Sanciones de Conagua, positivas, pero tardías

Según cámaras industriales de Torreón y Gómez Palacio

Sanciones de Conagua, positivas, pero tardías

Piden que se cuente con un método para medir la cantidad de agua extraída.

·         2011-08-08•Comarca y Estados

Torreón .- Para el organismo Encuentro Ciudadano Lagunero y las Cámaras de la Industria de la Transformación de Torreón y Gómez Palacio, se consideran positivos los actos de autoridad que ha implementado Conagua al clausurar 179 pozos ubicados en los acuíferos de Ceballos, Oriente Aguanaval y Principal de la Comarca Lagunera de Coahuila y de Durango, sin embargo, les parecen tardíos.

Este tipo de operativos, explicaron, deben de desarrollarse con mayor frecuencia, extensión y autoridad, para corregir en un plazo breve la severa sobreexplotación del acuífero, “que no representa otra cosa que el robo de un bien nacional que ha derivado en el grave problema de salud pública que enfrentamos los laguneros, al beber agua con arsénico”.

Señalan que es indispensable que se informe a la ciudadanía de las acciones que se tomen y del plan que permita completar la supervisión de pozos, así como la reducción en la extracción de agua que se obtiene con tales acciones.

Piden que se informe de los pozos a los que se llegue a permitir su funcionamiento por cumplir con los requisitos y que se cuente con un método para tener información continua del agua extraída de cada pozo, la cual aseguraron, debe ser pública, porque no servirá de nada que se verifique la existencia de medidores, si se tiene conocimiento del gasto de agua cada cinco años o más, por lo que piden el uso de medidores telemétricos.

La finalidad de estas acciones, explicaron, es mantenerse hasta llegar al equilibrio de los acuíferos.

Para dar sustentabilidad además a estos actos de autoridad al manejo del agua de la Región, hace falta construir un amplio pacto social de pasos firmes, pero acelerados.

Además señalaron que se debe comenzar a hacer algunas tareas que permita dar seguridad a la ciudadanía, que ya no beberá más agua envenenada, por lo que se tiene que realizar acciones en el corto plazo.

Consideran que se debe de tener un uso juicioso y certero de la tecnología, usando filtros a pie de pozo para embotellar y distribuir el agua en garrafones, en lugar de inyectarla a la red, donde se perderá el 99 por ciento entre fugas y otros usos que no son de bebida y de preparación de alimentos.

Otra de las peticiones que se hacen es disminuir la superficie cultivada, particularmente la de alfalfa, reducción del número de vacas y la mejora en las técnicas de irrigación.

Karla Lobato Huerta

http://impreso.milenio.com/node/9005372

 

Leave a reply