Sequía y desabasto de agua amenaza regiones de Tamaulipas

Sequía y desabasto de agua amenaza regiones de Tamaulipas

Hasta un 40 por ciento del ganado bovino y caprino muere ante la falta de agua y buena hierba en sus pastizales

Juan Manuel Reyes Cruz/Corresponsal

TAMAULIPAS, 3 de octubre.- La falta de lluvias en la región de Tamaulipas, sobre todo en la parte norte del estado y Nuevo Laredo, provocaría la sequía más grande de la historia y por ende desabasto de agua, así como  abastecimiento de agua en esta ciudad, advierte Carlos Montiel Saeb, gerente general de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado.

De no llover en forma copiosa en los próximos 12 meses, Nuevo Laredo, se enfrentaría a un serio problema de consecuencias nada positivas.

“Casi no ha llovido y si no llueve en estos meses es posible que tengamos problemas de abastecimiento, por eso es importante que la gente haga conciencia que el agua es un elemento indispensable para la vida”, subrayó.

El gerente de la empresa estatal, dijo que se podría racionalizar el vital líquido a los más de 200 mil usuarios ante la falta de agua en las corrientes del Río Bravo que divide a los dos Laredos.

“Al no llover durante el mes más lluvioso del año, el próximo año se podrían tomar medidas drásticas, como es el tandeo o corte de agua durante las madrugadas y los fines de semana, tal y como ya ocurre en algunas ciudades del país”, subrayó.

El consumo promedio de agua por persona es de 280 litros diarios, mientras que la media nacional es de 220, cantidad que se extrae del Río Bravo a razón de mil 200 litros por segundo en horas pico del día.

“Debemos hacer conciencia de cuidar el agua, pero si el próximo año no llueve, la capacidad de las presas para garantizar el consumo durante dos años se habrá agotado porque ya se está cumpliendo y tendremos serios problemas con el abasto”, agregó Montiel Saeb.

Por su parte Alejandro López, líder del sector campesino en la región, aseguró que Tamaulipas y Nuevo Laredo, sufren una de las peores sequías, tanto así que hasta un 40 por ciento del ganado bovino y caprino muere ante la falta de agua y buena hierba  en sus pastizales.

El director de Desarrollo Rural en Nuevo Laredo,  Gabriel Serna Aguilar, dice que la sequía que  azota el Estado, es considerada como “un problema muy fuerte” en la región, que provocó la muerte de dos mil cabezas de ganado desde septiembre del 2010 a lo que va del presente año en el sur de Tamaulipas.

Síguenos en Twitter: @Excelsior_Mex

Fg

2012-10-03 08:20:00 http://www.excelsior.com.mx/index.php?m=nota&seccion=funcion&cat=28&id_nota=862283

Leave a reply