Sí se vierten aguas negras a la laguna

Tabasco


 

Daniel Salinas Falcón, aseguró desconocer en dónde se sitúan las descargas, pero en su mayoría son efectuadas por los cárcamos que están en desperfecto. (Foto: Felipe Pérez/El Heraldo de Tabasco)

El Heraldo de Tabasco

27 de septiembre de 2012

 

Jesús Manuel Domínguez

Villahermosa, Tabasco.- Aunque reconoció que muchas descargas clandestinas vierten sin control miles de litros de aguas negras a la Laguna de las Ilusiones, el coordinador del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS), Daniel Salinas Falcón aseguró que el cárcamo de Ernesto Malda recupera más del 90 por ciento de las provenientes del sistema de drenajes de varias colonias de esta zona.

"Hay descargas clandestinas que no las tenemos localizadas, pero que sí siguen vertiendo aguas negras al cárcamo, eso tiene efectos negativos directos sobre el cuerpo de agua y las especies que ahí habitan; nosotros hacemos nuestro trabajo y tratamos de mantener en perfectas condiciones los equipos, no obstante siempre se presentan fallas por desperfectos cuando las precipitaciones rebasan la capacidad de los cárcamos", dijo.

Explicó que debido a las torrenciales lluvias registradas la noche anterior a la mortandad de peces, se quebró un tubo de drenaje en la calla Fernando Montes de Oca de Lindavista, situación que generó la derrama de miles de litros de aguas negras hacia la laguna, situación que vino a complicarse por la avería de una bomba en el cárcamo de la misma colonia.

Sin embargo, los desperfectos fueron corregidos y todo volvió a la normalidad, aunque es preciso destacar que el agua de drenaje contribuyó al problema que acabó con cientos de peces. "Ese día nos falló parte del equipo y desafortunadamente las aguas negras pasaron, no sé exactamente qué cantidad, pero evidentemente las aguas negras fueron a dar a la laguna", abundó.

En el mismo orden, Salinas Falcón refirió que no es precisamente un problema derivado del funcionamiento del SAS, sino más bien de un fenómeno que suele presentarse en la temporada de lluvias hacia los meses de septiembre y octubre, incluso hay un referente histórico documentado por administraciones pasadas, aunque no hay que descartar que tenga que ver la falla del cárcamo.

"No quiero eludir responsabilidades, por eso reconozco que hubo problemas con una bomba, pero es parte de las situaciones que se nos presentan como es el caso de los ríos, donde sube la turbiedad a tal grado que no la podemos controlar y la gente se queda sin agua en las casas", enunció.

http://www.oem.com.mx/elheraldodetabasco/notas/n2710319.htm

Leave a reply