Se manifiestan contra el gobierno federal por pretensión de construir presas

Xalapa

Se manifiestan contra el gobierno federal por pretensión de construir presas

Diario de Xalapa

19 de mayo de 2010

 

Celia Gayosso/Diario de Xalapa

Jalcomulco, Veracruz.- Ejidatarios desde Barranca Grande hasta La Antigua se manifestaron contra la serie de seis presas que el gobierno federal, a través de la CFE, pretende construir en la cuenca de ese afluente debido a que del río Los Pescados-La antigua depende la forma de vida de miles de personas.

Agentes municipales y comisariados ejidales de la cuenca del río temen que el gobierno federal les expropie los ejidos, lo que provocaría derramamiento de sangre.

El tema de las seis presas que se pretende establecer en Barranca Grande, municipio de Ixhuacán de los Reyes, la más grande con dimensiones de 22 metros de alto por 170 de largo, así como en Teocelo, Mahuixtlán, El Campanario, Limones y Amatitla, ha unido no sólo a los agentes municipales desde Barranca Grande hasta La Antigua, sino también a los comisariados ejidales, a los prestadores de servicios turísticos de Jalcomulco y trabajadores que de éstos dependen, así como a grupos de pescadores de Rinconada y otras comunidades con esas vocaciones.

En ese contexto, a las reuniones que se han venido sosteniendo en Jalcomulco y otros municipios, han asistido alrededor de 40 comisariados ejidales y un número similar de agentes municipales, así como empresarios y pueblo en general, pues el tema del agua y su defensa ha unido como nunca antes en la historia a las comunidades que resultarían afectadas.

Hace 30 años aproximadamente se construyó una presa en Chotla, por lo que perdieron el pescado "bobo", y de permitir la construcción de esas seis, que además se les pretendía hacer sin informar a la comunidad, se causaría un daño irreversible a la forma de vida de los habitantes de esas y cientos de comunidades veracruzanas, adelantaron.

El comisariado ejidal de Jalcomulco Adrián Hernández Navarro y Alejandra Estrada Cárdenas, integrantes del Comité Pro Conservación del Río, previeron que se morirían el camarón, la trucha, los cultivos, así como al deporte de aventura, ya que no se podrían seguir haciendo los descensos de río.

Las empresas prestadoras de esos servicios de aventura, informaron, representan sólo en Jalcomulco 800 empleos, los que quizá se perderían al tener que cerrar los negocios.

También hace unos 30 años existía el proyecto de hacer una presa en el lugar conocido como "La cueva", pero como los ejidatarios se opusieron, no se concretó. Ahora están muy preocupados porque ya hay en la zona trabajadores de la empresa "México generador de energía S. de R.L." que hace los estudios de impacto ambiental para el proyecto denominado Sistema hidroeléctrico Pescados", de la Comisión Federal de Electricidad.

Se preguntaron por qué hacer esa serie de seis presas en este río cuando hay muchos otros en el Estado donde no se afectaría a tanta gente, ya que de éste depende la actividad agropecuaria de alrededor de 40 ejidos, de ahí que de continuar con la ejecución, podría correr sangre ya que los ejidatarios, campesinos, pescadores y sociedad civil defenderán el agua de su río.

Precisaron que el río La Antigua es un afluente que crece inmensamente en época de lluvias, ya que alcanza hasta 8 metros más de su nivel normal, por lo que la gente de la parte baja teme inundaciones si se llegara a fracturar una de las presas, por el otro lado la escasez del líquido estaría a la orden del día porque ya hay afluentes que se han secado debido a la colocación de la presa en Chotla y a que han desviado los caudales hacia las ciudades grandes.

Entre los afectados se cuenta a cien pescadores de Rinconada, los que temen que se acabe con su forma de vida, pues al no correr el agua libremente se acabaría con el camarón y la trucha, como ya pasó con el bobo, concluyeron.

http://www.oem.com.mx/diariodexalapa/notas/n1639036.htm

Leave a reply