el marco de la firma del convenio para sanear al afluente, el funcionario federal señaló que los principales contaminantes de la corriente “son realmente empresas familiares que descargan en su drenaje doméstico. Pero también tenemos esas descargadas donde son industrias y no le dan el tratamiento adecuado a las aguas. Son alrededor de 400 empresas, todas ellas deben de tener tratamiento de sus aguas”.

Precisó que varias de esas compañías son textileras que descargan pinturas para teñir mezclilla.

Como parte de las acciones que realiza el gobierno federal, a través de la Conagua, para poner en marcha la Agenda del Agua 2030, el director general de dicha dependencia firmó con los gobernadores de Puebla y Tlaxcala, Rafael Moreno Valle y Mariano González Zarur, respectivamente, un Acuerdo de Coordinación para conjuntar acciones y recursos a fin de continuar con el saneamiento de la cuenca del Alto Atoyac, particularmente el rescate ecológico de los ríos Zahuapan, Atoyac y Alseseca, así como la presa Manuel Ávila Camacho, conocida como Valsequillo.

El titular de la Conagua recordó que la Agenda del Agua 2030 es una política hídrica de largo plazo construida en base a la consulta de la ciudadanía, los diversos sectores de usuarios, especialistas y académicos, quienes comparten el interés de que México cuente con ríos limpios, cuencas en equilibrio, cobertura universal de los servicios de agua y asentamientos seguros frente a inundaciones catastróficas.

Señaló que uno de los proyectos emblemáticos que contribuyen a alcanzar estos ejes es el saneamiento de la cuenca Atoyac–Zahuapan, cuyos principales afluentes reciben las aguas residuales generadas en las zonas urbanas de Tlaxcala y Puebla, que constituyen la cuarta zona metropolitana más grande del país y donde se concentra más de 80 por ciento de la actividad industrial poblana.

José Luis Luege afirmó que uno de los principales retos para estas entidades, al igual que para todo el país, es el saneamiento de aguas residuales, por lo que se impulsa la construcción de infraestructura de tratamiento que opere con el mayor nivel de eficiencia técnico y administrativo. Para ello, es necesario fomentar esquemas de participación que garanticen su operación de largo plazo y con visión sustentable.

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2011/04/26/puebla/ecl209.php

 

Leave a reply