Si el agua de La Costa es poca, a Hermosillo le toca

Si el agua de La Costa es poca, a Hermosillo le toca

Gaspar Navarro Ruiz / g_navarro_ruiz@hotmail.com

La delegación de la Comisión Nacional del Agua reiteró que el acuífero de la Costa de Hermosillo tiene un déficit millonario de metros cúbicos, por lo cual ya no tiene más agua para dotar a la capital sonorense.

Lo anterior contrasta con los estudios presentados por algunos legisladores tricolores, en los que aseguran que hay líquido en esa región para garantizar el abasto a la zona urbana.

La CONAGUA asegura que el déficit es de 183.49 millones metros cúbicos, por lo cual, la Costa ya no es una alternativa para extraer más recursos del vital liquido para consumo humano de la capital sonorense.

“En caso de que se siga extrayendo agua del acuífero de la Costa de Hermosillo, se tendrá que suministrar de agua de mar a ese manto natural, con lo cual, el agua será más salobre”, señala la dependencia federal.

La CONAGUA advierte que buscarán otras alternativas para ahorrar agua y destinarla para consumo humano y riego agrícola, previendo tecnificar y actualizar el sistema de riego en los cultivos de la Costa y zona rural.

El delegado de la CONAGUA en Sonora, Florencio Díaz Armenta recomendó disminuir las extracciones en el acuífero así como incrementar la tecnificación de riego para los cultivos que forman parte del Distrito.

Dijo que la delegación de Conagua levantará un censo sobre los empresarios agrícolas, y de compañías que tiene el permiso de concesión para extraer el vital líquido para sus cultivos y de otras necesidades que requieren sus negocios.

“Los concesionarios tienen permitido extraer 100 millones de metros cúbicos de agua, en caso de comprobarse de que hayan sacado más vital líquido, la Conagua sancionará a los propietarios de ese permiso con 260 mil pesos hasta un millón de pesos, o bien, clausurar las concesiones de los pozos”, dijo. Leyó bien, tienen derecho a 100 millones de metros cúbicos de agua, los que necesita Hermosillo para garantizar el abasto.

El Chito Díaz agregó que “existen alrededor de 500 pozos concesionados a empresarios agrícolas y de otros giros comerciales, y que el año pasado se clausuraron 25 de ellos por extraerse más de 100 millones de metros cúbicos”. Orale, hay un chorro de agua.

Así las cosas, la información anterior es una muy buena noticia para quienes proponen comprar más derechos de agua de agricultores para aumentar el abasto a la zona urbana.

Desde hace años los agricultores de la zona de “Los Bagotes” vendieron sus derechos de uso de agua al gobierno municipal para dotar de agua a los sedientos hermosillenses. Quienes proponían que se comprara más agua a los agricultores costeños, se basaban en que primero estaba el derecho al agua para consumo humano que al agrícola.

La noticia del “Chito” Díaz y de la CONAGUA de que hay un gran déficit de agua en la Costa de Hermosillo, no es ninguna novedad, porque siempre se ha sabido que los mantos acuíferos en la zona agrícola costeña están sobreexplotados.

Hay que ver las cosas por el lado bueno. La CONAGUA informa que hay déficit de agua, no que no haya agua, y que la dependencia federal apoyará a los productores agrícolas con inversiones para que tecnifiquen sus campos.

Y agrega que buscarán otras alternativas para ahorrar agua y destinarla al consumo humano y riego agrícola. Lo dicho, hay agua en la Costa, pero mal administrada. Lo mejor de todo es que la CONAGUA ya pone como prioridad ahorrar agua en la Costa, para destinarla al consumo humano y el riego agrícola.

Si hay un control en las extracciones, el agua de la Costa de Hermosillo podría seguir enviándose a la capital sonorense desde Los Bagotes o de otras regiones en donde las tierras están abandonadas, y sus dueños están deseosos de hacer el gran negocio de vender el agua que no es de ellos sino de la Nación a precio de oro, y sacarse la lotería sin comprar cachito.

Para resolver en lo inmediato la escasez de agua en la capital, la CONAGUA y las autoridades estatales y municipales ya deberían de estar trabajando para convencer a los agricultores de otras regiones de la Costa de Hermosillo para que vendan sus derechos de uso de agua para destinarla a la zona urbana, porque va para largo el litigio con los productores del sur de Sonora, cajemenses en general y con los yaquis por la construcción del acueducto de El Novillo.

En el caso de la alternativa de construir una Planta Desaladora, nomás no hay tiempo ni futuro, pues la inevitable llegada del PRI a la Presidencia de la República truncará todos los planes y negocios del Nuevo Sonora.

Más triste se pone el asunto para los funcionarios del Nuevo Sonora en su intención de cristalizar su megaproyecto agrícola, luego de que los indígenas yaquis del Pueblo de Vícam, Tórim, Ráhum,Húirivis, Cócorit y Bácum reclamaron sus derechos de agua en misiva dirigida al director nacional de la CONAGUA, José Luis Luege Tamargo.

http://www.termometroenlinea.com/blogs1.php?artid=25223&relacion=termometroenlinea&columna201=EN%20POCAS%20PALABRAS&cids=201

Leave a reply