Se unen contra obras hidráulicas en Jalisco

Se unen contra obras hidráulicas en Jalisco

Juan Carlos G. Partida y Ulises Gutiérrez

Corresponsales

Periódico La Jornada
Lunes 24 de junio de 2013, p. 32

Pobladores y pequeños productores de los Altos de Jalisco, aglutinados en el Consejo Regional para el Desarrollo Sustentable (Conredes), anunciaron que unirán fuerzas con el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo para oponerse tanto a la presa El Zapotillo como al acueducto que llevaría agua de Jalisco a Guanajuato, pues ambos proyectos amenazan sus derechos “al agua, la alimentación y el empleo.

Denunciamos la transgresión de derechos humanos y la inexistencia de caudales excedentes en la región de los Altos de Jalisco, en la cuenca del río Verde. Rechazamos el proyecto de trasvase El Zapotillo-León, al tiempo que demandamos un diálogo constructivo sobre alternativas. Concretar el pretendido trasvase implica graves riesgos y costos sociales, económicos y ambientales para Jalisco como cuenca, anunció Conredes.

El organismo que aglutina a ciudadanos y pequeños productores de la región alteña jalisciense firmó un convenio de colaboración con el Comité Salvemos Temacapulín, el cual tuvo como testigo de honor a Pedro Arrojo Agudo, ambientalista español ganador de premio Goldman 2003, quien denunció que la empresa ibérica Abengoa presiona a propietarios de la zona por donde pasaría el acueducto para que vendan el derecho de paso de la línea que llevaría agua a lo largo de 139 kilómetros entre la presa El Zapotillo, municipio de Cañadas de Obregón, hasta León, Guanajuato.

El documento reprueba la posible inundación y desalojo de las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, ubicadas en la región Altos sur, y sostiene que la construcción de la presa es una clara violación a los derechos humanos de sus habitantes.

Reitera que el cambio climático y las estadísticas de la Comisión Nacional del Agua demuestran que no existen caudales excedentes en la cuenca del río Verde-Altos de Jalisco y que antes de continuar la construcción de la presa debe demostrarse que no representa riesgo para las comunidades amenazadas con el desplazamiento.

Solicita que el gobierno de Jalisco, que mostró buena voluntad y apertura al diálogo con los opositores a la presa, gestione que la construcción se suspenda mientras se buscan alternativas sustentables y justas de abastecimiento de agua.

En Sonora, yaquis e integrantes del Movimiento Ciudadano por el Agua informaron que continuarán con los bloqueos carreteros en el sur de la entidad en protesta por la operación del acueducto Independencia.

Señalaron que el sábado abrieron el tráfico vehicular por unas horas para dejar pasar a miles de conductores que llevaban más de dos días en sus vehículos formando filas de más de 28 kilómetros en la población de Vícam, municipio de Guaymas.

Los yaquis reiteraron su petición al gobierno federal para que intervenga en el conflicto.

Queremos que se detenga el robo del agua de la etnia. Es el agua que nos heredaron nuestros abuelos y nuestros padres. Tenemos que protegerla para nuestros hijos, dijo en conferencia de prensa Tomás Rojo Valencia, uno de los voceros de los manifestantes yaquis.

http://www.jornada.unam.mx/2013/06/24/estados/032n2est

Leave a reply