Simulación, remediación del ecocidio en Río Sonora

Fideicomiso, “caja chica” y electoral rumbo al 2015…

Hasta este momento, a más de dos meses, el conflicto sigue, las autoridades continúan simulando la ayuda, la población va dejando pasar el tema, las “cortinas de humo” aumentan; la contienda política está a la vuelta de la esquina y Grupo México, continúa con la contaminación ante una legislación ambiental débil y de frágil papel…

Por Fernando Ocaño Vázquez / Dossier Politico

Dia de publicación: 2014-10-09

Hermosillo. Sonora.(DP), En los últimos 2 meses, la zona del Río Sonora fue afectada por un derrame de ácido por descuido o negligencia de Grupo México en su minera Buenavista del Cobre, una de las mayores explotadoras del mineral a nivel mundial.

 

El derrame se originó el 6 de agosto del 2014 contaminando así el Río Bacanuchi, afluente al Río Sonora, con 40 mil metros cúbicos de lixiviados de sulfato de cobre (CuSO4), provocando casos en habitantes que presentaron dermatitis y gastroenteritis por los corrosivos que contiene el agua de uso regular para varios pueblos y rancherías de la región.

 

El encauce del Río Sonora va hacia la presa “El Molinito” la cual desborda en la presa “Abelardo L. Rodríguez” causando principalmente contaminación en los municipios de Cananea, Arizpe, Banámichi, Huépac, Aconchi, Baviácora, San Felipe de Jesús y Ures, a su vez se ha encontrado contaminación en distintos pozos que surten del vital líquido a gran parte de la ciudad.

 

Las medidas de restricción del agua por parte de la Conagua es que la población se desista de utilizar el agua del río y de los 322 pozos y norias (125 de uso agrícola; 80 de pecuario; 72 de urbano-agua potable; y 45 de diversos usos) ubicadas a 500 metros a cada margen del río.

 

Al analizar el agua contaminada, el primer estudio resaltó que había niveles fuera del margen establecido de distintos contaminantes como cobre, arsénico, aluminio, cadmio, cromo, fierro, manganeso y plomo, causando así daño en las cosechas y en el ganado de la región, así como la fauna y el mismo ecosistema que rodea al Río Sonora.

 

Mientras las autoridades…

 

Ante el daño, los Alcaldes de los 7 Municipios con más afectación se reunieron con el representante del Gobierno Federal, a su vez secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida y el gobernador Guillermo Padrés Elías, anunciando la creación de la Comisión Especial para administración del fideicomiso.

 

Navarrete Prida expuso que el fondo “será manejado en blanco y negro”, con esto quiso decir que hará digeribles los resultados a presentar semanalmente sobre la utilización del dinero que GM dispuso para el fideicomiso administrándose la cantidad de 500 millones de pesos, la cual se dispondrá cada que sea necesario  para la obra de limpieza y reconstrucción  del área afectada, aseguró que el apoyo será entregado de inmediato.

 

Entre otras declaraciones, el titular de Cofepris, Mikel Arriola, afirmó que el monitoreo del agua y de la contaminación en la cosecha y ganado está constante, dado el trabajo en conjunto con investigadores de la Universidad de Sonora, los cuales están apoyando a llevar a cabo un estudio más detallado y científico de la situación epidemiológica de la zona.

 

A su vez se dijo que la leche del ganado de la región era aceptable para el consumo humano y que no tardaba mucho en restablecerse la economía del a región.

 

Reactivación de la economía

 

En la reunión llevada a cabo en la Cámara de Diputados se acordó formar una Comisión Especial, la cual administraría el proceso del fideicomiso y salvaguarde de la situación en la que se encuentran los habitantes del Río Sonora y sus alrededores los que integraron la comisión especial son:

 

Presidente: Dip. Marco Antonio Bernal Gutiérrez.

Dip. Lorenia Iveth Valles Sampedro.

Dip. David Pérez Tejada Padilla.

Dip. Francisco Alfonso Durazo Montaño.

Dip. Lilia Aguilar Gil.

 

Los diputados federales tocaron el tema de la reactivación de la economía ribereña, en el apartado E:

 

  1. Peticiones de la población afectada a la Comisión Especial.

 

Durante la visita a la zona afectada, en el Municipio de Ures, se acercó a la Comisión Especial el Ing. Jorge A. Gastélúm como representante de los productores agropecuarios y prestadores de servicios del Río Sonora,

 

En su exposición de motivos indicó la pérdida de las cosechas por falta de riego oportuno, señalando también que la comercialización de los productos de la región se vio seriamente comprometida, igualmente se señala que la producción y la prestación de servicios colapsaron.

 

En dicho escrito se hacen las siguientes peticiones:

 

Saneamiento ambiental: Entendida como la limpieza total del medioambiente contaminado, especialmente del cauce del Río Sonora y los terrenos afectados, así como la restauración de la flora y la fauna, sugiriendo que dichas tareas sean realizadas por una instancia internacional especialista en el tema ecológico como Greenpeace.

 

Indemnización de daño: Entendida como el pago de las pérdidas generadas en todos los sectores económicos de la población afectada: agricultura, ganadería, comercio y prestación de servicios.

 

Han sugerido que las pérdidas se determinen por medio de un censo real de cuantificación de daños e ingresos no obtenidos por la población damnificada presente y proyectada en forma real, dependiendo de la magnitud y temporalidad del daño, que deberá realizar la instancia competente del Gobierno Federal.

