Señalan engaños en la reubicación de Acasico

El Observatorio Ciudadano del Agua cuestiona el papel de organizaciones como Fundación Desarrollo Sustentable, que es  el brazo operador de Conagua en Los Altos, y solicitan información del trabajo que hará la United Nations Office for Project Services

Alejandra Guillén

4 de Marzo 2015

El Observatorio Ciudadano para la gestión integral del Agua para el estado de Jalisco emitió nuevas recomendaciones sobre las irregularidades que ha habido en el desplazamiento de la población de Acasico y cuestiona el papel que posiblemente tiene la agencia de las Naciones Unidas de la Oficina de Proyectos de Servicios para legitimar el megaproyecto de El Zapotillo,  luego de que el organismo ha señalado que Jalisco no debe permitir trasvasar 120 millones de metros cúbicos anuales a León porque será desastroso para la supervivencia de una región semiárida como Los Altos.

Acasico, junto con Palmarejo y Temacapulín son las poblaciones que la Comisión Nacional del Agua planea inundar para la construcción del embalse El Zapotillo.

Entre los puntos que votaron en sesión ordinaria los miembros del Observatorio, está el cuestionamiento a la Fundación México Sustentable, que ha sido la encargada de realizar la reubicación de la gente de Acasico; recomendaciones sobre El Zapotillo, el bosque La Primavera, los acuíferos metropolitanos, el lago de Chapala y la información contradictoria en cuanto al tema hídrico.

El Observatorio realizó varias visitas a la población e Acasico y detectó que una parte de la gente ha manifestado su total rechazo a la Presa El Zapotillo y otros tienen disposición a reubicarse, pero los acuerdos no se han cumplido; no fueron consultados para saber si querían ser reubicados y si estaban de acuerdo con la presa; que la Conagua les hacía firmar listas de asistencia que luego fueron utilizadas como firmas de aceptación de la reubicación; que no les han cumplido los acuerdos, que el Comité Mixto, en el cual interviene la Fundación México Sustentable, solo tiene reuniones con algunos miembros de l pueblo y no con el resto; y que este megaproyecto ha  generado división en el pueblo-.

Lo que se ha podido documentar es que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no tiene un plan general de reasentamiento, no informó a la población lo que implicaba la reubicación ni la construcción de la Presa El Zapotillo y tampoco se les consultó al respecto, además de que no se ha garantizado la indemnización adecuada, tanto por el patrimonio tangible como intangible.

“No hay documento alguno que acredite la propiedad de las casas en el nuevo poblado (para Acasido). En el documento presentado por Conagua se integra un censo  porque no hay un conteo exacto de predios, propiedades, terrenos, así como de sus características, avalúos y costos, por propietario y/o familia. No hay una descripción de las compensaciones y su tipo. Además, de manera genérica se habla del plan de desarrollo que deberá elaborar el contratista, los dos tipos de casas y de algunas adecuaciones, el patrimonio común, etcétera, y no se especifican los costos y los pagos de los predios”, dicen las recomendaciones de marzo 2015.

El otro elemento central es que no se garantiza el sustento y el trabajo de las familias de Acasico, toda vez que aunque la Conagua intentó formar cooperativas, asociaciones y empresas, éstas no han tenido buenos resultados.

“El sustento y trabajo no está garantizado, ni el derecho de la alimentación, no hay claridad si habrá acceso a alimentos aunque se prevé que la alimentación después del reasentamiento estará garantizada por la producción en los solares de las casas y en la hortaliza para los procesos agroindustriales sin que pueda garantizarse en razón de que no se ha trabajado tampoco con la capacitación de la población y no se tiene conocimiento de la viabilidad dde lo anterior dadas las características ambientales del sitio propuesto

Las recomendaciones

Que  el gobierno de Jalisco respete el acuerdo del 24 de mayo de 2005, en el que el gobierno de Francisco Ramírez Acuña cancela la presa San Nicolás y que se establece que no se realizaría ningún otro proyecto hídrico que afectara a algún núcleo de población. Oficio CJ/13/2005.

Que atiendan en forma inmediata, integral y propositiva la problemática surgida con los pobladores de Acasico ante su supuesto reasentamiento con motivo de la construcción de la Presa y su acueducto, “a fin de determinar si en todo tiempo se han respetado los derechos humanos de dichos pobladores, particularmente su derecho a la consulta, a la información veraz y oportuna y a la participación. en el marco de las mejores prácticas nacionales e internacionales de resolución de conflictos y cultura de paz”.

Que se revise todos los trabajos realizados por la conagua y las empresas contratistas, como Fundación para el Desarrollo Sustentable y Fundación México Sustentable, relacionado con el supuesto reasentamiento del poblado de Acasico (…) toda vez que no se han respetado plenamente los derechos humanos concernientes con dichos pobladores.

– See more at: http://masgdl.com/maspormas-gdl/senalan-enganos-en-la-reubicacion-de-acasico#sthash.oCCDZMpk.dpuf

http://masgdl.com/maspormas-gdl/senalan-enganos-en-la-reubicacion-de-acasico

Leave a reply

Softplug.net