Situación en Coahuila: Advierte la ASE debacle de los Simas

Situación en Coahuila: Advierte la ASE debacle de los Simas

  • Fuente: Édgar González
  • 19 julio 2012
  • Los problemas financieros de los organismos operadores de agua justificarían su manejo por parte de empresas privadas

Saltillo.- Los problemas financieros de los sistemas de agua potable en la entidad, detectados en las Cuentas Públicas 2010 emitidas por la Auditoría Superior del Estado, hacen inminente que sean manejados en un futuro próximo por empresas privadas.

Aunque el primer paso se dio hace años con la llegada de Aguas de Barcelona para crear una sociedad de negocio con el Ayuntamiento de Saltillo, al crearse a Aguas de Saltillo, una empresa mixta, el segundo paso ha sido dado en Ramos Arizpe.

En ese municipio industrial colindante con Saltillo y parte de la Zona Metropolitana de la región Sureste, Agsdal establecerá también una sociedad con el Ayuntamiento de Ramos Arizpe bajo un nuevo esquema en el que un asiento del Consejo será para el Gobierno Estatal, que tendrá una participación accionaria de entre el 1 y 2 por ciento solamente.

Agsal se prepara para invertir entre 15 y 20 millones de pesos para solucionar el problema de falta de agua para la población y la industria ramosarizpenses.

Sin embargo, el problema de falta de agua, de poca eficiencia en la distribución, en el cobro y los desaciertos financieros que convierten a los organismos operadores de agua potable en barriles sin fondo, persisten en la mayor parte de los municipios de la entidad.

Según una fuente del Gobierno Estatal, el futuro de la mayor parte de los sistemas municipales de agua potable está en la operación a través de una empresa privada, guiados por especialistas que asesorarán en los principales problemas advertidos, para hacer a los Simas autosuficientes y con alto grado de eficiencia en el servicio público.

Aunque el modelo económico del funcionamiento de Aguas de Ramos Arizpe por el momento está con el 51 por ciento de las acciones para el municipio, el 48 por ciento para Agsal y el 2 por ciento para el Gobierno estatal, no es precisamente el que operaría en otros municipios.

Idealmente, en los Simas el modelo sería el completo funcionamiento a través de una sola empresa que operaría a través de asesorías de personas capacitadas.

Si bien en Ramos Arizpe la falta de agua potable ha traído como consecuencia el enfado de la población, quienes más han lamentado la falta de agua son los industriales, que se unieron para pedir la llegada de un esquema privado en la operación del sistema de agua.

Los Simas de la entidad en su mayoría están operando con un escaso margen de ganancia en el mejor de los casos, porque en otros se reportan pérdidas escandalosas que van hasta el 151 por ciento respecto a los ingresos, como en el caso de General Cepeda.

Aunado a la deficiencia financiera, un lastre que arrastran los Simas son las observaciones millonarias por parte de la Auditoría Superior del Estado, en muchos de los casos, por aplicar criterios más relacionados con la política que con la administración saludable, como descuentos no autorizados a los usuarios.

mb

http://www.vanguardia.com.mx/situacionencoahuilaadviertelaasedebacledelossimas-1332889.html

 

 

Leave a reply