 

Reactivación de la economía regional: Entendida como la construcción y reconstrucción de infraestructura que reactive económicamente a las poblaciones del Río Sonora, con infraestructura en salud con un Hospital Regional de especialidades para atender los daños presentes y futuros de la población afectada.

 

Infraestructura agropecuaria con establecimiento de sistemas de riego tecnificado en las 10 mil hectáreas agrícolas de la zona afectada, que incluyan reubicación y equipamiento de pozos agrícolas y pecuarios.

 

Infraestructura urbana con la reubicación y equipamiento de los pozos para abastecimiento de agua potable de las poblaciones afectadas, incluyendo plantas potabilizadoras, así como la construcción de plantas tratadoras de aguas residuales para reutilización en riego y otros usos.

 

Infraestructura económica con un fondo especial para financiamientos blandos de largo plazo para el desarrollo de proyectos productivos generadores de empleo temporal y permanente.

 

Trabajos de mejoramiento de suelos y retención de agua en las 900 mil hectáreas de agostadero de los siete municipios.

 

Reposicionamiento de la zona del Río Sonora con una intensa campaña de promoción a nivel regional e internacional.

 

Adicionalmente, la Comisión Especial recibió dos escritos, el primero por parte del Sr. Manuel Ernesto Romero Reyes, ex-trabajador de la Mina Buenavista del Cobre (Anexo 8) y otro, por parte diversos pobladores de la comunidad de Ures (Anexo 9), en la que se denuncia a la Mina Buenavista del Cobre por problemas que han causado a sus comunidades.

 

En una de las reuniones de la Comisión Especial, la diputada perredista Lorenia Valles San Pedro declaró que “la autoridad le debe dar seguimiento puntual y la información tiene que fluir y resolverse el problema”

 

La comisión anunció que se presentarán un programa de Desarrollo Regional que marca el sustento de los pueblos por la empresa minera, esto por la incertidumbre que se ha generado porque la contaminación podrá escalar a largo plazo.

 

Este programa, dijo, implica la reactivación de la economía de la región que está severamente afectada, sin quitar el dedo del renglón de que se le puede revocar la concesión a la empresa minera y eso se lo hicieron saber al titular de Semarnat y al mismo Procurador Ambiental.

 

A su vez, distintos súpermercados y productores a mayor escala invierten en la mercancía que no se ha vendido en el Río Sonora, por el temor a que sea producto contaminado

 

Dimes y diretes…

 

En el marco del desabasto de agua, la contaminación por la mega minera Grupo México, la caída de la economía ribereña, el alza de los precios, son algunos de los problemas que se han ocasionado.

 

En el mismo contexto, resaltaron algunos conflictos políticos y algunos dimes y diretes por parte del Gobierno del Estado con secretarios y titulares de distintas dependencias federales, a su vez la información de la presa que se encontraba cercana a la zona de contaminación propiedad de la familia Padrés durante algunos años.

 

En algunas declaraciones, el Gobernador del Estado hace mención a la visita obtenida, tanto del Presidente de la República o el Secretario del Gobernación, los cuales nunca han atendido al llamado.

 

En el caso de las disputas con algunos miembros del Gobierno Federal, Guillermo Padrés Elías declaró que los delegados de Conagua y el delegado de la Profepa y Semarnat, debían ser destituidos pues muestran incompetencia en el caso de la contaminación.

 

Ante esto, Haro Bélchez afirmó que el Gobierno Federal mantiene la postura y que ningún delegado federal puede ser destituido por el Gobernador estatal en turno.

 

A su vez, el vocero Presidencial, Eduardo Sánchez Hernández dijo, “el gobernador Guillermo Padrés no está en facultad de destituir a delegados federales, eso sólo es función del presidente de la República”.

 

El Gobernador Guillermo Padrés, al cuestionarlo si fuese posible donar la infraestructura que se encuentra en el rancho propiedad de su familia, declaró que “no tengo ningún problema en donar la infraestructura de la presa familiar, ya que el agua que corre por la misma no es utilizada y más bien es para protección ante la corriente tan fuerte que pasa por esa zona”.

 

Hasta este momento, a más de dos meses, el conflicto sigue, las autoridades continúan simulando la ayuda, la población va dejando pasar el tema, las “cortinas de humo” aumentan; la contienda política está a la vuelta de la esquina y Grupo México, continúa con la contaminación.

 

Por otro lado, los municipios aledaños a una de las venas principales del vital liquido dentro del Estado de Sonora, el Río Sonora y a su vez, el Río Bacanuchi, pozos cercanos, la presa “El Molinito” y posiblemente la “Abelardo L. Rodríguez”, están sufriendo  las complicaciones de no tener recursos para poder continuar su vida de manera normal hasta antes de el ecocidio industrial.

 

Recrudece contaminación

 

La contaminación registrada por el derrame de ácidos se recrudece ante la creciente provocada por las últimas lluvias registradas en la región que de paso, arrastra los miles de sacos que contienen la tierra tóxica levantada en las tareas de limpieza del Río Sonora, por lo que a las víctimas de negligencia les llueve sobre mojado.

 

La denuncia hecha llegar a Dossier Político por activistas en defensa de las familias del Río Sonora, advierten que hoy la contaminación es mayor a la registrada el mismo 6 de agosto con el derrame de entre 40 y 240 mil metros cúbicos de ácidos y otros tóxicos utilizados en la extracción y lavado del cobre en la mina localizada en Cananea.

