Sin gota de agua, recibos a tiempo.

La otra cara de la moneda.

Sin gota de agua, recibos a tiempo.

Enfermedades estomacales se han registrado entre colonos.

  • 2011-10-01•El Tema

Los tanques lucen vacíos debido a que el agua no llega a las llaves de las viviendas. Lorena Rodríguez Rojas

La colonia Doctor Lucas Vallarta Robles sufre de insuficiencia en el agua potable así lo manifiesta los nayaritas que viven ahí “Siempre se ha tenido el problema de abastecimiento de agua, supuestamente llega diario pero la verdad es que cuando nos va bien llega dos o tres horas por día y no tiene la presión suficiente como para utilizar mangueras o alguna otra cosa que se necesite”, comentó la presidenta de la colonia María Rodríguez Duarte.

En el mejor de los casos el agua llega cada tercer día y en la madrugada, señalan los vecinos.

Con respecto a las consecuencias que han sufrido por la falta de agua se han presentado diferentes enfermedades estomacales debido a que no se cuenta con este servicio para el lavado de alimentos, ni tampoco se puede satisfacer la higiene personal.

“En cuanto a los recibos éstos llegan puntualmente a nuestros domicilios y con un monto como si el servicio fuera completo y de la mejor calidad, cuando la realidad es muy diferente”, aseguró Rodríguez Duarte.

La colonia ha recibido la visita de varias personas públicas, pero solo cuando éstos necesitan de ellos que por lo regular es en temporada de elecciones y que después abandonan a su suerte.

Los colonos comentaron que el abastecimiento de agua decayó aún más cuando se instalaron diferentes plazas comerciales cercanas a los alrededores pero no está asegurado que esta sea una causa real.

“Ya van varias quejas que metemos a Sistema Intermunicipal para los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa), ya que varias veces la bomba que nos suministra el servicio se descompone y tardan en arreglarla”, explicó.

El núcleo de todo este problema es que el pozo de agua que nos proporciona el servicio ya no logra a abastecer a tanta gente, la Ciudad creció así como las colonias y la demanda ya no es la misma.

“Los que vivimos en esta colonia no estamos acostumbrados a que nos regalen las cosas, siempre trabajamos por ellas, lo único que pedimos es que nos apoyen ante esta situación que día a día ha ido incrementando”, dijo la Presidenta.

El reclamo de la Presidenta es que ya no le pongan agua diariamente, sino más tiempo, ya que es insuficiente el bombeo.

Lorena Rodríguez Rojas

http://impreso.milenio.com/node/9036047

Leave a reply