 

Advierten que estos miles de sacos de tierra tóxica nunca fueron llevados a la presa de jales por lo que ante la creciente provocada por las lluvias de la última semana por el fenómeno “Odile”, éstos fueron de nuevo arrastrados al Río Sonora.

 

El presidente de la asociación “Remediación Pronta y Justa del Río Sonora”, Jorge Alberto Gastélum López, llamó a la Comisión Técnica del Gobierno de la República para atender los daños por el ecocidio en la región, a que la indemnización a los afectados sea total y se inicie con 10 mil pesos por habitante.

 

El representante de esta agrupación con más de 7 mil 200 habitantes del Río Sonora expone a la Comisión Técnica que “nuestro objetivo es representar a la ciudadanía en general, para solicitar ante quien corresponda la indemnización pronta y justa a todos y cada uno de los afectados de esta importante e histórica región del Estado de Sonora”.

 

Señala que la intención  de esta asociación es que inicialmente se cumpla con la indemnización por el daño moral causado a todos los habitantes de los municipios afectados, con un pago mínimo de diez mil pesos por habitante, lo cual se cubriría con un monto menor a doscientos veinte millones de pesos y que se realicen las acciones necesarias para el saneamiento del medio ambiente de esta región; tanto del Río Sonora como de su flora y fauna.

 

Además, Gastélum López que se indemnice en forma congruente y trasparente a quienes están sufriendo  pérdidas en todos los sectores económicos.

 

“Que se realicen acciones de mejoramiento en infraestructura urbana como la reubicación y equipamiento de pozos para el agua potable, potabilizadoras y  plantas tratadoras  de aguas residuales y con acciones de equipamiento urbano principalmente de salud con el mejoramiento del hospital regional de Ures, para atender los daños inmediatos y futuros en la salud de la población afectada”, precisa.

 

Así mismo, muy especialmente que se reactive la economía de la región con acciones de infraestructura agropecuaria turística  y social apoyando  proyectos productivos  en todos los sectores económicos con los recursos del fideicomiso especialmente constituido para este caso, y así reposicionar la marca Río Sonora hoy desplomada por causa del ecocidio.

 

“En este acto les hacemos entrega de una copia certificada del Acta Constitutiva de nuestra agrupación denominada Remediación Pronta y Justa del Río Sonora A C, con el fin de que sea escuchada la voz de la sociedad civil organizada; agradecemos a la Presidencia de la Republica su intervención para la remediación de los daños causados por el ecocidio,  con la creación del Fideicomiso y la Comisión Técnica del Gobierno de la Republica que lo administrara”.

 

Y reitera a todos los integrantes de esta importante comisión, “nuestra más distinguida consideración y respeto y no dudamos que serán atendidas las demandas más sentidas por la ciudadanía, aquí sintetizadas”.

 

Por la tarde del viernes, Carlos Arias en conferencia de prensa describió que el 24 de agosto realizaron sobrevuelos, “Grupo México no actúa para detener la contaminación o para remediar lo que provocaron, sino que el 24 de agosto continué haciendo inspecciones visuales aéreas e iba a hacer mi trabajo en la zona y de paso a la mina.

 

Aquel domingo ellos jamás pensaron que íbamos a ir, veo que en el represo que ordenamos que construyeran para contener los contaminantes para que no siguieran fluyendo al río, veo que la mina tiene una motobomba instalada en el represo, ahí se ve la manguera descargando hacia el arroyo, ellos han alegado que no estaban haciéndolo pero esta es una medida criminal e intencional”, denunció.

 

“Informamos de esto a Conagua, Semarnat y Profepa para que investiguen, porque una cosa es un accidente, pero aquí parece intencional; por eso el Gobernador me autoriza para informar que el Gobierno del Estado rompe totalmente cualquier relación con la minera de Cananea, así que a la otra voy entrar con la fuerza pública para garantizar que apliquen las medidas ordenadas por Protección Civil”, precisó.

 

Indicó que Grupo México “está haciendo ampliaciones en Buenavista del Cobre así que le pedí a la mina que presente su diagnóstico de riesgo como obliga la ley antes de comenzar la construcción, como no lo hicieron me vi obligado a realizar una inspección”.

 

“Por lo que se encontró suspendimos las labores de trabajo de esa planta, pero más tardamos en suspender que ellos en seguir trabajando, fuimos de nuevo a constatar legalmente que continuaba la obra y nos negaron el acceso frente a un notario público que atestiguó la falta, así que ahora iremos pero con la fuerza pública a clausurarlos”, advirtió Arias Soto.

 

Al cumplirse el primer mes del derrame más devastador en la historia del que se tenga registro, el director de Seguridad y Salud del Grupo México, Enrique Valverde Durán, aseguró que los mil 200 trabajadores han levantado al momento mil 170 metros cúbicos de tierra con ácidos, sulfatos y tóxicos del Río Sonora.

 

La limpia

 

Durante un recorrido que organizó la empresa de Germán Larrea para los medios de comunicación desde “El Molinito”, Ures y hasta Arizpe, el directivo de la compañía minera responsable del derrame de más de 40 mil metros cúbicos de tóxicos ocurrido el 6 de agosto, afirmó que debido al peso y dimensiones de la maquinaria pesada tiene que retirarse de los márgenes diariamente.

 

Valverde Durán describió que Grupo México contrató a las empresas Gluyas, Coesin Trax, TCC, Tierra Caliente, Construplan y MCC para realizar las labores de limpieza junto a los mil 200 trabajadores que a diario emplean en Bacanuchi, Arizpe, Aconchi y “El Molinito”, a través de brigadas asignadas en estos puntos donde se registra mayor volumen de contaminación.

 

El directivo de Grupo México externó que derivado de estas tareas de levantamiento de materiales pesados y tóxicos que son trasladados todos los días a los Jales, en Cananea, se ha logrado un avance de casi 40 por ciento; aunque su porcentaje se refiere a la limpia de 92 kilómetros de los 250 kilómetros de longitud del Río Sonora lo que representa el 36 por ciento.

 

El director de Seguridad y Salud del Grupo México estimó que 30 días, es decir, en octubre, culminen las labores de limpieza de los seis frentes y cuadrillas responsables del levantamiento del tóxico vertido en el Río Sonora, cuyos altos niveles ha obligado a las autoridades federales a cerrar más de 500 pozos e impedir a la población disponer del agua para consumo humano.

 

En las tareas de limpieza, indicó, participan especialistas, químicos y ecólogos que aportan sus capacidades para que el levantamiento de metales sea efectivo y eficiente, donde los mil 200 trabajadores utilizan para la labor palas, picos y carretillas para sacar los materiales y trasladarlos a la presa de Jales, en Cananea, Sonora.

 

En relación a las aportaciones realizadas a los habitantes de Arizpe, Banámichi, Huépac, San Felipe de Jesús, Aconchi, Baviácora y Ures, sostuvo que el Grupo México ha destinado más de 50 millones de litros de agua, similar a los 40 millones de litros de tóxicos que contaminaron la región, situación que hoy enciende los focos rojos y alarman un inminente estallido social.

Estallido social, a la vista

 

Los Alcaldes del Río de Sonora clamaron al presidente de la CEDH Sonora que alce la voz y se una a la demanda social contra el Grupo México, responsable de la contaminación del Río Sonora y le externaron el riesgo de un estallido social.

 

“Estamos desesperados, urgen medidas emergentes para evitar un estallido social, agradecemos que aquí en la CEDH nos presentan soluciones y nos demuestran que están haciendo su trabajo, en la reunión con la Comisión Especial de diputados nos quedamos inconformes, luego, luego, se levantaron y se fueron”, expuso el alcalde de Baviácora.

 

A través de un comunicado, Raúl Ramírez informa que sostuvo reunión con los Presidentes Municipales de Arizpe, Banámichi, Baviácora y Ures a quienes expuso avances en las investigaciones que lleva a cabo la CEDH Sonora y mostró la demanda que presentará ante la Agencia del Ministerio Público de la Federación contra la empresa del Grupo México.

 

El Ombudsman sonorense escuchó cada uno de los planteamientos de los Alcaldes de Arizpe, Vidal Guadalupe Vázquez Chacón; de Banámichi, Jesús Lauro Escalante Peña; de Baviácora, Francisco Javier Durán Villa y de Ures, José Manuel Valenzuela Salcido, quienes expresaron su temor de que ocurra un estallido social por lo que se comprometió a estar en la zona afectada la próxima semana para hacer juntos un solo frente..

 

“Estamos desesperados, urgen medidas emergentes para evitar un estallido social, agradecemos que aquí en la CEDH nos presentan soluciones y nos demuestran que están haciendo su trabajo, en la reunión con la Comisión Especial de diputados nos quedamos inconformes, luego, luego, se levantaron y se fueron”, expuso el alcalde de Baviácora quien destacó además el apoyo del gobernador Guillermo Padrés Elías.

 

Precisó que la empresa debe reparar el daño lo más pronto posible pues se está perdiendo la cosecha de chile, de elote, chiltepín y cacahuate, “necesitamos un documento que nos asegure la empresa que va a pagar el daño; las cosas se están saliendo de control, se requiere de ese plan emergente”, documento en el que la CEDH coadyuvará a elaborar y mediará para que se cumpla.

 

Lento, apoyo oficial

 

El Presidente Municipal de Banámichi señaló que lo más urgente es tener agua todos los días, pero también que fluyan los apoyos del Gobierno de la República y del Estado para garantizar a la población los servicios básicos, “todos estamos en la misma situación, queremos agua, esa es la principal preocupación y que se implementen acciones en el campo por parte del Grupo México”.

 

El Alcalde de Ures indicó que “cada vez hay más incertidumbre, hay días que sí llevan agua los trabajadores del Grupo México pero otros días no, la gente no sabe si tendrá agua mañana, la mina utiliza a dos personas para repartir el agua, pero no les da de comer y no pueden estar repartiendo el agua todo el día solos”.

 

Apuntó que “lo que estamos pidiendo es que se hagan compromisos por escrito entre la Federación, el Estado y el Grupo México para que nos den certidumbre y nosotros poder dárselas a la gente, que la entrega de tinacos sea pareja, equitativa, urge la aplicación de los programas que tienen, que aporten recursos para la pavimentación y alumbrado público, necesitamos recursos para pagar la electricidad”.

 

Peligro inminente

 

En tanto, el Alcalde de Arizpe advirtió que “el daño del represo es apenas el uno por ciento de lo que pueden hacer los 9 represos de la mina, que además de que son los más grandes no cuentan con permisos para su construcción, el represo que colapsó era el más seguro y ya ven el desastre que causó”.

 

Dijo que el Grupo México no ha retirado los tóxicos del arroyo Las Tinajas y pronto volverá a llover y el riesgo será mucho mayor, mientras las autoridades tardan en exigir a la minera el retiro de concesión y la reparación del daño a las familias del Río Sonora.

 

“De ser necesario nos plantaremos junto a la población y los Alcaldes por fuera de las oficinas del Grupo México y en esta acción, se invitará a todos los Senadores y Diputados Federales por Sonora para que nos acompañen y se sumen en un solo frente común en el Distrito Federal, hasta que nos atienda Germán Larrea pues ya es hora que dé la cara y resuelva el problema de tajo y no a cuenta gotas como si se tratara de una limosna”, aseveró.

 

Los Alcaldes de la región se reunieron este fin de semana con un grupo de ambientalistas de Greenpeace que se encuentra en el Río Sonora para tomar muestras de los tóxicos y  metales pesados que se encuentran en las entrañas del Río Sonora, con el fin de realizar un informe alterno a los que ha presentado el Gobierno de la República.

 

Greenpeace en Río Sonora

 

El organismo ambientalista con representación en México, informó que el reciente derrame de sustancias tóxicas a los Ríos Sonora y Bacanuchi es sólo la “punta del iceberg” de la contaminación tóxica de nuestros ríos por la mala gestión de las cuencas, la poca supervisión a las industrias por parte de la Conagua y la laxitud de leyes y sanciones.

 

Pese a la existencia de una  Ley de la Responsabilidad Ambiental -que entró en vigor el 7 de julio del 2013  y que establece la reparación de daños en caso de delitos cometidos contra el ambiente- hace falta una revisión a la parte de las sanciones para inhibir a las empresas a contaminar.

 

“En el caso de Sonora, la multa para Grupo México, cuyo dueño es el tercer hombre más rico del país, es irrisoria; la Conagua estableció el pago por 1.2 millones de pesos por las afectaciones a al menos 22 mil habitantes de siete municipios, mientras que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente aplicaría una multa por 40 millones de pesos más la reparación del daño de la cual no se establece una cifra.

 

El pasado 22 de agosto, Greenpeace México lanzó una seria advertencia y asegura que México es “un paraíso” para contaminar; respecto al derrame en Sonora refiere que “el derrame en el Río Sonora es sólo la “punta del iceberg” de la contaminación tóxica de los ríos mexicanos”.

 

¿Las afectaciones ambientales a corto y mediano plazo para 7 municipios cuestan sólo 40 millones de pesos?, definitivamente no, pero pareciera que México está de oferta para quien guste contaminar”, cuestiona el organismo pro ambientalista internacional con sede en México.

 

En el primer posicionamiento relacionado al derrame de tóxicos, expone que “el 6 de agosto ocurrió el peor desastre ambiental en Sonora, el derrame de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre mezclados con ácido sulfúrico y altas concentraciones de metales pesados muy dañinos para la salud y los ecosistemas, provenientes de la mina Buenavista del Cobre, en Cananea, perteneciente al Grupo México; cuyo dueño es Germán Larrea, el tercer hombre más rico del país”.

 

Riesgo a salud pública

 

Describe que esta descarga de lixiviados mineros con arsénico, níquel, fierro, cobre, cadmio, manganeso y aluminio, ponen en riesgo a por lo menos 22 mil personas que habitan en 7 municipios aledaños a los ríos Sonora y Bacanuchi: San Felipe, Arizpe, Aconchi, Banamichi, Ures, Baviácora y Hermosillo.

 

“Entre los daños que pueden causar los altos niveles de metales en el agua son problemas en el sistema nervioso, daños hepáticos, pulmonares, renales, reproductivos y neurológicos, que pueden propiciar enfermedades como el Alzheimer, mal de Parkinson, saturnismo, hepatitis, cáncer, hemocromatosis o hasta la muerte, en el caso del arsénico”, advierte el organismo.

 

Añade que los municipios afectados están recibiendo agua potable en botellas o pipas pues la principal fuente para sus actividades fue contaminada.

 

“La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) anunció que Grupo México deberá pagar una multa de 40 millones de pesos y monitorear la calidad del agua en el Río Sonora cada quince días, en un periodo de cinco años, hasta garantizar que deje de ser peligrosa para la salud de los sonorenses”, precisa.

 

“El derrame en el Río Sonora es solo la punta del iceberg de la contaminación tóxica de los ríos mexicanos. De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, el 70% de los ríos nacionales presentan algún grado de contaminación, pero poco o nada se está haciendo para revertirlo y mucho menos para prevenir”, apunta Greenpeace.

 

Precisa además que la laxitud de leyes permite a las empresas seguir contaminando pues en teoría se les exige un “pago” o la “reparación del daño” en la zona donde ocurrió el desastre, pero sin tomar en cuenta las externalidades.

 

Daño total

 

Por ejemplo, el derrame en el río Sonora no sólo afecta a las comunidades aledañas al afluente sino también vulnera derechos de otras, como la Tribu Yaqui que por años han luchado para evitar que se les restrinja el acceso al agua para actividades agrícolas, a cambio de que el líquido llegue a la zona urbana de Hermosillo a través del Acueducto Independencia, cuyo funcionamiento fue suspendido por la Suprema Corte de Justicia.

 

“Ahora, este mandato judicial podría desobedecerse ya que el río Sonora – que llevaba agua a la ciudad de Hermosillo desde la presa ´El Molinito´, de la cual se extraían 8 millones de metros cúbicos- está contaminado”, señala.

 

Después de afirmar que la Comisión Especial de diputados federales donde ella participa tendrá “mano dura” contra el Grupo México, la legisladora federal sonorense Lorenia Valles Sampedro afirmó que el Río Sonora no será descontaminado con pico y pala.

 

“Con una pala y un pico no se va a poder limpiar la contaminación, me llama la atención que convoquen a la sociedad civil para que formen brigadas para rescatar el Río Sonora, es irresponsable que llamen a la gente cuando el retiro de tóxicos requieren equipamiento y capacitación técnica, no arriesguemos a más ciudadanos y que repare el daño la mina”, dijo la diputada federal.

 

En la víspera, Lorenia Valles Sampedro informó que este miércoles 3 y jueves 4 de septiembre, acudirá a Sonora la Comisión Especial recién integrada por siete diputados de diferentes partidos que visitarán la región del Río Sonora actualmente contaminado por ácido sulfúrico.

 

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).concluyó en su estudio que el derrame el derrame de 40 mil metros cúbicos de químicos tóxicos al Río Sonora se debe a “fallas en el amarre en un tubo de poliuretano y en una válvula” y no a las “lluvias atípicas” como argumentara el GM.

 

La Semarnat expone que estas fallas técnicas y de seguridad “son imputables a la empresa Grupo México, dueña del complejo minero Buenavista del Cobre, un informe sobre los hechos en el que refieren que aunque la empresa ha argumentado que el percance se ocasionó por las lluvias, reportes del Sistema Meteorológico Nacional (SMN) demuestran que esto es absolutamente falso”.

 

La Sección 65 del Sindicato Nacional Minero documentó, grabó, fotografió, realizó análisis clínicos y denunció al Gobierno del República y del Estado, la contaminación del Grupo México a los mantos freáticos y al Río Bacanuchi desde el 2009; sin embargo, tanto el ex presidentes Felipe Calderón como el ex gobernador Eduardo Bours Castelo, hicieron “ojo de hormiga”.

 

De investigaciones realizadas por Dossier Político se obtuvieron registros fotográficos, clínicos del agua y oficios con sello emitidos por el Sindicato Nacional Minero a la Profepa, Semarnat, Conagua, así como al Estado, denuncias que después de 5 años hacen eco internacional con el derrame del pasado 6 de agosto por fallas de conexión de una válvula de un represo, sin permiso de construcción, que contaminó el Río Sonora.

 

Añejos, derrames de minera

 

El material, mismo que se encuentra en poder de este medio, desprende una serie acciones que mineros de la Sección 65 llevaron a cabo a fin de detener el daño ecológico y al medio ambiente provocado por falta de mantenimiento a los equipos y serias fallas de seguridad e higiene, aspectos no atendidos que constituyeron la huelga iniciada el 31 de julio del 2007.

 

Al igual que a la empresa, la Sección 65 advirtió desde el 2007 a la Conagua, Profepa y Semarnat sobre los riesgos de que los represos de la expresa Mexicana de Cananea colapsaran; sin embargo, el Gobierno de la República y del Estado ignoraron sus alertas.

 

“Como lo fue en su momento las condiciones que se agravaban en las instalaciones de la empresa Mexicana de Cananea, el Sindicato Minero Sección 65 alertó oportunamente y solicitó el apoyo inmediato de las autoridades federales y estatales para evitar que el represo colapsara sobre las cuencas del Río Bacanuchi y posteriormente, el Río de Sonora”, señala a Dossier Político Jesús Verdugo.

 

Las pruebas

 

El presidente del Comité de Huelga de la Sección 65 expone a demás que “los documentos que demuestran  nuestras demandas son las pruebas de que el riesgo existía y que desde el día treinta de julio del 2007, no se han escuchado por parte de las autoridades, ni federal ni estatal o de la empresa, principalmente las administraciones panistas ni de la actual”.

 

A continuación presentamos los oficios dirigidos:

 

El 08 de octubre del 2008  la Profepa recibió la denuncia hecha a través del oficio No.DS-SG-UGA-IA-0756-8, promovida por el Comité de Huelga de la Sección 65 del Sindicato Minero  el día 08 de Sep.2008 y fue hasta el día 25 de marzo del 2011 que resolvió el delegado de Profepa en Sonora, licenciado Alán Francisco Munro López, dando por concluido la denuncia y archivándose los autos correspondientes.

 

Para el 29 de julio del 2009, el Comité de Huelga no dejo de insistir, se vuelven a girar las mismas peticiones a la Conagua, Profepa y Semarnat para que hicieran las gestiones necesarias ante Mexicana de Cananea y Grupo México “para que se le diera  la atención lo más rápido posible y se evite una contaminación que podría traer consecuencias graves, ya que con fecha 14 de abril del 2009 se retiró el personal de confianza encargado de las emergencias en las instalaciones de la empresa”.

 

El Comité de Huelga de la Sección 65, además informó al entonces gobernador del Estado, Eduardo Bours Castelo; a la Secretaría de Gobierno que encabezara el Lic. Wenceslao Cota Montoya; a la L1X Legislatura del Congreso del Estado.

“Asimismo a la Conafor, a cargo del Sr. Luis Salvador Porras López, ¿entonces, quién nos miente?”.

 

El líder minero señala a DP que “nos hemos conducido con toda la responsabilidad que esto implica, pero las autoridades tanto estatales como federales sólo obedecieron el proteger a los dueños de la mina, quienes estos sólo nos han dejado un sinfín de sustancias tóxicas y prohibidas en los represos propiedad de la mina.

 

Éstos, siguen contaminando de manera constante a toda la población de Cananea y que hoy lamentablemente, las consecuencias de estas irresponsabilidades repercuten en los pueblos de Bacanuchi, Tahuichopa, Arizpe, Aconchi, Banámichi, Baviácora hasta llegar a Hermosillo”, acusó.

 

Lo anterior, inevitablemente afecta a más de 25 mil habitantes quienes exigen justicia y se castigue a los responsables de ésta, “provocada por Mexicana de Cananea y por los corruptos que se han prestado en seguir protegiendo al empresario Germán Larrea Mota Velazco”

 

“Por esta y otras razones exigimos la cancelación inmediata de la concesión a Grupo México por considerarlo un peligro para la Nación Mexicana”, asevera Jesús Verdugo Quijada.

Mineros de la Sección 65 del Sindicato Nacional Minero advirtieron al Grupo México sobre el riesgo de un derrame ante la falta de mantenimiento en los represos después de 7 años de sin atender las medidas de seguridad e higiene en la minera Buenavista.

 

Viejas filtraciones 

 

Durante el recorrido que Dossier Político realizó por la zona contaminada por ácido sulfúrico, sulfatos de cobre y minerales pesados, Antonio Navarrete expresó que “nosotros advertimos a la empresa que además del daño a la región por el tema de la huelga, tanto en materia económica como social, también sufrirían daños los represos”.

 

Expuso que ante la falta de mantenimiento y la falta de experiencia de los nuevos operadores y de la empresa, estos contenedores de materiales sufrieron afectaciones que a 7 años de insistir en realizar las reparaciones y brindarles la atención que requerían, hoy el daño ecológico resulta irreparable, por lo que la minera debe limpiar y corregir el impacto ambiental.

 

“Les dijimos que habría filtraciones y que serían más grandes cada vez si no se les daba la atención debida, si no se les daba mantenimiento constantes, sobre todo en tiempos de lluvia; pero no nos hicieron caso y ahí están las consecuencias de la irresponsabilidad de los dueños del Grupo México”, señaló el minero.

 

Integrantes del Sindicato Nacional Minero, de la Sección 65 y ejidatarios de la región, claman por la presencia de Greenpeace en el Río Sonora tras el derrame de tóxicos de la mina Buenavista, propiedad del Grupo México, al tiempo de exigir la cancelación de la concesión de la empresa.

 

Antonio Navarrete quien junto a Jesús Verdugo y Heriberto Verdugo, presidente del Comité de Huelga de la Sección 65 y delegado en Sonora del SNM, respectivamente, iniciaron una campaña de concientización sobre el impacto ecológico, “definitivamente que esto es una tragedia y Greenpeace podría tomar de oficio y visitar la zona del desastre ecológico”.

 

Lamentó que las autoridades tardaran para tomar las medidas preventivas, por eso los mineros decidieron sumarse en este esfuerzo para llevar a cada una de las comunidades información exacta y técnica sobre los efectos de los tóxicos en el agua, medio ambiente, animales y aíre del Río Sonora.

 

“Todos deben saber la realidad de lo que pasa en Cananea, necesitamos que la prensa sea imparcial y objetiva, que la gente del Río Sonora sepa además que deben entablar las demandas penales contra el Grupo México, contra esa compañía que ha saqueado, arrebatado y contaminado el ambiente, el agua y el aire de la región2, señaló.

 

Afirmó que toda la ayuda es importante, sobre todo de aquellos organismos internacionales que no tienen  compromisos con la empresa ni con las autoridades federales, “sabemos de la importancia de contar con las personas de Greenpeace, mucho pueden hacer y cuanto antes mejor”.

 

Policía Federal privada 

 

El bloqueo a los accesos del complejo minero “Buenavista del Cobre” es pacífico, la gran incógnita para la Sección 65 y para el Sindicato Nacional Minero ha sido desde hace 7 años la presencia de un fuerte contingente de la Policía Federal en Cananea, señaló Jesús Verdugo.

 

En entrevista para Dossier Político, el presidente del Comité de Huelga que desde hace 7 años  mantiene la lucha laboral contra el Grupo México externó que cuentan con informes de que al menos 2 mil 500 agentes federales se encuentran “acuartelados” en algunos almacenes, casas y lugares aledaños a la mina.

 

“En Asamblea General, se determinó iniciar con este bloqueo pacífico para exigir al Gobierno de la República la cancelación de la concesión al Grupo México por el daño que ha ocasionado por años a Cananea y ahora a los habitantes del Río Sonora con el derrame de tóxicos; aunque los bloqueos son una protesta pacífica sabemos que al menos 2 mil 500 policía federales en descanso, se encuentran acuartelados en almacenes y lugares cercanos”, apuntó el líder minero.

 

Precisó que los bloqueos a los accesos de la mina serán permanentes hasta que la autoridad garantice con un documento que hará valer los derechos de los afectados por la contaminación, provocada con el derrame de ácidos y sulfatos de cobre a las familias ribereñas.

 

Sobre el exhorto que hiciera el Congreso de la Unión al Gobierno de la República para que cancele la concesión al Grupo México, Jesús Verdugo dijo que es tiempo de que se tomen este tipo de decisiones que desde hace años han esperado por la devastación de la tierra, el medio ambiente y aire producto de los proceso de extracción de cobre de las minas, los cuales se siguen realizando sin respetar las medidas de seguridad.

 

“A temprana hora tomamos los dos principales accesos a la mina de manera pacífica, participamos 800 mineros, 400 por cada acceso; el bloqueo es permanente u seguiremos firmes en la lucha hasta que nos den un papelito donde nos aseguren que cumplirán con la legalidad y se les repare el daño a la gente del Río de Sonora”, externó.

 

Manifestó que 500 mil pesos para los afectados es poco en comparación con el daño ocasionado por la mina “Buenavista del Cobre”, propiedad del Grupo México.

 

Las acciones de Grupo México 

 

Mediante un comunicado emitido a través de la Bolsa de Valores derivado del exhorto del Congreso de la Unión de cancelar la concesión de la mina Buenavista del Cobre, el Grupo México aseguró que pagó 3.5 mdp a los Municipios del Río Sonora, insistió que el incidente fue por la lluvia y rechazó la demanda penal de Profepa.

 

En el documento, la empresa minera enfatiza que “rechazamos las acciones legales punitivas anunciadas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), dada la naturaleza fortuita del incidente y la pronta y completa respuesta de la empresa… (el derrame) fue “consecuencia de las lluvias por arriba de la media durante el mes de julio y los primeros días de agosto en la Región de Cananea, Sonora”.

 

La minera propiedad del Grupo México expone que se tomaron las siguientes acciones a favor de los habitantes del Río de Sonora:

 

Se otorgaron 3.5 millones de pesos a los 7 Municipios por el apoyo en los servicios ambientales y pago de personal en la distribución de agua, combustibles y materiales diversos relacionados con la filtración ocurrida.

 

Entrega de más de 13 millones de litros de agua para uso humano y doméstico.

 

La movilización de 877 pipas que han sido entregadas en los municipios y sus localidades.

 

La entrega de 58 tinacos de 5 mil litros cada uno para las escuelas de la región para asegurar su aprovisionamiento.

 

El funcionamiento de 4 auto-tanques que están en funcionamiento ininterrumpido, que en conjunto tienen capacidad para 467 mil litros, para almacenamiento y distribución de agua en la región; además, la instalación de 5 plantas purificadoras en Huépac, Ures, Baviácora, Aconchi y Arizpe.

 

La contratación de 30 expertos del área de desarrollo comunitario y cientos de personas más a las distintas comunidades para ayudar a responder cualquier necesidad de la población y atender puntualmente las recomendaciones de las autoridades.

 

Se están realizando obras y equipamiento de pozos en todos los Municipios involucrados, en espera de recibir la autorización de las autoridades competentes para su utilización.

 

Como se recordará, la Profepa anunció acción penal contra el Grupo México y presentó formalmente la demanda ante el Agente del Ministerio Público de la Federación y estrenar así la recién aprobada Ley Federal de Responsabilidad Ambiental misma que contempla una multa de 40 millones de pesos a la empresa propiedad del Grupo México.

 

El cáncer de la desinformación 

 

La “bola de nieve” que se formó contra el Grupo México, el Gobierno del Estado, Federación y Municipios del Río Sonora por tratar de ocultar los efectos del derrame de ácido de un represo de la mina Buenavista, ocurrido el pasado 6 de agosto, derivó en la desinformación generalizada a la población que vive en la zozobra.

 

La falta de agua potable después del cierre de pozos, las campañas anticipadas que realizan integrantes del PAN y del PRI; el lucro de garrafones expendidos hasta en 150 pesos, la debacle de la economía regional, la mortandad del ganado, la pérdida de productos y alimentos regionales, pasan a segundo término pues la gente desconoce el impacto real de la contaminación porque no se les ofrecen datos oficiales.

 

Las expresiones de los habitantes ribereños es de miedo, incertidumbre e inseguridad sobre el futuro inmediato de la región en los rubros de salud pública, educación, economía, empleo, alimentación y en general, en la reactivación y el regreso a la normalidad en el Río Sonora.

 

Dossier Político realizó un recorrido desde el origen del derrame y desde entonces, de Cananea a Ures, la falta de información completa, verídica y certificada, se convierte en el peor cáncer que pudieran padecer los más de 22 mil habitantes de la región; en tanto, se llevan a cabo una serie de reuniones entre el Estado, ejidatarios y ganaderos para poner en marcha los programas sociales existentes para estas contingencias.

 

Hoy, dos meses y 3 días de la tragedia ecológica considerada por los expertos como la peor ocurrida en Sonora, la verdad máxima es que la omisión, negligencia y en general, la responsabilidad se le atribuye a la mano del hombre.

 

Hasta este momento, a más de dos meses, el conflicto sigue, las autoridades continúan simulando la ayuda, la población va dejando pasar el tema, las “cortinas de humo” aumentan; la contienda política está a la vuelta de la esquina y Grupo México, continúa con la contaminación ante una legislación ambiental débil y de frágil papel.

 

 

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=149704. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=149704&relacion=&tipo=Principal1&categoria=1

 

 

Leave a reply